Nerea Rodríguez: “Lo que vivimos en “OT” está por encima de todo y esa unión no se puede deshacer”


La joven, que se sincera para nuestros lectores en esta entrevista, ha visitado Sevilla en la que es su primera gira en solitario después del éxito de su single, “Y ahora no”.

Por Pepe Zarza

Las propuestas le están lloviendo desde su salida de “Operación Triunfo 2017”, formato que le ha dado la fama y le ha permitido hacer de su vida la música. Fue la “chica Disney” de su edición y conquistó a la audiencia con su interpretación de “Quédate conmigo”, de Pastora Soler. Ahora comienza su gira en solitario por España, actúa en el musical de “La Llamada” y, pronto, en el de “Aladdín”. Ha puesto su voz al protagonista de la película “Terra Willy” y, aunque no le sonríe el amor de momento, asegura haber conseguido ser, por fin, completamente feliz.

-Te has cortado el pelo…

-Me canso de verme siempre de la misma manera y necesitaba un cambio acorde a los que se están produciendo en mi vida. Así empiezo mis conciertos con las energías renovadas.

-¿Cómo afrontas el comenzar ahora tu propia gira en solitario?

-Con muchísima ilusión, ganas y felicidad. Muy agradecida también a todos los que la hacen posible y a toda la gente que va a venir a verme. También tengo mi punto de vértigo, nervios e, incluso, miedo. Es la primera vez que se me ve a mí sola en un escenario. Voy a interpretar melodías mías inéditas y algunas versiones. 

-¿Significa esto que vas a dejar el musical de «La Llamada»?

-No, eso nunca (risas). «La Llamada» es una obra que me tiene enamorada desde el primer día que la vi y, ahora que la puedo vivir cada noche, estoy encantada. Lo compaginaré, además, con más proyectos. No me gusta escoger, prefiero seguir con todo. 

Tengo en mí una parte muy “princesa Disney”, pero también otras facetas. No me molesta siempre que no se piense que solo puedo hacer eso, porque tengo muchas más posibilidades”

-¿Cómo es trabajar con los Javis en el musical?

-Ser dirigida allí es como cuando ellos dirigían la puesta en escena en «Operación Triunfo», igual de familiar que siempre. Ellos son unos genios, los admiro y los quiero mucho. 

-¿Qué opinas de las críticas que han tenido en esta edición de «OT» asegurando que les hacen mal a los concursantes?

-No estoy nada de acuerdo. Creo que son unos excelentes profesionales. De hecho, a mí me han ayudado mucho a nivel interpretativo y a mis compañeros también. Cada uno es un mundo. A lo mejor lo que a mí me va bien, a ti no. Pero creo que ellos lo han hecho todo siempre desde la profesionalidad, desde el cariño y queriendo ayudar a los concursantes, así que yo siempre los voy a apoyar. 

-También vas a empezar el musical de «Aladdín»…

-Vamos al Teatro Condal de Barcelona. Estaré solo los domingos por la mañana y en Semana Santa. Es algo familiar, infantil, para que todo el mundo se lo pase bien. Se renueva la historia de «Aladdín». 

-Sigues en la línea de la «chica Disney» que se te puso en «Operación Triunfo»… ¿Te molesta que se te encasille en ese papel?

-Tengo en mí una parte muy “princesa Disney”, pero también otras facetas. No me molesta siempre que no se piense que solo puedo hacer eso, porque tengo muchas más posibilidades. 

-Estás teniendo mucho éxito, pero has contado que tu infancia no ha sido fácil…

-Cuando era pequeña lo pasé mal porque los niños se metían conmigo… Pero al final se acaba pasando. Ha sido una historia de superación.

-¿Darías algún consejo a quienes estén pasando por algo similar ahora?

-Creo que no soy nadie para dar consejos, porque cada uno tiene que encontrar su camino. A mí me ayudó mucho la música, me focalicé en ella y conocí a personas maravillosas que ahora son mis amigos. Desde que descubrí la música fui dichosa y tuve la suerte de hacerlo pronto. Algo me puede ir mal o me pueden pasar cosas malas, pero en mi vida, soy feliz. 

-Hemos conocido hace poco que Raoul y tú vais a poner voz a los protagonistas de “Terra Willy”, una película de animación…

-Yo doblo al niño protagonista y Raoul a un robot, que son amigos. Es algo que siempre me había llamado la atención, pero nunca me había puesto a estudiarlo. Llevo unos meses en una escuela para aprender y poder estar formada para estas oportunidades. Michelle Jenner, por ejemplo, para mí es un referente, me parece una dobladora maravillosa, aparte de una actriz excelente. 

-Además, Raoul y tú, tenéis una relación muy buena… ¿Es la amistad que más te queda después de la academia?

-No sé si la que más me ha quedado, pero sí la que más uso. Hemos acabado en los mismos círculos. Una de mis mejores amigas es también una de las suyas y tenemos un grupo los tres donde nos contamos nuestras penas y nuestras alegrías. Es a quien más veo, con quien más estoy, a quien más llamo, con quien más me escribo… Es uno de mis grandes apoyos.

Todos recibimos críticas a diario, pero también forma parte de nuestra profesión. Por nuestra salud mental hay que intentar llevarlas de la mejor manera posible y, si duelen, que sea poco”

-Con el resto, ¿seguís teniendo contacto?

-Sí, tenemos un grupo de Whatsapp y hay mensajes a diario. 

-¿Y estáis todos o falta alguien?

-Todos. Lo que vivimos está por encima de todo y esa unión no se puede deshacer. A lo mejor ahora nos vemos menos, pueden pasar dos o tres meses, pero llegará un momento en el que, aunque transcurra un año, cuando quedemos va a estar todo igual y nos alegraremos por los éxitos de los demás. 

-Con las relaciones que se forjan que luego se rompen… ¿No se crea tensión?

-Creo que nadie está teniendo esa actitud…

-¿Cómo te ha afectado a nivel personal la fama de «OT»?

-Me ha venido muy bien porque mi vida profesional es, al final, mi vida personal. Continuamente pienso qué puedo hacer para ser mejor actriz, mejor cantante o mejor dobladora. Para mí el formato ha sido un regalo y siempre estaré agradecida de que me seleccionaran en aquel casting.

-Pero en toda esta vorágine, muchas veces las críticas son devastadoras…

-Todos recibimos críticas a diario, pero también forma parte de nuestra profesión. Por nuestra salud mental hay que intentar llevarlas de la mejor manera posible y, si duelen, que sea poco. No somos de piedra y todo nos influye, aunque llega un momento en el que, si veo que se están metiendo mucho conmigo, dejo de leer. Cuando salió la noticia de la película, hubo quien nos criticó a Raoul y a mí porque no somos dobladores. En primer lugar, me gustaría que se informaran porque estoy en una escuela y me estoy formando para ello. No hay un título de doctorado y me han seleccionado haciendo pruebas. 

-En tu single cuentas una historia de amor, ¿te identificas con ella?

-Claro, compongo sobre cosas que me han pasado a mí, a personas cercanas o que me inspiren…

-¿Dirías que el amor te ha tratado bien?

-No, la verdad (risas). ¿Para qué engañarnos? Pero con mis 20 años tampoco podría quejarme en exceso… Bueno sí, podría hacerlo, pero no pasa nada, siempre positiva (risas). 

-Estás abierta al amor entonces, ¿no?

-Siempre estoy abierta al amor en todas sus formas. Una amistad no deja de ser una relación de amor, soy muy cariñosa con mis amigos… 

-Por cierto, va a Eurovisión Miki con «La venda», ¿te gusta el tema?

-Mucho y él, también. Nos va a transmitir mucho buen rollo, todos vamos a disfrutar y Eurovisión va a ser una fiesta. Ojalá tengamos mucha suerte y quedemos en un buen puesto, pero eso ya nunca se sabe…

-Aunque parece que hay algo de desinterés ahora con el Festival pues casi nadie quería ir…

-En mi edición también nos atacaron por ello… A mí me habría encantado ir el año pasado, pero no fue el momento. A lo mejor más adelante llega o a lo mejor no es para mí esa oportunidad, pero siempre estoy abierta a Eurovisión, me encanta el festival y cada edición me reúno con amigos para verlo.

(Visited 208 times, 1 visits today)

Leave a Reply