Trece años de (buena) suerte

Trece años son los que lleva Jesús Vázquez al lado de su marido, Roberto Cortés, al que acaba de dedicar un vídeo que ha colgado en las redes sociales demostrándole, una vez más, un amor que parece imperecedero y que ha hecho que el presentador encuentre la estabilidad sentimental

Ricardo Castillejo

Nunca había encontrado una relación tan larga y tan plena como la que tengo con Roberto”, declaró hace algún tiempo Jesús Vázquez cuando se le preguntaba acerca de un marido que, a pesar de la popularidad del presentador, siempre ha sabido guardar un discreto segundo plano. De hecho, aunque su profesión sea la ingeniería, Cortés abandonó ese camino para dedicarse por completo a la representación de su esposo y a llevar la parte administrativa de los negocios que poseen en común. Y es que, después de trece años juntos, la complicidad que ambos transmiten provoca que la pareja sea una de las más sólidas de la actualidad del mundo del espectáculo (además de uno de los primeros, y más mediáticos, matrimonios homosexuales).

El presentador conducirá “Pequeños gigantes”, el “talent show” con el que Telecinco competirá con “Tu cara me suena mini” (Antena 3)

Así, para celebrar esta onomástica, el que es uno de los rostros “estrella” de Telecinco, ha querido felicitar a su compañero con un vídeo confeccionado a base de instantáneas en las que, en todas, los dos están besándose en escenarios tan dispares como el Día del Orgullo Gay, una playa paradisíaca o una jornada en alta mar. “Creo en ti y en este amor que me ha vuelto indestructible, que detuvo mi caída libre. Creo en ti y mi dolor se quedó kilómetros atrás y mis fantasmas, por fin, están en paz”. Es la frase de una canción del grupo Reik con la que comienza una grabación que apenas dura un minuto pero en la que se resume parte de esta feliz historia de amor.

Además, tras conducir espacios de éxito como “La voz”, “La voz Kids” o “Mira quién salta 2”, Jesús se hará cargo de “Pequeños gigantes”, producción con la que su cadena pretende hacer frente a la apuesta de Antena 3 para otoño, “Tu cara me suena mini”. Ahí, cinco equipos capitaneados por un famoso tendrán que demostrar, a través de canciones, bailes y pruebas basadas en otras referencias populares de la televisión, sus capacidades frente a un jurado compuesto por “celebrities”. Fórmula que, en los países hispanoamericanos de donde procede, se ha convertido en una de las más aclamadas de Televisa.

Es el presente de un gallego nacido hace 48 años en Ferrol (La Coruña) y que, desde muy joven, se aventuró en los medios de comunicación después de comenzar la carrera de veterinaria y tras diversos coqueteos con el mundo de la moda. Dotado de un atractivo físico, Vázquez fue enlazando proyectos como “La quinta marcha” o “Hablando se entiende la vasca” haciendo de su simpatía una de sus principales señales de identidad y, más allá de la “pequeña pantalla”, tocando otras parcelas como la música (grabó el disco “A dos milímetros escasos de tu boca”), el teatro (protagonizó “La importancia de llamarse Ernesto”, de Oscar Wilde) o el cine (“Aquí el que no corre, vuela”).
Sin embargo, estaba claro que lo suyo era comunicar tal y como han corroborado los varios premios TP de Oro que ha ganado, su Premio Ondas a la trayectoria más destacada (2007), o el Micrófono de Oro que se le otorgó en 2006. “Popstars”, “Gran Hermano VIP”, “Pekín Express”, “¡Allá tú”… Aventuras a nivel nacional… y también autonómicas puesto que, durante unas temporadas, nuestro protagonista estuvo vinculado a Canal Sur (“Gente con chispa”) y a Telemadrid (“Ésta es mi gente”).

Por si fuera poco, la revista “Interviú” quiso que fuera él y no otro el que, en 2010, ocupara su portada como el primer posado de desnudo masculino por el que la publicación apostaba siendo un número ése que, de inmediato, llegó a agotarse en el mercado. Hasta tal punto fue la acogida de dicho trabajo que, con posterioridad, sería “Men´s Health” quien le reclamaría para conocer los secretos de su cuerpo… pasados los cuarenta.

Sea como sea, está claro que, de entre todo lo señalado, es su pareja su mayor triunfo, tal y como ha declarado en infinidad de ocasiones. “Cada día nos entendemos mejor. Es una unión que ha ido madurando y transformándose en complicidad”, ha comentado quien puede sentirse muy orgulloso de haber encontrado ese equilibrio vital bajo el que la felicidad está mucho más cerca. Y si no, a las pruebas nos remitimos…

(Visited 269 times, 1 visits today)

Leave a Reply