Nuria Fergó “Ni el más famoso, ni el más rico, es más feliz que yo”

La cantante y actriz malagueña protagoniza su primer teatro musical encarnando a “Lucía, la maga”, reinventándose así como artista con un personaje que la está llevando a recorrer Andalucía para entretener a toda la familia gracias a divertidos juegos, trucos y canciones.

Josan Muñoz

Desde que saltara a la fama como finalista de la exitosa primera edición de “Operación Triunfo”, la de Nerja, entre otros logros, ha vendido más de medio millón de discos de sus cinco álbumes de estudio, ha participado en un centenar de capítulos de la serie “Amar en tiempos revueltos” y ha formado parte del elenco de diferentes películas y programas televisivos. Nada se le resiste a la que también es mamá de Martina, de dos años y medio, la cual se mete ahora en la piel de una maga para divertir con música a toda la familia. 

0901teatro088

-¿Cómo surge esta primera experiencia en el teatro musical?

-La productora se puso en contacto conmigo y me pareció genial. Soy muy polifacética y todo lo que sea de “artisteo” me encanta, por eso me animé. Siempre quise estar en un escenario o delante de las cámaras. Yo he nacido para esto, no tengo dudas. 

-¿Son los niños el público más difícil al que se ha enfrentado?

-No, porque se quedan obnubilados, ni parpadean. “Lucía, la maga” es una obra muy dinámica en la que tampoco los mayores se aburren. Las críticas han sido buenísimas. Ahora toca darla a conocer. La gente esta acostumbrada a ir a muchas funciones solo por el nombre, o porque salen personajes Disney, y les cuesta acercarse a otras desconocidas pero el boca a boca está haciendo mucho. A mi hija le encantó. No se movió de la silla. Se sabe todas las canciones y me pide que se las ponga en el coche. 

-¿Le queda algo por hacer en el mundo del espectáculo?

-Siempre me atrevo con todo, no me pongo barreras. Si lo intento, puedo con ello, disfruto y además los jefes creen que lo hago bien… ¿por qué no seguir? Me gusta indagar, probarme. Hice monólogos en “El Club de Flo”, estuve seis programas y me resultó demasiado complicado… pues una experiencia más. Ya he visto que por ahí no está mi camino. No puedo quedarme en mi casa y no sé hacer otra cosa que no sea cantar, interpretar, presentar o dar pregones. Voy a estar siempre llamando a puertas porque necesito trabajar para comer y pagar la hipoteca. 

-¿En su vida personal también es tan valiente?

-No. Soy muy tímida, calladita y, aunque divertida si me conoces, no soy de las que en una reunión lleva la “voz cantante”. Eso sí, me subo al escenario y me transformo. Empecé con dieciséis añitos cantando copla, gané el karaoke de Telecinco, después fui primera dama de Miss Nerja y ya luego vino el concurso de televisión y todo lo que conocéis. He tenido que perder un poco la vergüenza.

-Su personaje en “Amar en tiempos revueltos” también hacía cualquier cosa por triunfar…

-Yo soy más sencillita y más buena que “la” Loli. Ella por conseguir lo que deseaba pisoteaba a quien hiciera falta, algo que también ocurre en la actualidad. Hay artistas a los que les da igual los demás por llegar donde quieren. Eso se palpa, se respira. Cuando nos reunimos en un grupo se nota de qué palo va cada uno, cómo quiere vivir y lo que esta dispuesto a hacer por lograr su objetivo. Yo soy más del pasito a paso. Trabajar en la serie fue espectacular porque pasé de cosas pequeñas a un espacio diario donde aprenderte seis o siete secuencias por capítulo. Empecé la casa por el tejado puesto que, sin estudiar arte dramático, fui a lo grande y me salía natural, disfrutando y llegando al espectador. Soy como una esponja y lo pillo todo.

Material Grafico Lucia

-¿Qué es el éxito para usted? 

-Trabajar de lo que me gusta y sentirme llena con lo que hago. Me considero una privilegiada porque hay muchos que no están en esta situación. Soy ambiciosa en lo bueno, en ponerme objetivos y superarlos. El público me quiere y, si dices mi nombre, nadie te dice nada malo. No quiero ser súper conocida ni ganar muchos millones. Ni el más famoso, ni el más rico, es más feliz que yo.

-Pero estuvo a punto de ser un personaje del “corazón”…

-No he sido consciente. Me han respetado mucho. Me han seguido pero, cuando he estado enamorada, lo he dicho. Lo malo es jugar a “ahora no, ahora sí”. Soy un personaje público e intereso, por eso han preguntado por mi separación o por mi hija, aunque siempre han ido con cuidado. Entiendo que es una parte más de mi profesión.

-¿Cómo se encuentra ahora en esa parcela íntima?

-Ahora estoy muy feliz, todo el mundo lo sabe… Además mi hija me ha cambiado la vida totalmente. Ya no soy yo, es ella. Pienso continuamente en llegar a casa. Hay muchos tipos de madre pero yo soy muy sufrida, por eso no quiero más. No soy de tenerlos para no criarlos o que los cuiden otros. He podido disfrutar con Martina dándole el pecho hasta los siete meses, llevándomela a las “teles” cuando tenía promoción… Lo paso mal con las distancias. 

-¿Cómo contempla su profesión tras trece años en ella?

-Mucho más complicada que cualquier otra. Nunca hay tranquilidad y no depende ni de ti, ni de tu arte sino de todo lo que te rodea. En cuanto a mí, no me arrepiento de nada de lo que he hecho y creo que lo que pasa, sucede por algo. Si te sale mal es bueno para no volver a caer. Todo es un aprendizaje. 

-¿Le preparan para esto en programas como “OT”?

-Aprendes tú mismo, y fuera. No sabíamos lo que iba a pasar y hay que tener la cabeza muy bien amueblada para que no se te vaya. Nunca se me fueron los pies del suelo ni un poquito. Dentro estábamos muy protegidos pero, al salir, hay que madurar rápidamente.

Lucia-la-maga-01

(Visited 231 times, 1 visits today)

Leave a Reply