Pedro Guerra: “Hay determinada música, que se está empezando a escuchar masivamente, que, como poco, es un verdadero monumento al mal gusto”

El creador de “Contamíname” recuerda sus inicios en la música reeditando el primer álbum con el que le conocimos bajo el título de “Golosinas 2018”

por Ricardo Castillejo

Dotado de una exquisita sensibilidad, muchos son los artistas que han apostado por interpretar la música del canario. Así desde Ana Belén y Víctor Manuel a Paloma San Basilio, su labor como creador ha transcurrido en paralelo a un camino como cantautor que se refleja en “Golosinas 2018”, reedición de su primera grabación en la que encontramos nuevos duetos como el que protagoniza con Rozalén. Y es que a Pedro Guerra, a estas alturas, pocos son los que se le resisten…

-En 25 años han cambiado muchas cosas… Has afirmado que hoy nos creemos que somos más libres y estamos más presos que nunca…

-Vivimos en una sociedad que piensa que tiene libertad, pero si no eres un ser curioso que busca, indaga y se interesa por lo que no viene dado, tu capacidad de elección no está siendo libre, pues no tienes todas las opciones sobre la mesa y al final están eligiendo por ti. Eso está pasando: la gente deja que otros elijan por ellos.

-Tienes dos hijos… ¿Te gusta el mundo que tenemos para ellos?

-Hay cosas que me gustan y otras muchas que las podemos cambiar y mejorar sin ninguna duda. Es muy mejorable todavía el mundo.

-¿Tu intención con la música es cambiarlo?

-Mi intención es aportar lo que pueda. Si no sirve para transformar lo que nos rodea, porque no creo que una canción pueda transformar nada, que sea para ayudar a tomar consciencia, a reflexionar y a sobreponerse. Los cambios no pasan solo por el mundo, también por el proceso individual de cada uno.

-Tienes vinculaciones políticas y entiendo que, por tanto, tus preocupaciones son mejorar todo lo que se pueda mejorar…

-Más que vinculaciones políticas, porque no estoy unido a ningún movimiento, me siento parte de una sociedad, y no puedo vivir al margen de lo que pasa porque, al final, todo lo que se hace desde el poder político nos acaba afectando. Si nos echamos a un lado, vamos sufrir los desmanes de la clase política, que últimamente son muchos…

-El lenguaje para llegar a las nuevas generaciones, ¿cuál es?

-La música puede ser un buen lenguaje ya que, en ocasiones se entiende mejor una melodía que un discurso. A través de la poesía se puede también enviar mensajes… La política puede ser una vía, pero tienen que encontrar una manera de llegar a los ciudadanos ya que, cuando todo es muy sofisticado o excesivamente intelectual, te descuelgas y deja de interesar.

-La música bonita, bien compuesta, bien cantada, con sensibilidad… ¿Sigue teniendo lugar hoy día?

-Tiene cabida porque hay espacio para todos, pero sí es verdad que hay determinada música que se está empezando a escuchar masivamente que yo creo que, como poco, es un verdadero monumento al mal gusto. Canciones groseras, soeces y, sobre todo, con una falta de valores que entienden las relaciones personales de maneras muy extrañas. Estamos amparados en la libertad y en que somos libres de decir lo que queramos y yo también estoy en mi derecho de opinar y decir lo que me parecen.

-¿Es bueno tener enemigos?

– Creo que no hay que tener miedo al conflicto ni a ser hostil.

-No me imagino yo a Pedro Guerra enfadado…

-Cada vez me enfado más, estoy practicando… La verdad es que soy muy pacífico y muy suave en mis maneras, pero cuando a uno no le gusta algo lo tiene que decir. Parte de la madurez te enseña que no se puede ir siempre con el buen rollo por delante. Si alguien te hace algo feo se lo tienes que comentar y debes pararlo en seco o si no te conviertes en el que siempre recibe.

-¿Qué le dirías al Pedro Guerra de hace 25 años?

-A veces me miro y pienso que no ha cambiado tanto, aunque quizás antes era más espontáneo y más impulsivo pero la parte de mí que escribe canciones, y que tiene una idea del mundo, ha cambiado muy poco. Se mantiene la esencia.

(Visited 34 times, 1 visits today)

Leave a Reply