Pablo Lanzarote: “Todos los diseñadores tenemos nuestro punto de locura y nos viene bien para la profesión”

El diseñador gaditano afincado en Sevilla es uno de los mejores exponentes de la moda como concepto artístico ya que crea cada una de sus prendas con el mismo mimo que un pintor trata a su lienzo. Después de una experiencia de un año en Madrid, más vinculado al vestuario teatral y televisivo, Pablo Lanzarote vuelve a Sevilla inaugurando una nueva etapa en la que seguro cosechará tantos éxitos como los recogidos hasta ahora y dentro de la que, una línea nupcial propia es la mayor de las novedades.

-¿Cuánto hay, para ti, de arte en la moda?

-Todo. En otra variante pero todas las artes van enlazadas y hay que estar muy puesto en todas las disciplinas artísticas para desarrollar una concreta.

-Pero, en este sentido, ¿la moda no está un poco minusvalorada por ciertos sectores sociales (que no saben apreciar el trabajo que hay detrás de un vestido, por ejemplo, como los tuyos)?

-Sí, sin duda. Todos, a la hora de poner valor a una pieza, no sabemos cómo hacerlo. Desconocemos lo que supone el proceso de, sobre todo, los modelos exclusivos.

-¿Cuál es tu técnica de creación?

-Muy diversa. Hasta me he despertado de un sueño que tenía para ponerme a dibujar lo que estaba viendo mientras dormía. Es necesaria una fuente de inspiración antes que sentarte ante un papel en blanco. Cualquier cosa puede darte ideas. Hasta una sombra que haya en un sitio y que te lleve a imaginar algo concreto. A mí me gusta informarme, investigar y, desde ahí, empezar. En otras ocasiones una clienta puede pedirte improvisar y también es válido.

-Y si la moda es arte, ¿los diseñadores sois artistas?

-Sí. Lo tengo claro. Cada uno en su estilo, pero sí. Todos tenemos nuestro punto de locura y nos viene bien para la profesión.

-De todo lo que has hecho, ¿qué te gustaría pensar podría pasar a la historia?

-Me encanta el teatro y el espectáculo y, para mí, el vestido de que le hice hace cuatro años a Desiré Cordero representando a Isabel La Católica me ha marcado bastante. Lleva mucho arte dentro.

-Un año has pasado en Madrid… ¿Cómo ha sido tu experiencia?

-Buena. Ha sido un tiempo de formación y respiro. He entrado en vestuario escénica y he tocado otros terrenos, como el diseño digital o la literatura dramática, y hasta he trabajado en una ópera en el Teatro Real con lo que el balance es muy positivo.

-¿Y qué traes para esta nueva etapa de Pablo Lanzarote en Andalucía?

-Quiero poner en práctica todos estos conocimientos adquiridos, no quedarte en lo primero que se te ocurra y exprimir al máximo tus ideas con técnicas distintas. Mi esencia no la voy a abandonar pero hay un antes y después para mí y lo primero será una pequeña línea de novia (que aquí funciona muy bien) y en 2019 lanzaré mi colección costura. Contaré historias más allá de lo que un desfile pueda dar de sí.

-Todo dirigido… ¿hacia qué tipo de mujer?

-Una segura y con carácter, a la que le dé igual la opinión de la gente y que se quiera reinventar. Y que sea actual sin perder el toque de elegancia de los últimos cincuenta años.

-Porque, tu mayor referente de moda… ¿es?

-Galliano. Es un Dios para mí, pese a que Coco Chanel es fundamental para todos nosotros.

(Visited 34 times, 1 visits today)

Leave a Reply