Una relación a prueba de bombas

El posible divorcio de la Infanta Cristina se convierte en la noticia del momento, gracias a la exclusiva de Pilar Eyre que, el abogado de la hermana del rey, desmiente…

por Pepe Zarza

 

Las alarmas han saltado al saber que la Infanta Cristina habría decidido poner fin a su matrimonio con Iñaki Urdangarín y estaría preparando su divorcio visitando abogados especialistas, o así lo ha afirmado Pilar Eyre en la revista ‘Lecturas’. (algo que, el abogado de nuestra protagonista, se ha apresurado a desmentir). Y es que se había especulado que dicha ruptura podría ser una condición impuesta para recuperar el papel de Infanta que tenía, hace años, hasta que se destapó el Caso ‘Nóos’ (aunque también podría ser una decisión debida al desgaste del amor pues es sabido que la relación ha tenido importantes obstáculos con el paso del tiempo -entre ellos, una infidelidad por parte de Urdangarín que la Infanta parece no haber olvidado-). Sin embargo, de momento, ni una, ni la otra pues Miquel Roca, el mencionado letrado por excelencia de la hermana del Rey, ha dejado claro que “es rotundamente falso” y que la noticia “no tiene ningún tipo de fundamento”.

Aun así, el amor de ambos es objeto de interés, pues son muchas las adversidades, fruto de la infidelidad y la corrupción, que les han intentado separar.

Toda historia tiene un comienzo y este fue allá por el verano del año 1996, cuando la entonces hija del Rey contemplaba los Juegos Olímpicos de Atlanta y se quedó prendada de los ojos azules de uno de los jugadores de balonmano. Tan solo un año después, Urdangarín había dejado a su novia de toda la vida por Cristina, aunque siguió viendo a su ex durante un tiempo sin que esto fuese sabido por la futura madre de sus hijos. El 4 de octubre, deportista e Infanta contrajeron matrimonio en la Catedral de Santa Cruz y Santa Eulalia de la ciudad condal ante más de 1.500 invitados.

 

Fruto de la relación, en 1999, nació el primer hijo de ambos, Juan Valentín de Todos los Santos, un joven tímido que a día de hoy ya ha cumplido la mayoría de edad. Con solo un año de diferencia, la familia sumó un nuevo miembro, Pablo Nicolás Sebastián de Todos los Santos. Ya con el núcleo familiar consolidado, debido a los compromisos instituciones, Iñaki Urdangarín dejó el balonmano y, sin saber que quizá está fuese esta una de sus peores decisiones, comenzó un máster en ESADE, cuyo profesor fue Diego Torres. A pesar de ello, Miguel de Todos los Santos nació el 30 de abril de 2002 y la pareja comenzó a disfrutar de un alto nivel de vida después de que el ex deportista creara el Instituto Nóos con su antiguo profesor como socio. Pero los niños no cesaron y, en 2005, tuvieron a su única niña, Irene de Todos los Santos.

Después de poner fin a la llegada de hijos, la familia al completo se trasladó a Washington, en Estados Unidos, debido al nuevo puesto de Urdangarín en la Comisión de Asuntos Públicos de Telefónica en Latinoamérica. La mudanza se convirtió quizás en uno de los puntos de inflexión del matrimonio pues, según apuntan, la Infanta no llegó a ser feliz en el nuevo país y echaba de menos Barcelona. Y entonces comenzó el declive pues, en las Navidades de 2011, el todavía príncipe Felipe apartó al empresario de la Familia Real. A pesar de estar en plena investigación por corrupción, la Infanta no le dejó de lado en ningún momento y se trasladaron a Ginebra, donde siguen actualmente. Como todos sabemos, doña Cristina fue imputada en 2014, siguiendo así los pasos de su marido.

Una trama cuya tragedia recuerda al más puro estilo de ‘Romeo y Julieta’, ambos sufridores, apartados de los suyos, él en la cárcel y ella declarando en juicios.  Un romance perfecto de no ser porque en 2014 salieron a la luz una serie de correos electrónicos de Iñaki en los que se dejaban ver una serie de infidelidades que él nunca llegó a reconocer. Deslealtades que fueron hacia todo su entorno pues, según apuntaron varios medios, una de las amantes era conocida de su mujer y estaba casada con uno de sus mejores amigos. Tras conocer todos estos detalles, no nos habría extrañado a la decisión de la Infanta de poner fin a tan tormentoso matrimonio, aunque, aquí más que en ningún lado, nunca se sabe…

 

 

 

(Visited 33 times, 1 visits today)

Leave a Reply