Paco Tous: “De joven era 10 veces más guapo que Mario Casas”

Desde hoy y hasta el domingo el actor sevillano estará en el Lope de Vega, junto a Pepón Nieto, con la comedia negra “Mitad y Mitad”.

Josan Muñoz (@josan_ms)

Comenzó su andadura como miembro fundador de una de las compañías andaluzas de teatro de más prestigio, Los Ulen, surgida a finales de los 80, pero la fama llegó a Paco Tous tras su papel de inspector en “Los hombres de Paco”. Precisamente en esta serie estaba al mando de un grupo de pintorescos policías entre los que se encontraba Pepón Nieto, que ahora ejerce de hermano menor en “Mitad y Mitad”. Una comedia que, durante cuatro días, llevará al Lope de Vega la historia de dos hijos que descubren que no quieren que su madre enferma se cure y comienzan a idear diferentes formas de ayudarla a dar el empujoncito para dejar esta vida. Una disparatada historia que les demuestra que matar no resulta tan fácil como pensaban.

big_Mitad-y-mitad_pepon_nieto_paco_tous_los_hombres_de_paco_teatro_obra_que_ver_planes_barcelona_condal

-¿Se trata entonces  de un drama o de una comedia?

-De una comedia y de las buenas. El humor hay que tomárselo muy en serio y no hay comedia real si no te ríes de algo de verdad, como la muerte. La gente debe ser mucho más libre ante este tema y no mirarlo con miedo, sino como algo inevitable. El público se puede morir de risa con esta comedia sobre la muerte.

-¿En que puede fallar una madre como para que sus hijos quieran matarla?

-Madre no hay más que una… Ahora… ¡qué te salga buena! Supongo que todo el mundo intenta hacer lo mejor posible en sus vidas pero no siempre lo consiguen. La mía me lo sigue dando todo, pero hay madres que pueden llegar a ser un “alien”.

mitadymitad-13-1434

-Porque… ¿A la familia hay que quererla a la fuerza?

-Yo creo en la familia y me gusta, sobre todo la mía, aunque hay lazos de amistad que unen mucho más que los de sangre. A los primeros no los eliges y a los otros sí, por lo que es un cariño muy valioso que aparece de forma casual. Confío mucho en el amor entre la gente.

-¿Cree en eso de que a cierta edad son los hijos los que deben educar a sus padres?

-Tengo dos hijos de 8 y 18 años y aun no tengo claro como tendría que haberlos educado, pero tampoco creo que sea a la mayoría de edad, o incluso más adelante, cuando ellos tengan que enseñarme cosas a mí. Llevo aprendiendo de ellos desde que eran muy niños. Es una simbiosis que al padre le mantiene vivo, joven, y en la que el crío aprende jugando, igual que los cachorros empiezan a cazar o desarrollarse como si sólo se tratara de un juego.

-¿Ha pensado alguna vez como le gustaría morir?

-Lo que no me gustaría es dar mucho “por culo” a mi familia, que no tengan que estar unos años pendientes de mis problemas. Querría morir con una cerveza en la mano, jugando al dominó en el barrio de la viña de Cádiz, y con una sonrisa.

-Cumple 50 años. ¿Ha aprovechado para hacer un repaso de su vida?

Tal y como está el mercado solo miro mi día a día. El pasado se refleja en mi presente y el futuro lo miro más pensando en mis hijos que en lo que me tenga que llegar a mi. En este momento me siento privilegiado por tener un trabajo, pero si me faltara estaría del lado de los “indignados”, no en el de los deprimidos o hundidos. Hay motivos de sobra para apuntarse a los primeros.

-¿Qué es lo que más le indigna?

-Mi abuelo siempre decía que el que tuviera más de 20 millones de pesetas o había robado o había matado a alguien. No entiendo que 20 personas en España tengan más dinero que el 20% de los habitantes del país, y mucho menos que su riqueza aumente aún estando en plena crisis. Eso solo se consigue si son rateros, mangantes o estafadores, haciendo un uso indebido de un bien común.

-¿Y culpa a alguien de esta situación por la que pasamos?

Hemos sido engañados, pero también nos hemos dejado engañar con una burbuja inmobiliaria, por ejemplo, en la que los bancos nos daba más dinero del que pedíamos y nos creíamos ricos.

Fue Tejero en la ficción “23-F”. ¿Qué siente cuando escucha que debería haber un golpe de estado?

La democracia, aún teniendo sus defectos, sigue siendo lo mejor. ¡Lo único que nos faltaba es un Mesías o un dictador! Hay que intentar que todo cambie pero con los votos, sin conformarnos cada vez con menos. Vivir en un camping como en el mío en “Con el culo al aire” no es la solución a nada.

mitadymitad-10-3449

-¿En el teatro es más usted mismo que en la pequeña pantalla?

-El proyecto de mi vida ha sido la compañía “Los Ulen”, de la que soy miembro desde que se fundó en 1986 y en la que aún sigo. Más allá, disfruto mucho con la cercanía de un público que te mira desde el patio de butacas que con una escena completa grabada para televisión sin un solo corte. Para un buen actor debe ser indiferente una cosa de la otra ya que la esencia es la misma.

-¿De qué le gusta reírse?

-Del chiste bueno y corto, de las cosas sacadas de contexto o estrambóticas, de las barbaridades y, sobre todo, reírme en sitios donde está mal visto hacerlo. En los velatorios suelen surgir las anécdotas más divertidas y surrealistas.

-En “Los hombres de Paco” tenía a su servicio a los chicos más deseados del país… ¿Eso le hacia sentir inferior?

-Yo de joven era 10 veces más guapo que Mario Casas y que todos los otros. Eran muy buenos chicos, eso sí. Mario es temperamental, Aitor Luna es la nobleza y Hugo Silva es mi hermano, además de un actorazo increíble.

mitadymitad-10-3581

 

(Visited 683 times, 2 visits today)

Leave a Reply