Javier Villa, director de “We love flamenco” y “Go Eventos”: “Doble Erre nos ha vetado modelos, maquilladores, peluqueros, diseñadores… Puedo contar miles de cosas”

Imprescindible. Así podríamos calificar esta entrevista exclusiva a “Sevilla Magazine” donde, por vez primera, se ponen sobre la mesa, muchos rumores que, sobre la “guerra”, SIMOF / Doble Erre y “We love flamenco” / “Go! Eventos” se llevan escuchando muchos años. Unas declaraciones que, en dos entregas, harán tambalear al mundo de la moda en Sevilla…

por Ricardo Castillejo

Javier Villa es, junto a Laura Sánchez, director de la empresa “Go! Eventos y Comunicación” y de los certámenes “We love flamenco” y “VIVA”. Dos pasarelas de moda flamenca cuya repercusión, la primera en concreto -y siete años después de comenzar-, han llegado a nivel nacional afianzándose, junto a SIMOF, como las dos plataformas del sector más relevantes. Las comparaciones entre ambos eventos han sido muchas, aunque Javier Villa -que, por vez primera habla alto y claro, y como nunca antes se había hecho-, trata de dejar claro cuáles son las diferencias.

-¿Cuál sería el balance de tus certámenes este año?

-Estamos muy contentos porque, en siete años, es un orgullo tener tanta repercusión mediática, que los diseñadores cada vez sean más los que solicitan participar en “We love flamenco” o en “VIVA”, que todo está más organizado… Nos hemos ido acostumbrando al Hotel Alfonso XIII, por donde pasan 15.000 personas y que tiene una serie de pautas que el propio emplazamiento nos marca para que no se interfiera con la clientela que está hospedada allí. Que todo eso haya ido fluyendo, que los propios empleados de allí te feliciten por lo bien que ha ido la organización, que el público también esté contento en general (porque, aunque siempre hemos tenido problemillas por el aforo y los asientos, eso ya se ha mejorado)… Mi balance es bastante positivo. Las miras de “We Love Flamenco” han sido que posicionara el mundo de la moda flamenca donde se merecía y creo que, poco a poco, lo vamos consiguiendo. A nivel nacional, Laura, mi socia, ha desfilado en Cibeles el pasado domingo, y le han comentado que hay qué ver la que estaba liando, que allí se escucha ya mucho la moda flamenca y antes no sonaba…

-¿Qué diferencias encuentras entre el “We love” del principio y el actual?

-Son abismales porque la primera edición nació como una prueba, como algo que nos demandaban y todo muy local. Tuvimos la suerte de, por contactos, invitar a prensa de Madrid que nos dio una pequeña cobertura. “Hoy Corazón” nos publicó y, aunque es una revista a nivel nacional, no es “VOGUE”, que nos ha sacado hace poco, ni es “ELLE”, ni es “Woman”. Éstas son publicaciones de moda, lo que nosotros queríamos. Evidentemente, todos los medios locales y del corazón suman, pero nuestras miras eran que se viera como “moda” (con todo el respeto a los demás, que obviamente son necesarios y estoy encantado de que estén).

-¿Cuáles son las diferencias entre “We love flamenco” y “VIVA”? ¿Están claras?

-Cuando empezó “We love” teníamos mucha demanda y la tarde del domingo era para emergentes. Hacíamos desfiles colectivos, donde participaban tres o cuatro firmas presentando una colección pequeña de doce trajes, pero aquí, como des la mano, te cogen el brazo (risas). Por eso pensamos en que teníamos que centralizar eso y conceptualizar la pasarela para que el creador que lleva 20 años en el mundo laboral no se sienta mal porque haya quien, con mucho trabajo y mucho ímpetu, venga apostando fuerte, pero sin lo mismo haber pasado por currárselo cuando nadie hacía moda flamenca. Entonces conceptualizamos “We love flamenco” para que estuvieran las empresas consagradas, con su tienda, su taller, sus empleados… No gente que trabaje exclusivamente en su casa con una costurera o un asistente, o que lo haga solo para la temporada. “VIVA”, por tanto, es para quienes están empezando o aquellos que todavía no disponen esa capacidad o ese movimiento empresarial de ventas pues, muchos de ellos no tienen ni web. Por otro lado, hay un comité de expertos que selecciona quién tiene que estar en “VIVA” y quién no.

-Precisamente una de las críticas que se han hecho a SIMOF en los últimos años es que desfila cualquiera que pueda pagar la pasarela, sin criba previa de calidad… ¿En “We love flamenco” también pasa eso?

-No, es más, en esa pasarela que mencionas desfilan empresas que no lo hacen en “We love flamenco” porque no las hemos dejado.

-¿Qué es lo que sientes tú cuando dicen que copias a Doble Erre en todo?

-(Risas). Pues que no es verdad, así de simple. Yo no copio a ninguna empresa, hago mi trabajo. Estudié una carrera de Dirección y Gestión de Empresas Turísticas y desde mi primer curso me incorporé a hoteles. Cuando terminé estaba en el Hotel Al-Andalus y me llamó mi orientadora de la facultad diciéndome que había una vacante en Doble Erre de prácticas. Entre allí para tres meses y me llevé nueve años, con sus días y sus noches, sus pros y sus contras. Cumplí mi labor y terminé una etapa. Monté una zapatería y luego se me ofreció hacer la inauguración del Hotel EME, para lo que conté con las modelos de Doble Erre. Lo que pasa es que a ellos les pareció poco y empezó una guerra, para mí, absurda. Después me fui con mi amiga Laura Sánchez a la playa y, estando allí, surgió “Go! Eventos” y, en octubre de ese año, se formalizó en una empresa de servicios de organización de eventos y comunicación. Empezamos en una oficina pequeña en la calle San Jorge y en principio no iba a abarcar el mundo de la moda, pero surgieron cosas por nuestro entorno hasta que, hoy día, como tú has visto, estamos en la calle Adriano en un espacio de 340 metros cuadrados. Para mí copiar es otra cosa. A mí nadie me paga mi hipoteca, ni mi alquiler, ni mis seguros sociales. Todo eso lo pago yo porque me lo curro. Si habláramos de copia podríamos preguntarnos quién copió a quién porque, analizando los que hacemos un trabajo que otra empresa anterior ya ha hecho, lo mismo podríamos decir que todo es una copia. En Sevilla ha habido agencias de modelos antes y Miss España que eran empresarias y que tenían escuelas de modelos. Más allá, “Go! Eventos” se parece muy poco a Doble Erre.

-¿Cuáles son las diferencias?

-De mi empresa a lo mejor suena mucho “We love flamenco”, porque es el evento más mediático que tiene, pero no es exclusivamente eso. La única pasarela de moda que hacemos es ésa porque lo demás son contrataciones, como la que hace el Ayuntamiento de Lepe con su pasarela… Pero la nuestra no es una empresa de moda como tal. Tiene una escuela de modelos muy pequeñita, pero somos más de relaciones públicas, comunicación y eventos que de eso… Mientras, Doble Erre se centra más en la moda (o, al menos en mi época, es lo que hacía).

Óscar Higares, Laura Sánchez, Paloma Lago y Javier Villa.

-¿Hay algo que haya aportado “We love flamenco” que no lo haya hecho SIMOF?

-Yo te diría que “We love” no se parece a nadie, por muchos motivos. Aquí no por pagar se desfila y, en otras pasarelas, todos sabemos que sí. Aquí se cuida el mínimo detalle y, aunque hay mucho que mejorar, Laura y yo luchamos cada edición porque no seamos una pasarela local (algo que las otras, bajo nuestro punto de vista, sí lo son). Hemos logrado que empresas de primera línea sean patrocinadoras o colaboradoras de este evento: zapatos de Lodi; Lâncome como productos de maquillaje; Rowenta, que también patrocina Madrid Fashion Show… Ése es el concepto de “We love flamenco”: posicionarnos más aún como una pasarela que arranque la moda a nivel nacional (y ya si es internacional, mejor todavía). Las otras pasarelas son más locales, no han avanzado. Las infraestructuras son las mismas, las modelos son las mismas, el equipo de maquillaje y peluquería es el mismo… No soy prepotente ni lo pretendo ser, pero hemos tenido hasta los ilustradores de primera línea para nuestros carteles. Todo eso cuesta dinero, hemos invertido mucho hasta en la entrada, que no es un ticket ni una fotocopia, sino una impresión maquetada. Por suerte, la competencia tiene otras miras, y eso ha hecho que sigamos avanzando. SIMOF lleva 25 años y tiene un canal en Youtube desde el año pasado. “We love”, desde el primero.

En SIMOF desfilan empresas que no lo hacen en “We love flamenco” porque no las hemos dejado”

-Y ya que te va tan bien “We love”, ¿no sería un buen momento para cambiar el lugar? Porque, a pesar de haber mejorado, el Alfonso XIII sigue siendo pequeño para tanto público y eso puede repercutir, por citar algo, en retrasos de desfiles…

-Somos una gran familia y tenemos la suerte de que los propios diseñadores, que pagan un canon por formar parte de la pasarela, tengan la libertad de que, si algo no les gusta, lo digan y se les escuche. También pueden hacerlo los periodistas, las modelos, el patrocinador… Todo lo escuchamos. Este año, los dos primeros días estaba, como director, un poco como perdido. Sentía como que todo iba funcionando pero que no como pensaba que tenía que hacerlo. Así, el viernes por la mañana tuvo lugar el desfile de Sandra Ybarra, que es tan especial y tan bueno -es más, creo que los que hablan tantas tonterías y generan tantas polémicas deberían estar allí y vivirlo, por lo menos una vez para valorar lo que de veras somos- y, cuando terminó, reuní a todo mi equipo y, en una simple charla, todos se pusieron las pilas. El día anterior tuvimos unos retrasos de 45 minutos y bajamos a unos 10, que es algo bastante razonable. Volviendo a la pregunta, “We love flamenco” no se concibe sin el Hotel Alfonso XIII. Que a lo mejor tiene que ser menor el aforo, habrá que hablarlo con los propios diseñadores, que son los protagonistas.

-¿Cuántas personas forman parte de equipo?

-En la pasarela de “We love”, unas noventa y, ya en “Go!”, cinco.

-Mencionabas antes el tema del Hotel EME con las modelos que contrataste y la molestia que causó en Doble Erre… ¿Es cierto que os han vetado modelos?

-¿Modelos? Y maquilladores, peluqueros, diseñadores… He recibido llamadas telefónicas a clientes, tengo mails y hasta dos burofaxes para cancelar eventos porque, según ellos, eran ideas suyas que yo había copiado por haber formado parte de esa empresa… Puedo contar miles de cosas. Tengo un problema de piel, psoriasis y, en el primer “We love” me brotó por todo el estrés que tuve, pues me tuve que reunir con el presidente de FIBES, Gaspar Sáez -al que no conocía de nada- y me dijo que me ofrecía FIBES gratuitamente si celebraba lo mío después de SIMOF o que, si no, me cerraría las puertas del Palacio. Le respondí que no lo iba a cancelar y que no me iba a ir allí porque los diseñadores que me incentivaron a hacer mi pasarela no querían estar en FIBES.

-Por cierto, ¿habéis invitado alguna vez a Raquel Revuelta a “We love flamenco”?

-Precisamente este año, mi socia ha llamado a Pedro González y no le ha cogido el teléfono. Íbamos a invitarlos al desfile de Ángeles Verano por su 25º Aniversario.

-¿Crees que en algún momento en lugar de enemistad habrá una fraternidad?

-“Go! Eventos” existía y Laura Sánchez ha desfilado en SIMOF porque una diseñadora lo quiso. Lo que pasa es que, cuando nació “We love flamenco”, ya nos enterraron. Mantengo una relación bastante cordial con Pedro González. Es más, él ha tenido una serie de problemas y lo he llamado, porque me nace. Lo único que, cuando estamos juntos, establecimos como un acuerdo por el que no hablamos de nada de estas cuestiones que estoy refiriendo. Él ha tenido una serie de problemas con su empresa y me los ha contado a mí en calidad de amigo. Si sigue abanderando a quien le ha hecho daño, es su problema, no el mío. Yo no abandero a Doble Erre porque me ha hecho daño, me lo sigue haciendo y me lo intenta seguir haciendo. Como él dijo, esto es un divorcio premeditado y, cuando alguien se divorcia, pasa de su pareja. Mi luto, ya me lo he quitado.

Go! Eventos” ha pagado por el Casino de la Exposición, pero no sé si las demás empresas pueden demostrar lo mismo. Y también es una realidad que las dos empresas que han hecho eventos ahí han hecho lo imposible para que nosotros no estuviésemos o que, si estuviéramos, pagáramos”

-¿Qué aprendiste en los nueve años que estuviste en “Doble Erre”?

-A trabajar mucho. Muchísimo.

-¿Ahora trabajas menos?

-Ahora trabajo mucho, pero para mí.

-¿Y hasta qué punto está Laura implicada en el negocio? Porque hay bulos de que solo pone la cara…

-Me encanta hablar de los bulos (risas). La empresa es de los dos. Laura está quizás más involucrada que yo, en el sentido de que ella tiene una serie de contactos a los que no tengo alcance como empresario. Hemos conseguido que Nati Abascal venga a “We love flamenco” y eso no lo hice yo, lo hizo Laura Sánchez. Es un tándem formalizado en una notaría con unos porcentajes y donde, además, tengo una nómina como empleado. Si mañana cambiara de trabajo, seguiría teniendo mi tanto por ciento como socio y Laura tendría el suyo. Eso sí, de no haber estado ella involucrada, no hubiéramos llegado a donde hemos llegado. Cada uno ha puesto su parte.

-Echando cuentas al “We love”, pienso… ¿tanto dinero se le saca a eso?

-Es una pena que un evento con una proyección tan amplia, que ha crecido tanto en tan poco tiempo y que ha tenido a nombres tan importantes de la moda y de la empresa, no tenga una ayuda pública. Es increíble. Nosotros hemos llamado a muchas puertas, pero quizás nos haya cabreado más el haber ido, porque nos han contado una milonga que nos ha indignado. “We love flamenco” nos genera más proyectos durante el resto del año pero, si valoramos todo lo que lleva detrás desde el 1 de mayo hasta el 26 de enero, si sumamos todas las horas y el beneficio que da, no es rentable. A “Go! Eventos” le son más rentables los Premios Goya, donde vamos a tener el equipo de maquillaje, pero “We love” es nuestra inversión en publicidad porque no podemos tener una ayuda económica pública, como tiene SIMOF.

We love flamenco” no se concibe sin el Hotel Alfonso XIII. Que a lo mejor tiene que ser menor el aforo, habrá que hablarlo con los propios diseñadores, que son los protagonistas”

Casi todas las pasarelas de Doble Erre tienen ayudas públicas y vosotros no… ¿Te motiva esto alguna reflexión?

-Como empresa, olé por ellos, pero las instituciones públicas deben mirar para todos porque el alcalde es de todos, dicen, y la Junta es de todos, dicen.

-¿Piensas que la moda tiene ideologías políticas?

-En Sevilla, sí. A la vista está. “Go! Eventos” ha pagado por el Casino de la Exposición, pero no sé si las demás empresas pueden demostrar lo mismo. Y también es una realidad que las dos empresas que han hecho eventos ahí han hecho lo imposible para que nosotros no estuviésemos o que, si estuviéramos, pagáramos. Y, con todas las trabas del mundo, hemos pagado. De hecho, el lunes después de “We love flamenco” aún no tenía el Casino para “VIVA”…

(continuará mañana)

(Visited 751 times, 1 visits today)

Leave a Reply