Miguel Reyes, Presidente del Gremio de Maestros Sastres y Modistas de Sevilla: “A muchos de los que somos modistas o sastres no nos gusta que nos llamen diseñador”

 

 

Verónica Forqué o Tony Benítez, entre otros, serán homenajeados esta noche a las 20:30 horas en la IV “Cena de la costura” a través de unos premios que otorga el Gremio de Maestros Sastres y Modistas de Sevilla, presidido por Miguel Reyes

 

por Iván Alcázar

 

Esta noche tenemos una cita ineludible con la moda de la mano del Gremio de Maestros Sastres y Modistas de nuestra ciudad. Allí se homenajearán a distintos rostros conocidos como Verónica Forqué, Pepe Salas, María José Santiago, Tony Benítez, Marina Bernal, Juan Carlos Wilkins, Fdo. Luis Aísa y Eric Putzbach, todos ellos ligados de alguna forma a la moda. Un evento que tendrá lugar en la Sala Occo Ocean y que estará presentado por Ricardo Castillejo, director de nuestra revista, Sevilla Magazine.

-¿Cuáles son las distinciones que hacéis con estos galardones?

-Tenemos dos categorías: con el ‘Botón de oro y nácar’ reconocemos a personalidades del espectáculo o de la cultura en general y el ‘Figurín de la costura’ solo se entrega a aquellos dedicados, muy activamente, a la costura y la moda.

-¿Cómo elegís a los homenajeados?

-Miramos bastantes cosas cuando nos reunimos para la elección. Para los “celebrities” revisamos mucho la trayectoria profesional pero siempre buscando que haya colaborado con el mundo de la moda y la costura y que tenga un cariño especial hacia Sevilla. En cuanto al ‘Figurín de la costura’, que más técnico, buscamos un prestigio y que el trabajo sea de buena calidad.

-¿Qué lugar tienen los sastres y modistas en una época en la que predomina la moda “low cost”?

-Desde 2017 parece que estamos remontando un poco pero es innegable que pasamos un mal momento, ya que todo ha cambiado. Antes se llevaban mucho las prendas a medida, no solo para ocasiones especiales sino para el día a día y hoy nuestra función ha quedado relegada casi exclusivamente para ceremonias o actos concretos. Con las grandes marcas industrializadas nos hemos tenido que retirar a un segundo plano en el sector porque es casi imposible competir con ellas.

-¿Es la nuestra una ciudad preocupada por la moda?

-En mi opinión se ha perdido un poco el gusto a la hora de vestir en general y la gente para diario se ha despreocupado bastante en ese sentido, pero sí es cierto que aquí gusta mucho la moda. Otros diseñadores amigos de fuera me cuentan que, para citas especiales, sí que nos preocupamos mucho en llevar nuestras mejores galas. Como las bodas de Sevilla no se encuentran por ningún lado (risas)

-¿Por qué mucha gente huye del término “modista” y prefieren el término “diseñador”?

-En el gremio sucede al revés. A muchos de los que somos modistas o sastres no nos gusta que nos llamen diseñador, pues nuestra profesión, generalmente, es mucho más laboriosa y completa (los diseñadores simplemente diseñan pero con frecuencia no saben ejecutar ni llevar a cabo nada). Nosotros, sin embargo, sí que nos sumergimos en todo el proceso de elaboración, tanto en creación como en corte, patronaje y confección.

-¿Cómo ha sentado en el gremio el nuevo programa de, La 1 ‘Maestros de la costura’?

-La verdad es que hay diversidad de opiniones. Muchos consideran que no son verosímiles las pruebas que se realizan y que no reflejan bien nuestra labor, pero yo no pienso así, ya que es televisión y tiene que tener un ritmo y dar espectáculo. Es algo positivo para nuestro ámbito al dar mucha más visibilidad a todo lo que hay detrás de un vestido o un traje y creo que hay mucho potencial entre los aprendices, como por ejemplo Eduardo Navarrete, el cual creo que podremos disfrutar próximamente en nuestras pasarelas.

 

(Visited 120 times, 1 visits today)

Déjanos tu opinión