Roi Méndez: “No creo que Eurovisión sea una plataforma para lanzar artistas”


Roi Méndez saca su primer disco, “Mi lógico desorden”, tras su paso por “OT 2017” y llega este viernes a Sevilla a la Sala Fanatic con su propia gira.

Por Pepe Zarza

Es inconfundiblemente de Galicia, tiene 25 años y pasará a la historia por ser la persona que puso de moda la palabra “sapoconcho”. Antes trabajaba en una orquesta, pero desde que entró en “Operación Triunfo” su vida pegó un giro de 180 grados. La gente comenzó a verlo como “el gracioso” de su edición, aunque, sin embargo, ha demostrado que es mucho más que eso. Ahora comienza su primera gira en pequeñas salas donde buscará la interacción y el pasarlo bien con el público sin decantarse por un solo estilo, pues es mejor mezclar todo lo que le gusta y lanzarse a cantar.  

-¿»Operación Triunfo» ha desordenado tu vida?

-Sí, aunque ya venía desordenada de antes. Soy muy desorganizado, si me colocan bien la habitación no encuentro nada. Encuentro las cosas en mi desorden. 

-¿Emocionalmente también eres así?

-A nivel mental soy ordenado, pero no lo manifiesto. En mi cabeza tengo mis prioridades, aunque luego soy un poco vago…

-Pero haber pasado por «OT» te habrá hecho ser más seguro…

-Me ha dado más inseguridades. Se espera mucho de ti y te preguntas: «¿Estaré preparado?». Las expectativas crean inseguridad.

Cuando en «OT» hacíamos firmas de discos venían 5.000 personas, cuando firmé mi «single» el verano pasado vinieron 1.000 y, con mi nuevo álbum, vienen unas 300. ¿Cuándo soy más feliz? Ahora, porque están comprando mi disco y sé que esto es la realidad”

-¿Te da miedo que tu personalidad eclipse tu música?

-No, aunque prefiero que, si estoy vendiendo música, la gente se fije en eso. En realidad, ambas cosas van ligadas y la gracia está en el conjunto. En los conciertos hago mis bromas y soy yo mismo.

-Si no fueras músico, ¿serías humorista?

-Al humor no me dedicaría nunca porque si tengo que ser gracioso no sé, me vería forzado. Prefiero que sea algo que esté en mi vida normal y ya está. Me gusta el mundo audiovisual, hacer guiones.

-En tu edición de «OT» se han interesado mucho por vuestras vidas personales, ¿cómo llevas eso?

-Tengo la suerte de que no soy de los que más caña se le da en ese aspecto, pero entiendo que, para muchos, tener «paparazzis» en la puerta sea un rollo.

-Cuando tu novia, Crislo, salió en “Factor X” se habló mucho de vosotros…

-Pero mientras sea bueno y no haga daño, no me afecta. Que hayan dicho que he apoyado a mi novia en su concurso me parece hasta bien.

-Si tuvieras que hacer un balance de todo lo que ha pasado, ¿qué es lo mejor?

-Tener la oportunidad de sacar un disco, hacer una gira, conocer a ídolos en persona y ver que son normales, porque tendemos a idealizarlos.

No me gusta el intrusismo. Igual que no estoy a favor de que Ylenia cante y gane dinero con eso, me parece lógico que a un escritor no le parezca bien que Belén Esteban sea «best seller» … Lo peor es que, a lo mejor, el libro lo saco”

-¿Qué ha sido lo más difícil de asumir?

-Lo primero, que «Operación Triunfo» es un «reality» que se acaba. Cuando estás allí piensas que eso es tu vida, pero luego te das cuenta de que la competición está fuera y que ahí daba igual quién ganara o perdiese. Y lo segundo, que es un «boom» que obviamente se va diluyendo con el tiempo y que debes tener la mente fría para decidir lo que quieres hacer luego.

-¿Te da miedo pasar de moda?

-No, porque tampoco soy alguien que «esté de moda». Hay personas a las que les gustas y otras a las que no. Esto es muy largo y hay muchos picos, tengo que mantener la mente constante y tirar para adelante. 

-Hay muchos que dicen que estos programas te dan mucha fama, pero que ésta dura muy poco…

-Es una realidad, pasa así siempre. Aunque ya vivía de esto antes de estar en el programa y pienso seguir así. Quizás no es llenando estadios, pero soy feliz haciendo mi música. Cuando en «OT» hacíamos firmas de discos venían 5.000 personas, cuando firmé mi «single» el verano pasado vinieron 1.000 y, con mi nuevo álbum, vienen unas 300. ¿Cuándo soy más feliz? Ahora, porque están comprando mi disco y sé que esto es la realidad. 

-¿Crees que lo mejor está por llegar?

-(Piensa) Tengo 25 años, espero que sí. Pero claro, obviamente sé que no voy a tocar en el Bernabeu más…

-Aitana y Ana Guerra, han sacado cada una un libro. Si tuvieras que lanzar uno, ¿de qué sería?

-Serían historias, no haría nada de superación ni mierdas de ésas. Haría algo para que la gente se entretuviese y nada más. Es que tengo 25 años… ¿Qué libro voy a escribir? ¿Que trabajaba en una orquesta, entré en «Operación Triunfo» y viví cosas muy guays? No hace falta escribir nada para que se sepa eso. Tampoco me gusta el intrusismo. Igual que no estoy a favor de que Ylenia cante y gane dinero con eso, me parece lógico que a un escritor no le parezca bien que Belén Esteban sea «best seller» … Lo peor es que, a lo mejor, el libro lo saco (risas). 

Somos un producto. Partiendo de la base de que nuestro jefe se llama «Jefe de producto» (risas)… ¿Qué voy a ser? Pues un producto, como un «Fairy» (risas). Tampoco es malo serlo”

-¿Contando historias?

-Juzgamos cosas que no nos gustan y luego las hacemos. No lo haría porque pienso eso, pero lo mismo lo acabo haciendo porque me convencen. Sí, sería contando historias. 

-¿Crees que corréis el riesgo de convertiros en un producto?

-Es que somos un producto. Partiendo de la base de que nuestro jefe se llama «Jefe de producto» (risas)… ¿Qué voy a ser? Pues un producto, como un «Fairy» (risas). Tampoco es malo serlo.

-¿Y qué puedes aportar tú para romper con esa frialdad?

-Tengo mucho que ofrecer. En mi esencia está ayudar. Para eso estamos…

-Parece que habrá una nueva edición de «OT»…

-Yo creo que es mejor esperar un poco… Hay demasiados artistas, aunque también hay mucha demanda.

-¿Qué te parece la posición de España en Eurovisión?

-La carrera de Miki va a ser la misma quede 22, 7 o 5… No creo que Eurovisión sea una plataforma que lance a nadie. 

-Había muchos en twitter enfadados contigo porque habías dicho que odiabas el festival…

-Lo entiendo, pero lo dije en un programa de humor como un decir porque no nos valoran… Fui jurado de Eurovisión, pero porque me gusta la música. A lo mejor a Mónica Naranjo no le gusta «OT», pero la llaman para juzgar música y va. 

-En Twitter se es muy susceptible, ¿no?

-Se le saca punta a todo. Cada uno que haga lo que quiera, si son felices criticando a la gente… Intento no caer en eso. Es muy fácil opinar y quedarse con el titular sin ponerse en el lugar de la persona ni valorar el sitio donde estaba. Eso no va a acabar, es libertad de expresión y, si la demandamos, te la comes. 

(Visited 385 times, 1 visits today)

Leave a Reply