NYA DE LA RUBIA: “Mi vida ha sido muy difícil y con mucho gafe”

Rap, soul, flamenco y funky son algunos de los ingredientes del disco de esta sevillana que, en una combinación explosiva, reúne lo mejor de “El Bicho” y “La Mala Rodriguez”

 Josan Muñoz

Nacida y criada en las calles de Trina, vivió la música desde niña a través de su madre, cantante de copla, y su padre, guitarrista flamenco. Tras unos primeros pasos en la moda y el cine, Nya se trasladó a Madrid hace años para conseguir su sueño de cantar profesionalmente aunque es ahora cuando esta poetisa urbana de 27 años ha conseguido lanzar su primer disco, donde el flamenco, el rap y el soul tiene un papel predominante. Un trabajo que presentó en el concierto del día del Orgullo Gay de nuestra ciudad, entre el que ha encontrado un público fiel, y que ha conseguido también que su madre se rinda ante el talento de una hija en quien no confiaba como artista.

NYA-blog

-¿Por qué decidió marcharse a Madrid?

-Toda mi vida ha sido en Triana hasta que con 19 años me fui a ver si tenía suerte en el mundo del cine. Empecé a cantar con un grupo pero tuve que volver a Sevilla con el rabo entre las piernas. A los siete meses volví a Madrid porque necesitaba subir al escenario. La música era el último de los caminos que toqué porque lo veía difícil pero cuando deseas algo es cierto que al final se consigue.

-¿Cómo le ha marcado nuestra tierra?

-Mi cara, mi pelo y mi forma de hablar son muy andaluces y flamencos pero mi ropa es más de la calle. Siempre me han dicho que mi rollo es muy urbano aunque mi música no tiene etiquetas. La fusión es la que hace que todo encaje e impacte a la vez porque las cosas que rompen siempre son buenas.

-¿Quién ha sido su referente?

-Solamente mi madre, que me ha hecho ser como soy y que ha conseguido que me dedique a la música no porque me apoyara sino todo lo contrario. Ella cantaba copla y sabe que este mundo es muy difícil y se pasa mal. Siempre una madre quiere otra cosa para su hijo. El “artisteo” esta mal visto y creía que se iban a aprovechar de mí (risas). Esto es algo muy inestable pero es lo que quiero. Mi padre era guitarrista flamenco y, aunque nunca he vivido con él, me regalo una guitarra en su día y eso también ha ayudado.

-¿Qué le dice su madre ahora?

-Está feliz y orgullosa, pidiendo a sus amigas que me voten en las radios y compren mi disco. Todo el día con “mi niña” en la boca y diciéndome “óle” porque sabe lo que he luchado. Ellos quieren que todo sea fácil en la vida de sus hijos, pero también se equivocan y ven la felicidad en la estabilidad y no en el que cumplan sus sueños. Llegué incluso a empezar a estudiar para policía por ella…

-¿Cuáles son las vivencias que más te han marcado para componer?

-Lo de que mi madre no creyera en mí y dijera que yo no cantaba era algo complicado, por eso le dedico una canción muy sentida en el disco, para que me oiga y confíe. Los errores son los que mas inspiran, los tuyos y los de otros, porque la sociedad comete errores a diario.

-¿Cómo le influye el amor en este momento?

-Estoy muy motivada para escribir al desamor (risas). Llevo una racha fatal pero del sufrimiento aprendes y te hace escribir cosas que después te sorprenden si las lees con el tiempo recordando lo mal que lo has pasado y que después se queda en nada. Siempre me he expresado mejor en mis letras que en el día a día. Ahí derramo mis sentimientos. Mis palabras viajan más rápido que mi cabeza muchas veces pero, cuando se plasman en un papel, se frenan y se vuelven mágicas y especiales.

-También tendrá algunos éxitos ¿no?

-Mi vida ha sido muy difícil, con mucho “gafe”. En lo profesional siempre me quedaba a las puertas de todos los “castings”. Cuando estuve madura, con las letras claras y sabiendo quien soy es cuando he conseguido que me hicieran un disco. He luchado mucho. El hecho de que estén Alejandro Sanz, Paco Ortega o El Bicho apoyándome no es por suerte sino por mi trabajo. Ahora he sacado un disco de diez canciones con todas las letras y melodías mías, algo inalcanzable en este momento incluso para artistas consagrados.

-¿Cómo fue su experiencia en el Orgullo Gay de Sevilla?

-Yo soy una artista de directo y el hacer “playback” no me gustó mucho porque pierdo mi esencia sin poder jugar con el público, que es lo que más hago. Más allá, encantada porque el público “gay” es muy fiel y mi música puede encajar bien sobre todo entre las lesbianas. Ellas son más flamencas, les gusta la música romántica… Como yo le caigo bien a todo el mundo pues a lo mejor los chicos me quieren también.

-El que seas tan guapa también ayuda ¿no?

-Me da vergüenza decirlo pero empecé con 16 años en moda. Fui segunda dama de Honor en Miss Sevilla y Miss Fotogenia. Luego empecé a bailar y lo de cantar, que es mi fuerte, es lo que pensé que nunca llegaría. Tengo una voz peculiar, un estilo propio. Ni modelo ni actriz, mi destino era ser cantante. En el escenario soy más viva, tengo carisma y atrapo al que me ve. En casa soy humilde, muy inocente y mucho más tranquila. En realidad todas las personas tienen muchas realidades en sí mismo. Depende del momento…

l-¿Se puede vivir hoy día de la música?

-Yo no. Necesitas un “boom” enorme, muchos apoyos… Hay grupos muy buenos con un caché de menos de 300 euros pero la culpa de que todo haya bajado es de ellos mismos, que lo hacen por ese dinero.

 

 

(Visited 46.586 times, 3 visits today)

No Responses

Leave a Reply