Rasel: “Nunca he sido partidario de hacer apología del machismo o denigrar a la mujer”

“Candela” es el primer sencillo de 2019 del cantante sevillano que comparte con el intérprete valenciano Nyno Vargas. Una potente canción de ritmo pegadizo que viene con la intención de convertirse en una de las más escuchadas durante los próximos meses

por Pepo Rocha

Regresa con fuerza Rasel, tras superar una lesión en el tendón de Aquiles, para seguir demostrando que continúa siendo aquel trabajador incansable, autor de sus temas, que, desde su Camas natal, acumula más de 40 millones de visitas en Youtube a sus diferentes videoclips, millones de descargas en Spotify y más de 300 mil seguidores en las distintas redes sociales que el propio artista maneja. Unos números de vértigo que lo mantienen, no obstante, siempre con los pies en el suelo, demostrando que lo mismo puede estar recorriendo la ciudad para promocionar su último single, que compartiendo duetos con figuras como Carlos Baute, Melendi, Danny Romero o, en esta ocasión, Nyno Vargas, compañero de una nueva aventura musical.

-¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con Nyno Vargas?

-Bueno, ya hice un single con él para su disco que se llamaba “Hoy”. Se trataba de un tema muy “popero”, aunque me quedé con las ganas de preparar para los dos algo con un estilo más urbano. Cuando comencé a componer “Candela” escribí una estrofa que me recordaba mucho a él y ahí empezó todo… Fue curioso porque colgué una parte de la melodía en Instagram mientras estaba en el proceso. Pregunté a mis seguidores a quién veían más indicado para cantarlo…  y el propio Nyno me contestó por mensaje privado para decirme: “Hermano, tengo el pálpito de que esto es para mí…”, a lo que respondí: “…Has dado en el clavo porque lo hice pensando en ti”…

-Cuando tú compones, ¿sueles tener claro con quién te gustaría hacer un dueto?

-Normalmente surge por “feeling” con el otro artista. No me gusta que sea impuesto por la discográfica, ni por negocio, porque al final eso se nota bastante a la hora de producir. Casi todos con los que he colaborado son grandes amigos míos. Soy muy cercano y para esto tengo un radar, conecto en seguida con ellos.

-¿Hay alguna grabación compartida que tengas en mente y para la que no te haya llegado aún la oportunidad?

-Claro, siempre hay gente a la que admiras y con la que te gustaría compartir una canción. Por tirar alto, Alejandro Sanz es uno de ellos. Siempre me ha gustado y, aunque he coincidido con él muchas veces, aún no ha surgido la ocasión, ni la oportunidad.

-Vive el sonido urbano uno de sus mejores momentos…

-Ha habido un cambio generacional y lo cierto es que los jóvenes lo consumen de una forma brutal y eso, comercialmente, se nota. Hay grandes nombres internacionales que, sin ser su estilo, han apostado en algún momento actual de su carrera por el reggaetón, como Ricky Martin o Shakira.

-¿Te consideras precursor de este estilo?

-No sé si soy precursor (risas), pero llevo haciéndolo desde que publiqué mi primer disco en 2007 y nadie daba un duro por él y ni siquiera nos promocionaban en los medios. Fue una apuesta complicada y, mirando atrás, me siento bastante orgulloso de seguir en la lucha y continuar como “currante de la música”.

-A pesar del éxito del reggaetón, del trap, el contenido de sus letras, escandaliza…

-Los que tenemos la suerte de llegar a un público muy amplio, ya sea por la música o por la tele, el deporte, las redes sociales…, tenemos que saber transmitir los mensajes más correctos a la sociedad. Nunca he sido partidario de hacer apología del machismo o denigrar a la mujer. No hace falta llegar a este extremo. No van ni con mis principios, ni con mi educación, no es lo que me enseñaron mis padres. Las personas más importantes de mi vida son casi todas mujeres: mi madre, mi abuela, mi hija… Por eso intento ser siempre un ejemplo para ellas e intento ser elegante y correcto con mis composiciones.

-¿Quedarte en Sevilla te ha restado oportunidades para crecer como artista?

-Siempre he vivido en Sevilla. Mis valores los tengo muy claros desde chico. Lo primero es la familia y, luego, mi vida profesional. Quizá en Madrid hubiera tenido más oportunidades, porque estás más expuesto a eventos, actos, castings… pero la calidad de vida es fundamental y he preferido estar con mi gente, acompañar a los míos, ver cómo crecen mis hijos… Me considero una persona muy familiar.

-¿Nunca has sentido ganas de tirar la toalla?

-Aunque nunca he dejado de componer y tirar para adelante, me han surgido alguna vez dudas y ganas de apartarme del camino. Los míos han sido siempre el espejo donde me he mirado y me he apoyado y quienes más fuerzas me dan. En 2012, preparando una maqueta llegué a confesarle a mi mujer la posibilidad de abandonar todo y convertir esto en hobby. Esa canción que compuse fue “Me pones tierno”, el éxito que compartí con Carlos Baute y que me sirvió para saber que nunca hay que rendirse.

-Tienes dos niños, ¿son tus mejores fans?

-Y mis primeros críticos (risas). Son mis primeros filtros. Cuando termino de componer le pido a mi hija mayor que suba al estudio. Si observo que le alucina o le flipa y que lo escucha una y otra vez, sé que es buena cosa y va a funcionar.

-¿Te consideras buen padre para tus hijos?

-Soy un padre entre moderno y clásico. Mi hija tiene ya quince años y me preocupa mucho que ambos escuchen determinadas letras o canciones que son obscenas y las asuman con total naturalidad. Y mira que estoy metido en este mundo, pero no lo llego a entender.

-¿Participarías en alguna experiencia televisiva tipo “talent show”?

-No me veo especialmente en un programa de ese tipo. Básicamente, porque conozco a amigos y conocidos que han quedado tocados. De todos modos, no me cierro a otras fórmulas. Soy muy polifacético, algo “payasete” y me gusta la guasa. Me queda muy buen recuerdo de la experiencia que tuve de mi actuación en “Tu Cara Me Suena” y quizá en un futuro no me importaría volver a plantearme algo parecido.

(Visited 98 times, 1 visits today)

Leave a Reply