Moda flamenca como sentimiento

 

 

Atelier Rima presenta hoy a las 12:30 horas su nueva colección, Rapsodia, con la que seguro no dejará indiferente a nadie

 

Por Iván Alcázar

 

Rima Poceviciene es una diseñadora de nacionalidad lituana, residente en España desde el año 2000, la cual lleva dedicándose al diseño, patronaje y costura desde hace tres décadas, siendo este el quinto año que presenta colección de flamenca en el certamen SIMOF, hoy en concreto, bajo el nombre de Rapsodia. Según la propia creadora, esta colección se inspira en el folklore de varias culturas, dando como resultado la unión de estilos, elementos, tejidos y muchos detalles artesanales. Así, manteniendo la esencia del traje de gitana nuestra protagonista pretende enriquecerlo aportando detalles complejos y laboriosos que lo hacen único. Haciendo referencia a su Lituania natal, el show se clausura con un traje inspirado en el ámbar, con origen en la tierra de nuestra entrevistada, quien nos cuenta cómo se siente ante su gran día.

-¿Qué puedes adelantar de lo que veremos sobre la pasarela?

-La tendencia este año son las siluetas relajadas, mucho más cómodas y libres. Se va a poder ver en mis modelos mangas voluminosas, faldones de un volante o de volantitos más pequeños, además de estampados de flores, cuadros y lunares pequeños. En cuanto a las telas, se utilizan las naturales como el lino, algodón, gasa, seda, denim, mikado, raso, tejidos envejecidos manualmente o bordados con cintas elaborados artesanalmente. Finalmente, los colores más protagonistas son el rojo, azul, verde amarillo, negro o tonos ámbar, entre otros. Estoy muy ilusionada con esta nueva apuesta en la que hemos trabajado tanto estos meses.

-¿Cómo es la flamenca para Rima?

-Para mí hacer trajes de flamenca es un arte, un sentimiento muy intenso que me invita a ser muy creativa ante la infinidad de posibilidades que me ofrece. Por ello lo de “menos es más” no se aplica en mis diseños. Soy un poco barroca en ese aspecto. Cuanto más artificio mejor: colores muy vivos, volantes, estampados, encajes… Yo me aplico el “más es más” como podrá comprobarse en el pase… (risas).

-¿Fue difícil para alguien extranjero como tú hacerse un hueco en una industria tan local?

-La verdad es que no. Sí que es cierto que al principio tenía un poco de miedo por lo que pudiera pasar, pero la gente aceptó muy bien mi forma tan diferente de ver la moda flamenca y la unión de culturas y hasta ahora me ha ido muy bien. Estoy muy agradecida.

(Visited 49 times, 1 visits today)

Déjanos tu opinión