Misura Costura: “Debería haber más apoyo de los organismos oficiales para que se incuben los nuevos talentos de la moda”


Por Pepe Zarza

“Misura Costura” ha logrado consolidarse como una de las marcas sevillanas de más calidad en lo referente al diseño exclusivo en invitadas y novias. Sus creadores, Vicente Martínez y Diego Mora, llevan 30 y 14 años respectivamente dedicándose a la moda y desde 2005 trabajando juntos en esta apuesta por la elegancia y la costura a medida. Han vestido a “celebrities” de la talla de Mónica Naranjo, Paloma San Basilio o, la protagonista de este número, Edurne. Ahora centran su atención y esfuerzos en la próxima colección y en un horizonte lleno de nuevos e interesantes proyectos.

-En todos estos años, habrá cambiado vuestro mundo…

-(Vicente) Y sigue cambiando. Concretamente, Sevilla es la que más se está resintiendo. Cada vez hay menos firmas -y las que hay, van a menos- y menos locales especializados en un producto concreto y de calidad. Todo se está resumiendo en más de lo mismo del grupo Inditex… Esperemos que en un corto plazo de tiempo cambie un poco porque, de momento, va para atrás. 

Que una empresa o varios diseñadores hagan el trabajo y que alguien que no tiene ni idea esté ahí como si fuese una persona creativa o diseñadora no es agradable porque, además, sabemos que no es real. Eso desmerece a los verdaderos profesionales”

-¿En qué momento está ahora Misura Costura?

-(V) Bien, con muchas inquietudes y proyectos. Contando con el panorama social y económico que hay, estamos en una etapa estable y equilibrada. Al estar centrados en un producto concreto hecho a medida -y al trabajar con artículos de importación-, tenemos más exclusividad y hay un público que todavía demanda mucho eso. Trabajamos mucho la artesanía y vendemos el concepto de manualidad, con taller de bordado, entolados de encajes, sombrerería…

-¿Es importante la exclusividad para vosotros?

-(Diego) Es primordial. Queremos que quienes lleven nuestros vestidos no se encuentren otro igual en el mismo sitio. Si hacemos uno para una boda en un pueblo, no lo volvemos a repetir, aunque sea para otra boda en el mismo lugar.

-¿Cuándo saldrá la próxima colección?

-(V) Seguramente a primeros de octubre, aunque aún no sabemos la fecha. Queremos hacer algo que sea más «moda», aunque también saquemos vestidos más comerciales. Estará entre lo comercial y lo elegante. Aún tenemos que madurar la idea, porque nos han propuesto hace poco el desfile. 

(D) La sacaremos en «Code 41», en FIBES.

-¿Qué caracteriza a un vestido de Misura?

-(V) Por lo general son los tejidos nobles de primera calidad. También hacemos mucha manualidad, bordados, aplicaciones, cuidamos mucho los acabados…

-(D) Un patronaje muy justo y acertado.

-¿Os gusta arriesgar?

-(V) No. Hoy por hoy como está el mercado…

-(D) Como gustar, nos gusta. Otra cosa es que luego la gente lo entienda. Normalmente las clientas son sota, caballo y rey. La mayoría vienen a por algo específico… Son ellas las que nos tienen que dejar arriesgar y crear algo único.

-¿No es buen momento para la creatividad?

-(V) Es buen momento, pero creo que hay pocos creativos y pocos artistas. Todo se ha resumido en el «prêt-à-porter» y hay mucha similitud entre unas colecciones y otras. Necesitamos que creativos buenos salgan a la luz, porque haber tiene que haberlos… Habrá niños en escuelas y algunos que estén empezando que evidentemente tienen que tener una creatividad absoluta, pero deben salir a flote. También debería haber un poco más de apoyo de los organismos oficiales para que se incuben esos nuevos talentos.

-¿La moda depende, al final, de la política?

-(D) No exactamente, pero sí que se echan en falta apoyos como en París o en Londres, donde el gobierno y las instituciones la respaldan mucho. Aquí le han dado apoyo a cuatro que ya son conocidos y grandes. Debería haber un poco más de control en eso.

-¿Qué papel juega la clienta en todo esto? ¿Hasta qué punto condiciona el diseño y la creatividad?

-(V) El principal, aunque en Sevilla es más complicado. Las clientas se dejan aconsejar mucho por las amigas y deben tener más criterio propio y dejarse asesorar más, dentro de su estilo, por el diseñador. Con frecuencia vienen con una idea que no les favorece nada y que a lo mejor es porque lo han visto a otra persona en una boda…

– ¿Os molesta el intrusismo de famosos en el mundo del diseño?

(V) Un poco sí. Que una empresa o varios diseñadores hagan el trabajo y que alguien que no tiene ni idea esté ahí como si fuese una persona creativa o diseñadora no es agradable porque, además, sabemos que no es real. Eso desmerece a los verdaderos diseñadores. 

(Visited 45 times, 1 visits today)

Leave a Reply