Pilar Vera: “Los nuevos diseñadores están rompiendo las normas de la moda flamenca”

Pilar Vera ha colaborado este año con la empresa sevillana Galerías Madrid a través de unos tejidos para su nueva colección, ‘Y Sevilla’, que ha presentado, la semana pasada en SIMOF, en honor a su tierra

Cuatro décadas de dedicación al diseño la han convertido en una de las firmas más importantes de la ciudad y del Salón Internacional de la Moda Flamenca, SIMOF, donde sus colecciones son uno de los principales atractivos desde que comenzó, hace ya 25 años, desfilando y como jurado de diseñadores noveles. Pilar dibuja con su aguja vestidos de sueño tanto para bodas como para ferias, apostando siempre por la flamenca clásica y pura.

-En estos 40 años dedicados a la moda flamenca, ¿qué has aprendido?

-El oficio indudablemente nunca se termina de aprender y cada día sumas algo nuevo. En la vida piensas con veinte años que sabes todo y cuando llegas a los cuarenta te das cuenta que no sabías nada. Más adelante pasa igual.

-¿La moda flamenca ha cambiado?

-Ha evolucionado de ser algo estático a moverse. Cuando yo me iba a hacer mis trajes podía elegir entre dos, tres o cuatro volantes, no había más y las telas eran las mismas siempre, apenas había moda. Ahora todo es diferente gracias, principalmente, al Salón Internacional de la Moda Flamenca, que le dio la vuelta. Es verdad que siempre ha habido auténticos creadores como Justo Salao, Lina… Yo no me considero nada especial, pero intentaba hacer cosas diferentes y la gente admiraba lo que me hacía para mí misma o para alguna amiga.

-En todo este tiempo habrás visto algo indispensable en esta moda…

-Quizás sea el volante, que determina la ‘flamencura’ del vestido y, aunque se puede hacer algún traje sin él, da una idiosincrasia totalmente diferente. De hecho, ves un modelo con un vuelo y te recuerda directamente a Andalucía.

-¿Hay reglas en la moda flamenca?

-No, en la moda no puede haber reglas nunca. Hay una tradición, pero, si antes existían normas, los nuevos diseñadores las están rompiendo y me parece muy bien. Se están haciendo propuestas muy diferentes y, los que somos mucho más puristas, estamos ahí con una visión mucho más clásica (de la cual no me avergüenzo, sino todo lo contrario). Siempre es bueno que haya quien vaya trasgrediendo.

-¿Cuál es tu toque personal en el patrón?

-No te lo sabría decir. Es verdad que se reconocen en una feria, donde hay miles de vestidos, y me lo dicen. Me cuentan que se nota, pero no sé en qué. Quizá sea la buena costura, las mangas… En general hay algo que los distingue.

-Esta temporada, ¿por qué colección apuestas?

-Se llama ‘Y Sevilla’, acordándome del poema de Manuel Machado, que habla de Andalucía, de todas sus provincias y que termina así. Es un homenaje a mi tierra, a Sevilla. Alguien me decía que a lo mejor se enfadaban los que son de otra parte y no querían hacerse un vestido conmigo (risas). No creo que nadie sea tan obtuso, porque hay que reconocer que la moda del traje de flamenca nació mayoritariamente en Sevilla, aunque ahora haya diseñadores por todas partes y muy buenos, por cierto. Aparte, tengo el derecho de ensalzar mi lugar. Me parece que su luz, su tierra, su gente, todo en sí, es lo suficientemente importante como para que me pueda inspirar en ello.

-¿Cómo serán los vestidos?

-Los he hecho muy alegres, como siempre. A mí me encanta el color. Aunque hay otros de tonos más apagados -la última parte, que es la dedicada a Sevilla-, es una línea llena de colorido, flores, lunares y en la que en un mismo tejido caben cinco o seis colores, todo para hacerlo súper luminoso. Como algo curioso, se ha hecho un tejido que es una giralda y que va metida también en los trajes como emblema de la ciudad. Este año, por primera vez, hago una colaboración con una casa de tejidos sevillana, Galerías Madrid, donde hemos hecho estos tejidos en exclusiva. Creo que será un tándem importante. El hecho de apoyarme en una empresa local, que lleva tantísimo trabajando, es un cambio en mi trayectoria, pues yo siempre he tenido mis tejidos exclusivos, pero los solía hacer en Barcelona y en otras ciudades. Este año me he decantado por ellos.

-Acabas de desfilar en SIMOF, ¿puedes relatarnos tu experiencia durante un cuarto de siglo en el Salón?

-Ante todo hemos asistido un cambio radical en la flamenca desde que comenzó la pasarela. Fue la primera que se hizo de forma internacional y es lo que nos ha valido para salir al mundo y que nos obliguemos, año tras año, a renovarnos. Hacer desfilar tus vestidos te incita a un trabajo mucho más exhaustivo que si solamente lo hicieras para tus tiendas o para tu taller.

Foto: Jesús Green

-Algo diferenciador de tu tienda es que las compras pueden financiarse…

-Sí, llevamos varios años haciéndolo y la verdad es que muy bien. Hay quien nada más terminar la Feria de Abril viene a por el de la siguiente. Es interesante porque se compra de una manera en la que apenas te das cuenta de que lo haces y puedes, además, optar a uno de más alto precio que si lo dejas para última hora.

-Tienes también moda nupcial… ¿Una novia puede ser flamenca?

-Una novia puede ser muy flamenca (risas). Aunque también se hacen de corte clásico, casi mayoritariamente, los vestidos de novia que hacemos en mi taller son de inspiración flamenca. Son para las mujeres amantes de esta moda y que, normalmente, suelen ser de fuera de aquí pues las sevillanas estamos tan acostumbradas a ponérnoslo que utilizarlo de novia no nos apetece. He trabajado para clientas de Italia, Francia y de muchas provincias de España.

PILAR VERA

  • Tienda: Plaza de Jesús de la Pasión, 6, Sevilla   – Tiene que mirar el número de teléfono.
  • Taller: Calle Villanueva del Ariscal, 4, 41806 Umbrete, Sevilla  – 955715650

Web: www.pilarvera.com

Correo: pilarvera@pilarvera.com

Instagram: @pilarveramodaflamenca

(Visited 121 times, 1 visits today)

Leave a Reply