Navidad, ¿dulce Navidad?

Me gustaría sentir que ésta es una Navidad dulce pero, lamentablemente, este año lo veo menos que nunca. El mundo se desmorona. Fíjate alrededor tuyo. Hay países donde las guerras son cada vez más cruentas, gente que se muere de hambre o que entrega su vida a causas absurdas con paquetes bombas (u otros sistemas suicidas) que también siegan la existencia de seres inocentes que bajan de un metro o pasean tranquilamente por un mercadillo, presidentes de gobiernos que hacen declaraciones racistas y machistas y que, a pesar de ello, son elegidos por su pueblo… Tenemos tantas y tantas razones para no sentirnos orgullosos de nuestro entorno que, como señal de duelo, lo mismo no deberíamos celebrar nada.
Pero como esto es imposible, que al menos seamos conscientes de ello. Que cuando esta noche y mañana estemos a la mesa con nuestros seres queridos cerca pensemos lo afortunados que somos por poderlos tener, lo primero, y por poder contar con comida para alimentarnos y un techo bajo el que resguardarnos, después. Que no olvidemos que hay quien ha perdido hasta su tierra, que muchos son los ancianos que viven solos y que no son pocos los niños a los que sus padres no quieren. Que los cobardes no dejan de maltratar los corazones de otros y otras más débiles que ellos…
Si logramos sentir esa realidad al menos como nuestra, estas Fiestas serán seguro menos alegres pero más justas. Es lo mínimo que podemos hacer por aquellos que no tienen la misma suerte nuestra.

navidad2

(Visited 79 times, 1 visits today)

Leave a Reply