Visita fugaz de María José Suárez a España (con detención incluida): “Alguien que te sepa hacer un vestido y favorezca a la mujer con él, es diseñador”


La diseñadora ha sido entrevistada por “Sevilla Magazine” justo antes de salir la noticia de su detención coincidiendo con la presentación de la campaña de cosmética inteligente, con productos premium, de Cien de Lidl

Por Pepe Zarza

Tal y como llegó a España la detuvieron. Según ha podido saber “Sevilla Magazine”, María José Suárez llegó el martes de Punta Cana, ayer asistió a un evento en Madrid, luego tuvo que ir a Sevilla por compromisos con su negocio y hoy, si no hay más contratiempos, se vuelve a la República Dominicana. Los motivos que la llevaron a los juzgados de la Plaza de Castilla nada más pasar su pasaporte por el control no serían otros que dos supuestas deudas económicas que la ex Miss España tendría con Hacienda y con Tráfico a causa de unas multas por alquileres de coches. La noticia saltó poco después de que hablara con nosotros y le preguntáramos por su nueva vida fuera de España y su faceta como diseñadora. 

-Se te ve muy feliz, ¿estás ahora en tu mejor momento?

-Estoy contenta porque me va muy bien profesionalmente y soy muy feliz con mi familia. Pero he tenido también momentos muy buenos sin estar casada y sin niños. Creo que son épocas de la vida y hay que sacarle la parte positiva a lo que vives.

-¿De qué forma describirías entonces esta etapa?

-A nivel profesional estoy encantada porque en mayo inauguramos tienda en Madrid y estoy volcada de lleno en este proyecto. Seguimos con la firma a nivel internacional con diseños en República Dominicana, Italia, China y Arabia Saudí. Cuando estoy en Madrid echo de menos el estar aquí y el día a día en la ciudad, pero todo no se puede tener. Ahora me toca estar fuera de España por el trabajo de mi marido y, además, me da mucho juego a la hora de dedicarle tiempo al diseño.

La maternidad de idílica tiene ratitos, lo que ocurre es que en las redes sociales ponemos cuando el niño te hace una gracieta o una foto bonita. No vamos a poner cuando está malito y tienes que pasarte la noche en el hospital”

-¿Cómo es vivir la moda desde el otro lado como diseñadora?

-Es una visión completamente diferente. Creo que, por la edad o mi matrimonio reciente, me da mucha tranquilidad no tener que estar desfilando o pasando. 

-¿Qué opinas de que muchos diseñadores critiquen a famosos que entran en el mundo del diseño?

-Intrusismo profesional ha habido siempre en cualquier profesión. Lo importante es que demuestres tu valía. He estado viendo la película de Lady Gaga, que es cantante, y me la estaba creyendo como actriz, me estaba gustando y me daba igual que no haya estudiado interpretación porque me ha transmitido. Alguien que te sepa hacer un vestido y favorezca a la mujer con él, es diseñador. Lo importante es el talento y no la etiqueta de para lo que te hayas formado. 

Desde que se levanta por la mañana desayuna en la terraza, va todo el rato con su pañal y descalzo… Estamos creando a un pequeño salvaje”

-Has estado viviendo en Miami y ahora en Punta Cana, ¿te trastocan estos cambios de hogar?

-Después de pasar un año en Miami, decidimos cambiar y probar en la República Dominicana. Ha sido una buena decisión y vamos a echar raíces y los próximos años los vamos a pasar allí. 

-Has sido mamá con 42 años, ¿crees que eso te ha quitado más o te ha aportado algo distinto?

-No sería sincera si te dijera que solo me ha aportado, también me ha quitado. Tengo amigas que han sido madres a los 25 y los niños tienen ya 18 años, como Raquel Rodríguez, y ese primer momento ya lo pasó. A mí no me habría gustado la maternidad con esa edad porque aposté por mi carrera profesional y no todo el mundo ha tenido la oportunidad de ser Miss España con todas las oportunidades que eso te brinda. No era momento de parar mi carrera para tener un niño. Lo he ido aplazando hasta que he tenido un instante en el que he estado más tranquila y estoy aprovechando la infancia de mi hijo de una manera brutal. Todos los días estoy con él. Si lo hubiera hecho antes, habría tenido que estar trabajando. 

-Entonces ya lo has vivido, ¿dirías que la maternidad es tan idílica como la pintan?

-De idílica tiene ratitos, lo que ocurre es que en las redes sociales ponemos cuando el niño te hace una gracieta o una foto bonita. No vamos a poner cuando está malito y tienes que pasarte la noche en el hospital, cuando te da mala noche y no duermes, o cuando no quiere comer y te tira el plato (risas). La maternidad tiene una cara B, evidentemente, pero la ilusión y el apoyo de la persona que quieres, ayuda.

-¿Y cómo es el peque? ¿Se parece a ti?

-Es igual que el padre. De mí tiene los ojos, que los tiene muy grandes y muy expresivos, pero la forma de ser y los gestos son del padre. Hasta se come las uñas con un año y medio como él. 

-¿Y en Punta Cana cómo se desenvuelve?

-Está mucho más feliz allí que en Miami, porque la vida allí es más relajada y la hace al aire libre. Desde que se levanta por la mañana desayuna en la terraza, va todo el rato con su pañal y descalzo… Estamos creando a un pequeño salvaje. El otro día fuimos a un centro comercial, le quise poner unos zapatos y me los tiró a la cara (risas). Está todo el tiempo cogiendo cocos, jugando en la arena… Ahora lo llevo a la guardería para que se relacione con otros niños y no esté todo el día conmigo y con la chica que tenemos en casa. 

(Visited 170 times, 1 visits today)

Leave a Reply