Un amor “in crescendo”

 

El torero Cayetano Rivera y la presentadora Eva González se casaron el 6 de noviembre de 2015 en Mairena de Alcor, pueblo natal de ella, hace justo hoy dos años

 

por Iván Alcázar

 

Eva González y Cayetano Rivera están de celebración ya que hoy se cumplen dos años desde que se dieron el “sí, quiero” en una boda que sin duda fue el evento del momento. La expectación era máxima, tanto para los medios de comunicación como para los habitantes de Mairena del Alcor, que se volcaron de lleno en las calles del pueblo el día del enlace. Una fecha sin duda muy especial tanto para la pareja como para sus seres queridos, quienes disfrutaron como nunca en una emotiva ceremonia y más tarde en una divertida fiesta. La lista de invitados incluía multitud de caras conocidas, del mundo del toreo por parte del novio y del mundo de la televisión y la moda por parte de la novia. Algunos de los asistentes fueron María José Suárez, Elisabeth Reyes, Jordi Cruz, Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo, José María Manzanares, Manu Sánchez, Raquel Revuelta, Vanesa Martín, Pastora Soler, Elena Tablada o Raquel Rodríguez, entre otros. Un grupo que ascendía a más de 400 personas entre las que obviamente se encontraban los hermanos de Cayetano, Fran Rivera, Julián Ordoñez y Kiko Rivera, el cual ejerció de DJ en la fiesta posterior.

Como siempre en estos casos, uno de los secretos que más expectación levantó fue el vestido que luciría la presentadora en el altar, algo de lo que todo el mundo se hico eco tras comprobar lo impresionante que estaba con el diseño de Hervé Moreau, director creativo de Pronovias (el cual marcó tendencia a posteriori en la moda nupcial de nuestro país). El modelo fue realizado en seda y crepé, de cuerpo ajustado, el cual marcaba su estupenda silueta, con escote barco y manga larga. La espalda destacó especialmente gracias al delicado bordado de nudos franceses y rebrodé de seda sobre tul cristal y la falda de crepé se alargaba en una cola de tres metros y medio. Los zapatos, en satén blanco roto y con incrustaciones de cristal, corrieron por cuenta de Jimmy Choo y en cuanto a joyas, tanto las alianzas de ambos como el broche que llevaba en el pelo sujetando el velo, pertenecían a la firma Suárez. Con respecto al novio, apareció con un esmoquin negro de la firma Giorgio Armani.

La ceremonia religiosa tuvo lugar por la mañana y en ella fue Encarni, la madre de Eva, la que acompañó a Cayetano como madrina mientras que Curro Vázquez, tío de Cayetano, fue el padrino que acompañó a la modelo hasta el altar. Después, para el banquete se desplazaron hasta la lujosa Finca Los Molinillos, espacio de 10.000 metros cuadrados que data del siglo XVIII.

Y es que echando la vista atrás han pasado muchas cosas en estos dos años de casados de nuestros protagonistas, aunque lo que más va a cambiarles la vida va a ser la llegada del nuevo miembro de la familia en breve, ya que la ex Miss España está embarazada de cinco meses del que será su primer hijo. Recientemente, en la entrega de los premios Iris de televisión, la futura mamá fue preguntada por la prensa acerca del sexo del bebé y sus preferencias, a lo que respondió: “La verdad es que me da igual, yo con que venga sanito me conformo”. Además, aseguró que su estado no le ha hecho cambiar su rutina diaria: “Estoy muy bien, muy contenta, trabajando y aguantando a esta gente (en referencia a sus compañeros de ‘Master Chef’). Todo sigue igual”.

Más allá no todo han sido buenos momentos, ya que este pasado 11 de octubre atravesaron una situación bastante complicada debido a la grave cogida que sufrió Cayetano mientras toreaba en las Fiestas del Pilar, en Zaragoza. Sin dudarlo un segundo, su esposa, acudió a verle al hospital y, aunque supuso un gran susto para ambos, el diestro aseguraba a la salida de la clínica: “Por desgracia, no es la primera cogida que he tenido estando juntos. Han sido días difíciles para Eva. Nunca me ha planteado que deje los toros. Ella sabe que es una decisión personal. Lo único que siempre me ha pedido es que corra los menos riesgos posibles”.

Un recorrido éste lleno de amor y cariño que culminará con ese hijo en común que aportará más felicidad aún al nuevo hogar que han adquirido con motivo de la ampliación de la familia. Más, no se puede pedir.

(Visited 192 times, 1 visits today)

Déjanos tu opinión