Pierre Dukan “Se hace a la gente infeliz para que consuma más”

¿Pensaban que todos los dulces engordan? ¡Error! Pierre Dukan, el dietista más famoso del mundo, se confiesa para “Sevilla Magazine” coincidiendo con la presentación de su libro, “La pastelería Dukan”

Ricardo Castillejo

Uno tiene casi que pellizcarse cuando tiene delante a Pierre Dukan, el responsable de la dieta más famosa y, a la vez, más polémica del mundo. Un profesional sobre el que circulan muchas “leyendas urbanas” –como la de que no es médico- que ahora propone adelgazar al tiempo que saboreamos recetas dulces cuya clave es no tener azúcar ni harinas refinadas. Algo que suena casi imposible pero que es tan real como esta conversación que ha tenido lugar en el Hotel Inglaterra de Sevilla y donde, más allá de la alimentación, el francés, de 65 años, reflexiona –con un español bastante asentado- sobre lo que considera lo más importante en la vida: la felicidad.

La pastelería Dukan

-¡Por fin puedo preguntarle si es o no cierto eso que afirman de que no es médico!…

-(Risas) Eso es señal de la mala intención. Soy médico desde hace 42 años en mi país, Francia. Bueno, ahora estoy retirado pero, si no fuera así, me habrían metido en la cárcel. Es cuestión de competencia. En España hay un sindicato de nutricionistas que son muy activos pero que no tienen visión para medir la dimensión del sobrepeso y la obesidad. Fíjate que los médicos no me critican porque saben que, en todo esto, hay conexiones con enfermedades como la diabetes o con el funcionamiento del corazón.

-¿Por qué hace daño al organismo lo más sabroso? (azúcar, grasas…)

-Buena pregunta… Porque la naturaleza nos ha hecho como los animales para que busquemos lo que sea más adecuado para la supervivencia. La grasa son nueve calorías por gramo y, un tomate, menos de una. Cuando vivíamos en las cuevas buscábamos alimentos ricos en grasas y azúcar porque quemábamos más. El azúcar es como una droga tan potente que en Filipinas existe una tribu donde sus miembros arriesgan la vida por buscar miel. Aparte, al tener ese componente adictivo (el azúcar) hoy día se potencia el consumo de productos que la tengan para generar beneficios…

-Muy interesante…

-Es que, al término de la Segunda Guerra Mundial, se firma un tratado donde, para el crecimiento, se necesitaba consumir (y, por otro lado, reducir la necesidad de reproducción). Eso genera una insatisfacción general. Se hace a la gente infeliz para que consuma más. Hay estrés, vulnerabilidad emocional que nos lleva a entrar en depresiones con más facilidad y entonces se busca una recompensa: alimentos gratificantes (azúcar, grasas…).

-¿Algún “pecado” que cometa Pierre Dukan a la hora de comer?

-El chocolate negro (con leche no). Yo, aunque tampoco lo hago en grandes cantidades, como lo que predico. Son cuatro décadas de organizar dietas. Me gustan las verduras y el pescado y los productos lácteos.

-Pero afirma ahora que la combinación de dulce y dieta es posible…

-Eso es provocación, ¿verdad? (risas). El secreto son los ingredientes que utilicemos: salvado de avena, edulcorantes naturales, productos sin grasas, aromas…

-¿Cocina?

-Normalmente no pero, con mi vida profesional, es normal que sepa. Tengo cocineros que me ayudan y luego, mi mujer, es muy buena preparando recetas. Yo me quedo en un segundo plano (risas).

_French_dietician__2178112b

-¿Algún plato de nuestro país que le motive especialmente?

-La paella. Tiene mucho aceite quizás pero me gusta. Y el pollo. Hasta el más barato aquí es mejor que el francés.

-Háblenos de usted más allá de lo laboral…

-Me encanta leer. Y mi familia. Tengo dos hijos. Y también escribo textos como uno sobre el que llevo invertidos treinta años y que trata de la felicidad la cual, para mí, está asentada sobre diez pilares como los alimentos, la naturaleza, el amor, la casa, el juego, la espiritualidad, la belleza… Es curioso que, de entre todos, primemos los que dependen del consumo (esto es, lo lúdico y la alimentación) y que los dos nos inmovilicen.

 

(Visited 119 times, 1 visits today)

Leave a Reply