Tamara Llagas “Jamás me vería con un novio gitano”

Con el cierre por motivos económicos de Miss España, nuestra última Miss Sevilla ostentará el título “eternamente” pero se quedó sin poder participar en un certamen de belleza a nivel nacional. A sus 24 años, Tamara Llagas ha podido este verano quitarse esa “espinita” consiguiendo un cuarto puesto en el recuperado Miss World Spain, concurso donde se apuesta por la belleza global, tanto física como intelectual. Además, la sevillana logró el premio al mejor proyecto social, apostando por la integración en la sociedad de las mujeres de su raza gitana. Así es esta chica a la que confunden con Eva Longoria y que el destino ha querido que sea la guapa oficial de Sevilla para siempre.

tamarallagas01

Josan Múñoz ( @josan_ms )

-¿Por qué fue la elegida para representar a Sevilla en Miss World Spain?

-En la agencia de Raquel Revuelta se quedaron con una espinita porque todas las Misses habían ido a su certamen correspondiente de Miss España menos yo, ya que coincidió con el fin del concurso. Cuando se retoma Miss World Spain, tras muchos años, pensaron que tenían una deuda conmigo y me vieron como la chica indicada para vivir esta experiencia. Confiaron en que los dejaría en buen lugar.

Tamara Llagas en el Certamen Miss World Spain

Tamara Llagas en el Certamen Miss World Spain

-¿Le ha cambiado la vida en estos años?

-Fui elegida Miss Sevilla el 22 de diciembre de 2011 para que reinara durante todo el año 2012, pero se ha alargado un poco (risas). Me dicen que voy a ser la Miss Sevilla perpetua. Ha cambiado en perspectivas de trabajo, en ganas de conocer gente, de hacer lo que me gusta… En lo personal no ha cambiado, sigo a diario con mi familia y mis amigas. No quiero que eso varíe ni un poco. Gané en Sevilla sin esperármelo, y me ha abierto muchas puertas. No fue un giro radical en mi vida, he ido como las hormiguitas, muy poco a poco pero pisando fuerte.

-¿Qué cree que falló en Miss España?

-Perdió interés y la televisión dejó de invertir. Además de lo que esto supone económicamente, las ganadoras dejaron de ser tan conocidas porque no llegaban al gran público (algunas han pasado desapercibidas). En Miss World Spain hay algo muy bueno y es que se tiene en cuenta el nivel cultural de las candidatas. Hay que presentar un proyecto social con unos objetivos y hacer ver por qué es importante para ti.

missEs_paisvasco_sevilla

-Pero… ¿no era un concurso de belleza?

-Se quería una chica con idiomas, preparada… no solo una cara guapa y un cuerpo 10. Creo que en las Misses de antes no se tenía en cuenta que fueran suficientemente cultas o preparadas. Va a representar a un país en muchos lugares, va a conocer a gente importante y es imperdonable que no sepa ciertas cosas, por eso ahora se exige un poco más. La mujer perfecta no se va a encontrar pero si con un nivel intelectual a la altura y una parte humana importante.

-¿Ha oído alguna vez eso de “es guapa, seguro que es tonta”?

-Muchas. Yo he escuchado de todo sobre mí. Dicen algo bueno pero siempre hay un pero detrás. Me da coraje cuando se valora a alguien sin conocerla, y peor aun, sin darle la oportunidad. Hay muchísima envidia, no de mí, sino de la gente que triunfa. Se disfruta poniendo faltas y eso me entristece porque prefiero ver la parte positiva de los demás. Hoy día se pierde el tiempo criticando, pero eso no va conmigo.

tamarallagas_02

-¿Cuáles son sus puntos débiles?

-Siempre he sido muy realista en cuanto a mi altura, por eso intento realzar otros aspectos a través de una buena alimentación, mucho deporte, ir siempre a la moda… Todas las chicas eran altísimas, pero eso no es un incoveniente porque, cuando estábamos juntas, miraban a la más alta pero luego a la más bajita, y esa era yo. Mido 1´65 pero me muevo genial en tacones, siempre los llevo. Me aportan seguridad y un paso mucho más firme.

-¿Y los fuertes?

Prefiero que se destaque mi simpatía a mi belleza. He conseguido trabajos que me parecían impensables por ser sincera y agradable, compitiendo con otras que lo tenían todo mejor que yo físicamente, pero eran serias o más tímidas. Mi carisma me abre muchas puertas, mi forma de ser me ha ayudado mucho. Muchas compañeras de Miss World Spain y estilistas o maquilladores lloraban al despedirse de mí y eso me llena el alma.

-¿Le siguen diciendo que se parece a Eva Longoria?

-¡Muchísimo! Cada día más. En Tenerife los estilismos eran muy latinos y al maquillarme siempre resaltaban eso. Además era la más morenita… Tengo unos rasgos muy del sur, creo que coincido con la idea que los de fuera tienen de la mujer andaluza.

Tamara Llagas y las demás participantes de Miss World Spain.

Tamara Llagas y las demás participantes de Miss World Spain.

-Ganó el Premio al Mejor Proyecto del certamen ¿Cuál era su idea?

-La integración de la mujer gitana en la sociedad. En eso falla incluso el propio pueblo gitano, que cree que determinados comportamientos de la mujer actual están mal cuando los ve en la gitana que está enfrente. La actitud de algunos gitanos perjudica al resto, pero eso es como en todos los colectivos. La sociedad piensa que todos somos como esos gitanos que salen en televisión con ciertos comportamientos negativos, pero esta muy alejado de la realidad.

-¿Ha sentido ese rechazo?

-No. Desde siempre me he relacionado con gente de todo tipo, no solamente gitanos. Tenía claro que quería estudiar y hacer mi vida como quisiera… Cuando se piensa en la mujer gitana, sin querer, se viene a una señora vendiendo en el mercadillo que se casa y tiene hijos, y yo no quería eso. Casi que ni supieran que soy gitana, y si lo saben digan: “Madre mía, no tiene nada que ver con el resto”. Siempre he pretendido que me vieran como una chica más.

La modelo sevillana con diferentes diseños durante la celebración del Certamen.

La modelo sevillana con diferentes diseños durante la celebración del Certamen.

-¿Se puede ser gitana y tener un trabajo como el tuyo?

-Ni mi familia ni mi entorno lo vio mal, pero si tenían miedo. Mi padre no se hacía a la idea que un día viera una revista de bikinis y saliera su hija con poca ropa, o en lencería.

-¿Cómo sería su vida con una pareja de su raza?

-Jamás me vi a mí misma con un novio gitano. No le gustaría mi trabajo y eso me impediría desarrollarme profesionalmente. Mi pareja me respeta a mi cultura y a mí. Si hubiera sido gitano el hecho de irme una semana fuera a un certamen, con amigas, a un hotel, con chicos maquilladores (aunque fueran gays) me habría perjudicado por que me habría puesto muchos inconvenientes.

-¿Es tan pasional en el amor como en la vida?

-Tengo mucho genio (risas). Soy cariñosa, me río mucho… pero el carácter me juega malas pasadas. Tengo muchísimos fallos pero pretendo dar a mi pareja lo mejor de mí, intentando mejorar siempre. Soy celosilla, pero eso a veces viene bien, sin llegar a los extremos, para mantener vivo el interés.

-¿Es buena ama de casa?

-Tengo una manía tremenda con las toallas de baño. La gente suele colocarla extendida en la barra del toallero, pero fui a un hotel con mi familia, de pequeña, y vi que se doblaban muy bien y desde entonces intento que estén así en mi casa. Quiero que queden con las puntas perfectas y a mi forma. Maniática también de la limpieza, el orden y los olores, tengo muchos ambientadores.

-¿Cómo imagina su futuro? ¿Casada y con hijos?

Llevo con mi novio desde un mes después de ser elegida Miss, y aunque quiero, eso puede esperar. Ahora tengo que aprender, trabajar en la fotografía y, sobre todo, centrarme en la televisión. He probado la experiencia, me ha gustado y creo que doy bien en pantalla. Ahora me toca formarme y buscar la oportunidad.

 

 

 

(Visited 3.149 times, 1 visits today)

Déjanos tu opinión