Shaila Dúrcal “Que dijeran que tenía anorexia y bulimia es muy grave”

Shaila Dúrcal” es el nuevo trabajo de una artista que, afincada en México, tiene intención de hacer gira en España este verano

por Ricardo Castillejo

shaila-durcal-01

Aunque sus gestos son alegres, su mirada tiene un poso de melancolía que no puede negar. Y es que Shaila Dúrcal lleva muy dentro la pena de no haber podido compartir con sus padres éxitos como el que le ha llevado incluso a actuar en la Casa Blanca. Por eso, aunque sea una figura aclamada en México y en Estados Unidos, la gira de verano que quiere realizar en España le hace tanta ilusión pues, gracias a ella, estará más cerca de los suyos y, de alguna forma, se sacará la “espinita” de, hasta ahora, no haber sido “profeta” en su tierra. Sea como sea, la cantante disfruta de un momento profesional fantástico –en el que brilla con luz propia su más reciente álbum, titulado con su nombre y al que pertenece el popular “No me interesa”- y de una relación sentimental junto a su marido, Dorio, plena de confianza y cariño.
-Su madre, cuando vivía, venía a su país más de vacaciones que a otra cosa… ¿Le sucede igual?
-Pues en cierto sentido, sí. Vengo a compartir ratitos con mi gente y eso me hace estar muy contenta. Desde 2008 no promocionaba nada aquí y vuelvo con un pan debajo del brazo y con ganas de ver a mis seguidores. A los artistas internacionales como yo, que soy más de allí que de aquí, es complicado traerlos. Es bonito echar de menos a tu tierra y eso te hace “agarrarla” de otra forma. Uno está cómodo en los territorios que conoce pero a mí no me gusta el confort.
-Ha tenido grandes conciertos en Estados Unidos y México… ¿Ha ocupado el lugar de su madre?
-No, no. Tengo mi lugar igual que ella tenía el suyo. Hay que seguir evolucionando, estando al día y, aunque tuve la bendición de heredar de mamá la música regional mexicana, también he cultivado mi parte pop”. Si no, haría siempre lo mismo…
-Se presenta con “No me interesa”, donde llega a dar argumentos duros para no ver a su antiguo amor… Incluso llega a afirmar “no me interesa si te mueres de una vez”…
-(Risas) Me salió del alma. Quería que las chicas pudieran tener un tema con esa “picardía” (risas). A Dorio lo traigo listo… (risas). Soy de “puño cerrado”, una mujer de armas tomar.
-¡No lo parece!
-Sí. Tengo el “ying” y el “yang”. Está la cara sonriente pero, si te metes conmigo… Cualquier cosa triste te va a hacer más fuerte.
-Pensaba que era la dulce de “los” Dúrcal…
-En realidad es así. Soy la conciliadora, la que menos le gusta discutir pero, si no hay algún enfado de vez en cuando, ¡qué aburrido!
-¿No ha pensado en todo este tiempo “si mi madre levantara la cabeza”?
-…Cortaba cabezas a los medios que se centran en lo que no deben. Hasta en las mejores familias hay problemas, los padres se hacen mayores… Es normal. Solo hay que saber cómo arreglar las cosas. Dejas de hablar y nacen más conflictos de los que hay pero la vida está para solucionar cuestiones. Lo que pasa es que somos muy “cotillas” y se quiere saber si en una herencia te quedas esto o aquello. “No me interesa” (risas). Estamos en el “ojo público” pero, por ser personas con un talento, eso no significa que tengamos que compartir con todo el mundo todo lo que te pase. Yo con mi marido me peleo como cualquiera aunque lo mejor son las reconciliaciones. Si discutimos y me tengo que quedar hasta las seis de la mañana charlando, lo hago. Es importante escuchar.

portada_shailadurcal
-¿Cómo se conocieron?
-En Madrid. Era mi director artístico. Él trabajaba con mi madre y a partir de ahí nos empezamos a juntar. Estaba encargado de mi primer álbum y, desde entonces, llevamos juntos toda mi carrera.
-Él tiene 42 años, usted 35… ¿Dónde está el secreto de su amor?
-A mí me encanta su forma de ser. Le da igual lo que piensen los demás. Yo soy más vergonzosa, más pudorosa. Mis suegros son como él: alegres, eternos adolescentes. Aprendo de ellos. Ten en cuenta que me he quedado sin mucha gente a corta edad y eso pesa.
-Es que su mirada es nostálgica…
-Esa tristeza no se quita nunca. Todo se refleja. Sobre todo, en los ojos. Tus padres te enseñan que llegará el momento de trabajar y, justo ahí, se va todo al garete y no puedes mostrarles lo logrado. Pero sé que, de alguna forma, están.
-Sabe que su delgadez nos ha preocupado mucho, ¿verdad?
-Fíjate que siempre me he sentido “debilucha” pero cuando terminé de grabar estaba en una época de mucho ejercicio, muy contenta, me sentía sana, superbien… Tenía problemas de espalda y debía adelgazar pero no tengo ninguna enfermedad. Que dijeran que tenía anorexia y bulimia es muy grave. Son afecciones complejas y por eso quiero apoyar a niños y niñas en circunstancias similares. Si soy gordita, soy gordita. Lo mío no es enseñar el culo como otras…

shaila-durcal-02

(Visited 298 times, 1 visits today)

Leave a Reply