Vicky Martín Berrocal “Tengo una paz que antes no tenía”

La sevillana presenta “¿Qué haría Vicky?”, un libro en el que expone su punto de vista sobre terrenos tan diversos como la familia, la amistad, la belleza y, cómo no, el amor…

Ricardo Castillejo

Acaba de cumplir 40 años y, desde la experiencia que da el camino recorrido, Vicky Martín Berrocal se presenta como una mujer renovada capaz de vivir tranquila sin necesidad de ninguna pareja que la acompañe. Eso no significa que la diseñadora haya renunciado al amor que, al contrario, sigue siendo uno de los motores de su vida junto a su hija Alba, fruto de su matrimonio con Manuel Díaz, “El Cordobés”. De todo eso, y mucho más la sevillana ha querido confesarse para “Sevilla Magazine” con motivo de la publicación de su primer libro, “¿Qué haría Vicky?”. Un estupendo manual para aprender del carisma de una apasionada de la vida que, afincada ahora en Madrid, sigue teniendo su corazón en Sevilla.

portada-que-hari-vicky_grande

-¿Por qué ha decidido publicar este libro? Creo que le llegaron antes otras ofertas…

-Pues sí. Hace cuatro años me ofrecieron el primero y, hasta éste, no he decidido embarcarme en esta aventura. No es mi biografía pero sí mi visión a través de mis experiencias de una serie de temas. Me sentía capaz y era el momento. Además, me he encargado de todo: la fotografía, los colores y, por supuesto, escribirlo.

-Es que habrá quien piense que no sea obra suya como hay quien piensa que usted no hace las cosas que firma, ¿no?

-No, no, no. Llevo mucho tiempo y ya tienen que opinar de otra manera. Soy tan de verdad que, si no me encargara personalmente de todo lo que hago, no sería posible. Se notaría. He escrito en los ratitos que he podido mientras preparaba mis colecciones pero es algo mío. Una especie de libro de autoayuda para las mujeres que se sientan débiles, acomplejadas, que no sean seguras. Te motiva a tirar de tus sueños. He explicado cómo afronto los problemas y los resuelvo porque Vicky no ha tenido un camino fácil. He llorado mucho en lo profesional y en el amor pero es lo que me ha pasado y así lo cuento.

-¿Qué le han dado los cuarenta?

-Estoy mucho más calmada y tengo una paz que antes no tenía. No sé si será la edad pero me siento feliz y tranquila. La persona que ves es lo que hay. Alguien valiente, sincera, apasionada, capaz de comerse el mundo, auténtica, trabajadora incansable, responsable y extremadamente perfeccionista.

-¿Defectos?

-¡Uy! ¡Muchos! Soy impaciente y la mentira me saca de mis casillas. Incluso a lo mejor decir lo que pienso en cada instante es un defecto pero no hay que tener miedo.

La empresaria sevillana junto al polifacético Boriz Izaguirre en la presentación de su libro.

La empresaria sevillana junto al polifacético Boriz Izaguirre en la presentación de su libro.

-¿Cuál es su balance vital?

-No me puedo quejar. El día que nací me tocó la lotería. Soy afortunada. La vida me ha tratado siempre muy bien. A lo complicado le he buscado el punto positivo. Cuando no te pasa lo que tú quieres es por algo y es porque va a venirte algo mejor. Ésa es mi filosofía y me parece una buena actitud.

-¿Quién le ha dado los mejores consejos a Vicky Martín Berrocal?

-Mis padres. Soy quien he querido ser pero lo que mi padre y mi madre han querido, también.

-¿A su hija la aconseja?

-Claro. Es la única a la que me atrevo a darle consejos. Soy su madre. Me paso el día diciéndole por dónde debe coger y por dónde no.

-¿Se reconoce en ella?

-Sí. Tiene mucho mío. Una personalidad arrebatadora. Sabe lo que no quiere. Lo tiene claro. Me asombra mi hija aunque le doy libertad porque es responsable. Es lista y tiene sentido del humor.

-¿En el amor se puede asesorar a los otros?

-No. Es imposible. Ahí tienes que hacer lo que quieres. Como no lo veas, tiras para adelante pero, si te equivocas, tampoco pasa nada. No hay que temer tanto al sufrimiento.

-Una recomendación para un amor no correspondido…

-Olvidarlo. Quitarte de en medio. Más allá de las complicaciones lógicas, si es así, no merece la pena.

-¿Y si es correspondido?

-Disfrutarlo. Vivirlo sin preocuparse del mañana.

-¿Ha tenido de los dos tipos de amor?

-Siempre me han correspondido y, si no ha llegado a donde he querido, no me ha preocupado. No creo que el amor sea eterno. Hay grandes amores en tu vida y cada uno marca una etapa.

-¿En qué punto se encuentra en este terreno?

-Serena y en paz. He conseguido con cuarenta años darme cuenta de que se puede estar bien sola. Si alguien que suma, y aporta, estupendo y, si no, no pasa nada.

-Porque sus criterios para enamorarse… ¿Cuáles son?

-Desde luego no es el físico. Somos más que un cuerpo. La admiración es fundamental. Si se pierde, se pierde todo. Tampoco sabría decirte qué más exactamente: el sentido del humor, la fidelidad… No hay reglas. Hay quien te da lo que no pensabas que buscabas y lo prefieres. Sea como sea, cuando aparezca, lo reconoces. Hay una mirada que te indica que algo ha pasado…

(Visited 249 times, 1 visits today)

One Response

  1. anais

Leave a Reply