Victorio y Lucchino unen moda y solidaridad en la Feria de Abril


Ayer se presentó en la Feria de Sevilla una colección solidaria de Victorio y Lucchino -inspirada en una mujer “gordita” y “normal”- y la marca Botón Moda Ética con Arantxa de Benito y Cecilia Gómez como madrinas

Por Pepe Zarza

La esperada Feria de Abril (aunque este año sea en marzo) recibió ayer una visita muy especial: la de los diseñadores Victorio y Lucchino. La cita con los artistas sevillanos vino justificada por la presentación de su primera colección solidaria junto a la marca Botón Moda Ética a favor de la Fundación Infancia sin Fronteras. Fue la caseta Turismo del Ayuntamiento la que acogió el acto, al que acudieron como madrinas Arantxa de Benito, ex mujer del futbolista Guti, y la bailaora Cecilia Gómez. Ambas lo hicieron vestidas como lo merecía la ocasión: traje de gitana, flor en la cabeza y mantoncillo. Quizás fueron los zapatos de la primera, unas alpargatas con cuña, lo único que desentonó del “total look” ferial mientras que Cecilia, por su parte, lucía un maravilloso vestido blanco estampado con lunares rojos.

Arantxa de Benito en la presentación de Victorio y Lucchino
La bailaora Cecilia Gómez acudió vestida de flamenca

Una vez los diseñadores y las invitadas atendieron a todos los medios individualmente -y se sirviera un aperitivo a los asistentes-, la presentación del proyecto, en la que, entre otros, estaba el también creador Tony Benítez, comenzó a las 14:00 horas. Infancia Sin Fronteras lleva más de veinte años trabajando para los pequeños más desfavorecidos y a esa ayuda se ha sumado en esta ocasión Cecilia Gómez: “Se trata más de corazón que de telas”, comenzó diciendo la artista, haciendo referencia al eslogan del Taller de Costura Solidario con el que la fundación lleva a cabo estos trabajos. Así, bajo ese espíritu solidario, Victorio y Lucchino han querido dejar su sello en unas camisetas, minivestidos y bañadores que conforman esta primera línea.

Camisetas diseñadas por Victorio y Lucchino

El 100% de los beneficios de la venta de estas prendas (cuyos precios giran en torno a los 20 euros) se destinará a la ayuda de mujeres y adolescentes de zonas vulnerables. “Desde que nos presentaron esta propuesta la cogimos con mucho corazón y mucho cariño. Es una maravilla poder estar ayudando a estos niños que lo necesitan todo”, aseguraron los protagonistas de la cita, añadiendo, además, que no tardaron ni 24 horas en decir que sí a todo. Más allá, el diseño de las prendas es una reivindicación a la “mujer normal”, “gordita” y, eso sí, vestida de flamenca. Asimismo, recibieron como regalo de los niños de la fundación un grabado elaborado con papel reciclado, mostrándose con ello el talento con el que estos chicos y chicas se desenvuelven en las manualidades.

(Visited 161 times, 1 visits today)

Leave a Reply