Mónica Esgueva «Las personas de éxito están muy vacías por dentro»

En el Día Mundial de la Felicidad, la “coach” Mónica Esgueva nos indica claves para encontrarla las cuales, como indica en su libro “Mensajes para el alma”, radican en uno mismo, en las relaciones con los demás y en cómo comprendemos al mundo. La buena noticia es que conseguirla depende solo de nosotros.

Josan Muñoz

Con “Mensajes para el alma”, Mónica Esgueva siembra semillas para reflexionar aportando respuestas a las cuestiones más habituales de la vida cotidiana desde otras perspectivas y descubriendo así recursos internos que conforten el alma y den sentido a algo tan complicado, y a la vez tan bello, como vivir.

Mónica Esgueva_

-¿Tan difícil es ser feliz para necesitar un Día Mundial de la Felicidad?

-Hay una voz que nos guía en ese sentido pero estamos distraídos por culpa de tantos estímulos diarios que reclaman nuestra atención. A los niños se les enseña mucho a memorizar, algo a pensar y absolutamente nada a vivir. Ya en los colegios debería haber una asignatura para aprender a esto. Todo lo que hacemos en la vida es para ser felices y, sin embargo, hay muchísima gente que aún no lo ha conseguido.

-¿En que nota esa carencia?

-En las cuatro horas diarias de media que se ve en España la televisión, y sobre todo Telecinco, buscando una distracción banal que no te hace pensar ni cuestionarte en las cosas que más te duelen. Eso de “alegría de calle y tristeza de casa” tiene mucha verdad porque fuera estamos anestesiados pero, cuando nos paramos, nos enfrentamos a todos los problemas.

-¿La gente de la televisión también los tiene?

-En “coaching” tengo clientes de todo tipo: famosos, alta sociedad, nobleza… y las apariencias engañan. Las personas de éxito están muy vacías por dentro ya que, ni el dinero, ni la fama les trae satisfacción plena. Muchísimos personajes televisivos son grandes infelices y suponen un fiel reflejo de esta sociedad, que está seriamente enferma y a la que tenemos que sanar para avanzar.

-¿No viviríamos más si reflexionásemos menos?

-Hace unas décadas veníamos de una posguerra y se buscaba la supervivencia pura y dura. Ahora hay muchas cosas materiales que están sobrevaloradas pero la mayoría de las personas sufren una falta de sentido en sus vidas.

-Pero… ¿qué es realmente la felicidad?

-Se podría decir que no es éxtasis o placer, y mucha gente la busca ahí, confundida, sin obtenerla. Estaría más próxima a la paz interior, el altruismo, la generosidad, la alegría de vivir…

monicaesgueva

-¿Y de quién depende?

-Solo de uno mismo. Una persona sola puede ser muy feliz. Si buscas a quien te complemente para conseguirlo es porque no te sientes completo y encontrarás a otra persona incompleta como tu. Al final, tú estas defectuoso y, la persona que se acerque a ti, también.

-¿Por qué el amor es uno de los grandes motivos de las infelicidades?

-Porque se confunde con una dependencia que te lleva a relaciones tóxicas donde reinan sentimientos negativos como los celos o la obsesión. Puede ser muy adictivo. Hay otros motivos como el miedo, que te obstaculiza para moverte hacia adelante y conseguir lo que necesitas. También está la culpa, que nunca tiene solución porque no hay castigo suficiente para perdonarla y ya somos culpables desde el nacimiento por la religión. O el fracaso… Es fundamental caerse para aprender y levantarse con una lección ya sabida.

-¿Reconoce a alguien feliz solo con mirarlo?

-Emanan un aura especial y eso atrae igual que si tuviera un cuerpazo. Si te gustas también gustarás a los demás. No debes buscar que te alaben desde fuera para rellenar huecos que, si no nos lo creemos nosotros, seguiremos viendo vacíos.

-¿No se esta recurriendo demasiado a los psicólogos?

-Cuando a uno le duele un pie va al traumatólogo a que se lo mire porque solo no es capaz de curarse. Cuando el daño está en el alma hay que recurrir a un especialista para salir a flote.

-¿El alma duele?

-Es el mayor dolor que puede experimentar el ser humano y llega por la falta de sentido, el no saber nuestro cometido aquí. En los campos de concentración nazi se salvaban uno de cada diecinueve y no eran los más fuertes sino los que pensaban que tenían objetivos vitales. Sentir que tu vida no tiene un propósito te lleva a sobrevivir en lugar de vivir.

-Déjeme una enseñanza para finalizar…

-“¿Cuál es el secreto de la serenidad? Colaborar incondicionalmente con lo inevitable”. Hay cosas que se deben aceptar sin desgastarnos luchando contra eso. Pon tu energía en algo que realmente puedas modificar.

Mónica Esgueva 0_

(Visited 457 times, 1 visits today)

2 Comments

  1. Fran Patricio

Leave a Reply