Paco Cerrato,“Toca recoger algo de lo que he sembrado”

El estilista de los famosos –que el domingo que viene firmará la peluquería y maquillaje de los nuevos editoriales del arranque de la temporada de ‘Sevilla Magazine’- celebra cuatro décadas de trayectoria

por Ricardo Castillejo

Su destino lo marcó una tía peluquera de su pueblo, San José de la Rinconada, gracias a la que descubrió la que ha sido, y es, la gran pasión de su vida. Así, con 16 años dio sus primeros pasos en un mundo cuyas puertas se le abrieron en Barcelona, ciudad en la que realizó una amplia formación de siete años tras la que regresó a su tierra para demostrarle a su padre que, ese sueño que tenía de niño de ser un empresario de la estética serio y de éxito, empezaba a hacerse realidad. Casi cuatro décadas después Paco Cerrato puede enorgullecerse de haber logrado convertirse en lo que siempre quiso ser y de haberse ganado el respeto de famosos y anónimos que confían su imagen en él y, cómo no, su equipo.

Foto: Selu Oviedo

Foto: Selu Oviedo

-Antes de nada, ¿cuál es la diferencia entre peluquero y estilista?
-Pues el estilista tiene un abanico más amplio porque puede tocar la moda o el maquillaje. Yo, cuando me formé, quería llegar a más campos que solo al de la peluquería porque pensaba que había posibilidades de hacer más cosas y tenía muchas inquietudes. Nunca quise ser un peluquero más. Deseaba primero ser un buen empresario y luego un buen estilista. Ésa era la manera de que mi padre, que era muy reacio a esto y no me apoyó, entendiera que lo mío era algo serio, tal y como comprobó a lo largo de mi trayectoria. Luché mucho y lo pasé regular pero, antes de llegar al cielo, hay que pasar por el infierno.
-¿Cuál ha sido la clave de su éxito?
-La constancia, el gustarme tanto como me gusta mi trabajo y tener el equipo maravilloso con el que cuento. Es esencial que la gente que te rodee sea la mejor y, aunque me costó ese entorno apropiado, poco a poco lo conseguí. No soy nadie sin mi equipo. Uno no da de sí para tanto.
-¿Es el mejor en su campo en Sevilla?
-Me considero un profesional que, además, sigue formándose. Los de mi generación o están retirados o están pendientes de un personal que tengan contratados. Voy a París cada dos o tres meses para aprender nuevas técnicas y allí están encantados conmigo. Me dicen que soy un “crack” porque no dejo de evolucionar y de adaptarme a cada momento, como ahora con las redes sociales. Cierto es que nadie es profeta en su tierra pero no estoy descontento.
-¿Cómo se lleva Sevilla con la moda?
-Ha habido épocas de bonanza muy buenas, en las que hemos disfrutado mucho. Se hacían muchas editoriales, videoclips, desfiles, fiestas de moda… Ahora es todo más de lo mismo.
-¿Cuál es el mayor error de la mujer sevillana en sus estilismos?
-Aquí se es demasiado clásico y da miedo renovarse. No se es nada arriesgado. Yo me considero un clásico moderno porque debes tener claro por dónde quieres caminar y seguir una línea. He viajado mucho a Londres y a Nueva York, donde veía propuestas demasiado estridentes para nuestra ciudad. Por eso elegí París como espejo “glamouroso” del que traer lo último con una cierta similitud con nosotros. De todos modos, en la época de la Expo, con todo el movimiento que hubo, parece que hubo una mayor apertura…
-Hoy día, ¿cómo lo ve?
-No hay nada nuevo y la moda está complicada. La economía influye mucho y no se tiene el mismo poder adquisitivo que antes.

CERRATO Y PSB
-La duquesa de Alba, Eugenia Martínez de Irujo, Nieves Álvarez, Vicky Martín Berrocal… ¿Qué personaje, de todos los que se han puesto en sus manos, le hace sentir más orgulloso?
-Es que he trabajado con muchísimos populares. Con algunos he tenido más afinidad que con otros, claro está, pero a todos los he tratado por igual, con el mismo respeto.
-¿Son diferentes al resto de clientes?
-Ellos intentan hacerte ver que son distintos pero tú deber es darles lo mismo que al resto. Unas señoras que sean limpiadoras y vengan a mi negocio son tan bienvenidas como las que cobran tres mil euros en un photocall. Para mí son todas iguales.
-¿Qué siente mirando atrás?
-Estoy muy contento. He estado en un desierto siete días a cincuenta grados pero lo tenía que hacer porque sabía que repercutiría para bien en mi carrera pero todo ese bagaje me ha servido para estar donde quiero, hacer lo que quiero y tener lo que quiero. Eso sí, hay que ir acorde a la edad y darle paso a la gente joven, sabiendo cuáles son tus limitaciones. Toca recoger algo de lo que he sembrado…

LHM_1612(Procesado)

Sus reflexiones:

-Cayetana de Alba
-“Tenía muy buena afinidad con ella. Me divertía cuando me llamaba y me decía: “Paco, ven a cortarme”. Era estupenda y falleció con mi último corte de pelo”

-Rocío Jurado
-“Era fantástica, muy humana pero sus entornos no me terminaban de cuadrar. Fui a hacer su último videoclip, que era de noche, pero no llegamos a un acuerdo económico”.

-Raquel Revuelta
-“Es parte de mi trayectoria, como amiga y profesional. Apostó por mí y sigue siendo alguien positiva”.

LHM_1445(Procesado)

-Eva González
-“Empezó con nosotros pero no tenemos mucho contacto. Solo laboralmente”

-Vicky Martín Berrocal
-“Me buscó cuando vino a Sevilla. Ella sabe lo que quiere y lo que no y siempre que nos vemos nos da mucha alegría. Es especial”

-Chabelita Pantoja
-“Como Raquel Bollo y Anabel Pantoja son clientas –y a ella la conocía por mi balcón de Semana Santa-, empezó a venir a mi salón”.

LHM_1298(Procesado)

(Visited 260 times, 1 visits today)

Una respuesta

Déjanos tu opinión