Un lamento sincero

Hace justo una semana, el domingo pasado, se publicó la nueva edición impresa de “Sevilla Magazine”. Un número doble (julio-agosto) para el que hemos contado con Ana Milán como portada y protagonista de un maravilloso editorial fotográfico que, como siempre, acompañamos con una amplia entrevista a la actriz. Les confieso que ha sido una revista, por muchas razones, que me hacía bastante ilusión. Hemos renovado maquetación, hemos renovado parte del equipo y, por si fuera poco, contábamos con una mujer, Ana, junto a la que me apetecía trabajar.

El caso es que, justo antes de mandarla a imprenta, apareció en portada de algunas revistas una noticia donde a “la” Milán –que, por la razón que sea, en la prensa “del corazón” gusta bastante-, se la vinculaba sentimentalmente con un escritor junto al que se le había fotografiado. Guiado por la vocación periodística entendí que, para darle más actualidad aún a mi charla con Ana, debía incluir aunque fuera una mención en la entradilla a un hecho que, además, consideraba positivo para la intérprete (por aquello de que, cuando se está enamorado, como que uno es más feliz).

Cometiendo un error que muchas veces he criticado en otros, no confirmé lo que estaba a mi alcance confirmar y, más allá de que sea cierto o no, me precipité. Pido disculpas, pues, por poner un pelo en tan deliciosa sopa y reitero mi admiración por la autora de “Voy a llamar las cosas por tu nombre”. Ojalá acepte mi lamento sincero.

(Visited 223 times, 1 visits today)

Leave a Reply