Ana Jurado, una década de estética avanzada

La experta Ana Jurado celebra los 10 años de su negocio dándonos las claves de tratamientos para el envejecimiento y el descolgamiento de la piel.

por Sevilla Magazine

Ana Jurado, se ha convertido, a sus 36 años, en la profesional de la estética avanzada de referencia, tanto en Sevilla como a nivel nacional. Es experta en aparatología y micropigmentación técnica y, en su tiempo libre, es maquilladora especializada en fotografía, pasarela y novias. Ahora se cumple el décimo aniversario desde que abrió su negocio, tiempo que le ha servido para traer todo un conjunto de técnicas vanguardistas, como el HIFU, que combinan resultados naturales con la mejora en la tersidad de la piel sin necesidad de recurrir al quirófano.

-Celebras una fecha muy especial para tu clínica, ¿cómo llegaste a Sevilla?
-Me vine en el 2004 porque mi anterior pareja era de aquí. Dejé mi currículum en una peluquería y, a los quince días, me llamaron. Estuve de esteticista y, fundamentalmente, como apoyo. Sin embargo, en 2008, cuando me quedé embarazada de mi hijo decidí poner un negocio por mi cuenta para, al año siguiente, establecerme donde estoy actualmente, en la Plaza del Ayuntamiento de Tomares.
-Has traído productos y tratamientos completamente novedosos a Sevilla que antes no existían…
-Sí, muchas técnicas totalmente nuevas que, en estética avanzada, no había. Fuimos pioneros en traer cavitación y radiofrecuencia, lipoláser y, ahora, HIFU (High-Intensity Focused Ultrasound), una nueva tecnología que se ha descubierto en el mercado para combatir símbolos de envejecimiento como el descolgamiento prematuro de la piel y para hacer una liposucción sin necesidad de cirugía.

-¿En qué consiste exactamente el HIFU?
-Son ultrasonidos de alta frecuencia focalizados. Lo que hace es que penetra un punto de calor a mucha profundidad en el organismo para necrosar o eliminar células que estén descolocadas o que sean antiguas para crear nuevas. Es un tratamiento con el que se notan muchos resultados desde las tres semanas después de la aplicación. Son efectos muy visibles para aquellas personas que no quieren pasar por quirófano o no quieren usar otras técnicas más invasivas.
-Y es una de las novedades de esta temporada, ¿no?
-Sí, lo incorporamos en octubre y lo hemos estado aplicando de manera facial. Somos un centro de referencia en ello, pero ahora también queremos también hacerlo de forma corporal porque es una solución bastante buena para aquella grasa descolocada que no conseguimos quitarnos o para ese descolgamiento que podemos tener en el abdomen después de un posparto sin necesidad de una abdominoplastia que te deje una cicatriz muy grande. Siempre es una opción más, nunca vamos a sustituir, ni estamos en contra de la cirugía estética, pero es verdad que cada vez hay más personas que optan por aquellos tratamientos que no conllevan pasar por quirófano. Además del HIFU, también disponemos del lipoláser y de la radiofrecuencia, que sigue siendo uno de los más punteros.

-¿Cuál es la diferencia entre estética y medicina estética?
-Hay campos en la estética que requieren de un médico porque las esteticistas no estamos preparadas para llegar a ellos como, por ejemplo, tratamientos como el bótox, rellenos fijos-faciales u operaciones con cirugía. La cuestión es que existen personas que quieren verse bien, que no les importa envejecer, pero que no quieren sentirse raras, ni con una expresión que no es la suya. Ahí es donde se encuentra la estética avanzada que, a diferencia de la convencional, tienes que especializarte en aparatología o en tratamientos de micropigmentación, los cuales hacemos aquí.
-¿Cuál dirías que es el punto fuerte de este centro?
-Diría que la radiofrecuencia. Me dio a conocer como lugar de referencia y es lo que más hacemos. En la actualidad esperamos igualar las opciones con el HIFU y que la gente vea que, aunque es algo más caro, con tres sesiones al año es suficiente para mejorar y reafirmar el rostro o el cuerpo.
-¿Para qué sirve la radiofrecuencia?
-Son corrientes electromagnéticas que reafirman la piel desde fuera hacia dentro, regenerando el colágeno y la elastina para que se contraiga y se estilice. Mientras que el HIFU es al revés, penetra el flujo de calor, para reafirmar, de dentro hacia fuera y producir una regeneración celular interna.
-¿Se pueden aplicar ambas en todas partes?
-Sí, aunque hay lugares donde, a mí personalmente, no me gusta aplicarlas (como, en concreto, el pecho). Es una parte muy delicada con muchos ganglios y, ahí, prefiero hacer solo masajes manuales. Por lo demás, excepto la zona tiroidea, se puede emplear en todas partes.

-¿A qué público os dirigís con estos tratamientos?
-A uno que le guste cuidarse y no quiera resultados artificiales, desde 30 hasta 70 o más años.
-En estos diez años, ¿cómo has visto la evolución del sector de la estética?
-Me he dado cuenta de que cada vez es un sector más exigente. Hay muchísima competencia desleal en nuestro campo porque hoy día cualquier persona puede ser maquillador, esteticista o ir a tu casa sin estar dado de alta en la seguridad social para trabajar. Con eso no podemos luchar, por eso apostamos por una estética de calidad, con precios asequibles sin que baje la calidad ni el servicio de bienestar que se le da a la persona. Ahí es donde siempre he conseguido mantenerme, a pesar de haber pasado una época de crisis bastante mala.
-En todo este tiempo habrás tenido clientes muy conocidos por todos nosotros, ¿no?
-Hemos tenido rostros muy populares y algunos han querido mencionarlo, como María José Santiago, Eva Ruíz, Raquel Bollo, Raquel Revuelta, Lucía Hoyos, Consuelo Alcalá, Gabriela Ostos… Un sinfín de personajes que siguen confiando en nosotras. También hay otros que no quieren que se sepa que vienen…
-¿Y el futuro de tu sector? ¿Hacia dónde ves que avanza?
-Yo quiero mantenerme siempre en la misma línea: estética avanzada. Que sigamos obteniendo muy buenos resultados y, como novedad, apostar por terapias alternativas y naturales, puesto que hay personas que quieren cuidarse por dentro y por fuera.
-¿Cómo son esas terapias?
-Pues tenemos el Linfanew, que es un aparato que hace que a través de los iones eliminemos toxinas del organismo y va genial para quienes necesitan desintoxicarse. También apostamos por el quiromasaje y la aurículoterapia, que vienen muy bien tanto para trabajar la musculatura como las emociones.

Ana Jurado
Plaza del Ayuntamiento, Local 4 B
Tomares (Sevilla) Tf.: 955121132
Facebook: anajuradoestetica
Twitter: @anajuradoBellez
Instagram: @anajuradoesteticaymakeu

(Visited 53 times, 1 visits today)

Leave a Reply