Sabina: Adiós a un referente del complemento

Ada y Sabina García Redondo han decido jubilarse y cerrar, después de 47 años y para siempre, la tienda de bisutería “Sabina”, situada en la calle Tetuán.

por Pepe Zarza

El negocio pondrá su último ‘broche de oro’ mañana en la noche de Reyes, último día en el que los clientes podrán comprar los complementos más famosos de Sevilla, traídos de todas las partes del mundo. Y es que, pese a que el local -que antiguamente formaba parte de la sede del Ateneo-, cuente solo con diez metros cuadrados, han sido muchas las personalidades que han acudido expresamente a la tienda para finiquitar sus estilismos. Aunque en un primer momento fuese una platería a manos de Francisco García, el padre de Ada y Sabina, cuando ellas se hicieron con el negocio éste pasó a ser lo que es hoy en día.

-¿Cómo fueron esos comienzos vuestros?

(Ada) Mis padres tomaron en alquiler el local hasta que mi hermana y yo nos casamos. Luego nos lo regalaron para que explotáramos el negocio.

(Sabina) Lo acabamos comprando nosotras. En el año 89 empezamos a viajar por Europa y fuimos pioneras a la hora de traer bisutería de última generación, algo que en Sevilla no existía. Una de las cosas importantes para nuestro negocio fue el colorido de los bolsos de fiesta, siendo las primeras en ponerle colores a los pendientes, a los bolsos y a los tocados. La verdad es que tuvimos, y tenemos, una clientela muy buena y muy agradecida.

-¿Qué clase de clientas habéis tenido?

(Ada) Unas maravillosas gracias a las que hemos tenido momentos imborrables. Por aquí ha pasado muchísima gente del espectáculo como Moncho Borrajo, que si lo veis en sus espectáculos tiene toda la solapa llena de broches. También Lolita, Jorge, de Los Morancos, o Paulina Rubio, que hubo que cerrar la tienda de la que se montó aquí. Paulina es encantadora y se hizo fotos con todos nosotros. Y muchos más como Rappel, Joana Jiménez, María Jiménez, Pastora Soler

Sabina y Ada flanquean a Mercedes, que ha trabajado en el negocio durante 16 años

-47 años en los que el mundo del complemento ha cambiado, ¿no?

(A) Totalmente, ahora ha empezado una competencia de la cual nos hemos apartado porque nos hemos dedicado a una alta bisutería con firmas importantes como Dublos o Maite Cárdenas

(S) Y muchas firmas extranjeras de Nueva York, París, Italia… Uno de nuestros grandes retos era viajar y ofrecer lo que no tuviera nadie.

(A) Alejarnos de la bisutería vulgar, que es lo que se vende hoy en todas partes.


-¿Cómo se reaccionó ante joyas tan exóticas?

(S) Al principio hubo sorpresa, porque no se estaba acostumbrado y la gente de Sevilla es más bien clásica. Pero empezamos a innovar de tal manera que el que quería ser diferente venía a nosotros. Eso ha sido el éxito de nuestro negocio: tener lo que no tenía nadie.

-¿Qué os ha llevado a tomar la decisión de cerrar la tienda?

(A) La edad simplemente, hemos tomado la decisión de jubilarnos. Llevo 55 años trabajando.

(S) Es una nueva etapa. Vamos evolucionando, nuestros maridos están jubilados y, aunque hemos disfrutado muchísimo con este negocio, queremos vivir de otra manera con la familia, los nietos…

-¿Os ha dado pena tomar la decisión?

(A) Muchísima, porque esto no se olvida en dos días. Yo he dado mi vida entera por esta empresa. Te cuesta tomar la decisión, pero hay que aceptarla con ilusión.

-¿Cómo vais a encarar vuestro día a día sin la rutina de ir a la tienda?

(A) Yo tengo muchos proyectos de futuro, no sirvo para quedarme quieta y tengo asegurado que estaré completamente llena.

(S) Me encantan muchas actividades como el flamenco, hago deporte y me voy a matricular ahora en arte dramático. Voy a hacer lo que no he podido hacer antes por falta de tiempo.

-¿Y las clientas? ¿Cuál ha sido su respuesta al saber del cierre?

(A) La reacción generalizada ha sido de pena porque, ¿dónde van a ir a comprar los complementos? Sabina es un negocio muy emblemático, pero ya no solo a nivel de Sevilla. Tenemos fieles por toda España: Barcelona, Madrid, Valencia, Canarias… Clientes asiduos de venir a la Semana Santa, al Rocío, a la Feria….

(S) Sobre todo el comentario de las señoras que venían ha sido: “Pero, ¿por qué os vais? ¿Quién nos va a asesorar ahora?”

– Vosotras aconsejabais a todas aquellas que venían…

(S) Veíamos el perfil de ella y la asesorábamos en colorido, volumen… Yo siempre digo que lo que te hace diferente es el complemento. Puedes tener un diseño maravilloso, pero si no lo adornas bien no llamas igual la atención. Hay que tener en cuenta el colorido del traje, la forma del escote, la largura, si el vestido es barroco o sencillo…

(A) Nosotras lo que queremos es que salgan satisfechas y luego le digan: “¡Qué bonito lo que llevas puesto!”.

-¿Y qué relevo habéis dejado?

(S) Mi hija Sabina, que está en la tienda del mismo nombre en Luis de Morales, 1. Ella continúa nuestra trayectoria, es una gran profesional y, además de tener muchos complementos, dispone de trajes muy bonitos dedicado a eventos. Ofrece mucha piel y, de hecho, en invierno tiene el colorido más extenso de pieles de toda Sevilla.

-¿Cuál es el balance de este tiempo?

(A) He disfrutado del trabajo, he aprendido, viajado, me he relacionado con proveedores… Es un mundo tan inmenso que es como una carrera de Psicología. No te puedes imaginar lo que se aprende con el público porque tratas con perfiles de personas completamente diferentes…

(S) Me quedo con el reconocimiento continuo de las clientas. Han contado siempre con nosotros, incluso al margen del negocio.

-Habéis estado colaborando mucho tiempo con “Sevilla Magazine”, ¿cuál ha sido vuestra experiencia con nosotros?

(A) Estupenda. Ricardo Castillejo es una persona entrañable y todos los que colaboráis con él hacéis una revista preciosa. Desde el primer momento en que nos propuso hacer algo juntos hemos estado encantadas y ahora soy yo la que os desea mucha suerte en vuestra trayectoria porque sois todos impresionantes.

(S) Igualmente, corroboro estas palabras. Sois una publicación con la que contamos todos los sevillanos.

(Visited 388 times, 1 visits today)

Leave a Reply