Miguel Poveda «No me gustaría dedicarme a la música por siempre»

`Sonetos y poemas para la libertad´es el trabajo que presenta el cantaor en este reportaje exclusivo para los lectores de nuestra revista con ropa de Álvaro Moreno y en un rincón tan especial como la terraza ‘Puerto de Cuba’

Guerra por la guerra” es la carta de presentación de un trabajo, Sonetos y poemas para la libertad, con el que Miguel Poveda reivindica un género literario, la poesía, que hoy más que nunca es necesario para una sociedad como la nuestra. A sus 42 años, este catalán poseedor de la Medalla de Andalucía, ha decidido dar un paso tan importante en su vida como es el de ser padre a través de una gestación subrogada gracias a la que, en breve, tendrá a su primer hijo en sus brazos. Una excelente noticia para animar la promoción de un disco en el que ha contado con participaciones de lujo como la de Ana Belén, Miguel Ríos o Joaquín Sabina.

mpoveda_sevillamagazine_marzo15_01-¿Es buen momento éste para la poesía?

-Yo creo que siempre es buen momento para la cultura. Dado como está todo, si te dejas asfixiar, no respiramos. Lo que quieres es soltarte esas cuerdas que te aprietan el cuello. Si no hay mucha afición a la lectura y la gente que estamos en la música no apostamos por eso… Esos sí, hacen falta autores. Rafael de León, por ejemplo, era un gran letrísta pero, sobre todo, un gran poeta. Y Federico, Alberti, Borges… Musicar poemas no es nada nuevo. Ya se ha hecho en muchas ocasiones anteriores.

-Por lo que cuenta debe ser usted una persona muy sensible…

-Sí. Si no, ¿de qué manera podría dedicarme a esta profesión? Sería un funcionario, alguien que cantaría como un autómata. Yo me he hecho a mí mismo con sensibilidad y trabajo.

-¿Y cómo sobrevive alguien así en un mundo como el suyo? Hoy día, con las redes sociales, está más expuesto que nunca a la opinión e incluso el insulto…

-Lo paso fatal. No soy un mueble. A las personas no nos afectan igual las cosas y lo mismo no tendría que decirlo pero a veces hay que aparentar fortaleza para que no te destruyan. Todo el mundo da su opinión y eso está muy bien pero una ofensa es intolerable. Duele más no poder contestar que el ataque en sí. Soy muy compañero, fan de artistas, me gusta el cante, voy con buena fe y, si sientes que estás en una jaula de leones (en todos los niveles), te planteas, ¿esto merece la pena? Sea como sea puede más lo que te gusta la música, la esencia de las cosas…

-Está en lo más alto que se puede, ¿no?

-No… En todo caso tendría que salirme fuera para ver eso y me sorprende esa apreciación porque no he hecho álbumes comerciales. Lo mismo el de copla, del que se incluyó un tema en una película de Almodóvar… Supongo que debe ser por el boca a boca porque para mí es más popular Pastora Soler.

-Lo que pasa es que, conforme más famoso, más cerca de la prensa del ‘corazón’…

-No, no. De ninguna manera me interesa eso. Habrá lo que no puedas evitar pero debes poner límites (aunque antes pensaba que el que no quería, no salía y no siempre es así).

mpoveda_sevillamagazine_marzo15_04-Algunos de sus compañeros se han animado a ser ‘coach’ en algunos programas de televisión…

-No es mi caso. A mí me apasiona cantar y si puedo ir funcionando con los conciertos… La respuesta ahí suele ser buena y tengo libertad para hacer poesía, copla, flamenco… No me veo puntuando a nadie.

-¿Se considera un divo?

-Si tengo esa faceta de divismo es sobre el escenario pero bien entendida. Ahí me encuentro poderoso, creo magia, le toco el corazón a la gente…

-¿Le gusta la popularidad?

-No. Me encantaría no salir ni en las portadas de los discos (risas). En pocos eventos sociales me verás… No vivo en Sevilla ni salgo por ella. Cuando lo haces hay quien te come el terreno íntimo pero forma parte del negocio. Si pudiera no aparecería por ningún lado (risa).

-Aludiendo al título de su ‘single’… ¿Está en paz o en guerra consigo mismo?

-En paz. Desde los cuarenta empezó un cambio interior brutal. Te replanteas todo. Son 25 años cantando y piensas: “A partir de ahora, ¿es siempre igual?”. He buscado mis cuestiones personales para buscar sentido a mi vida y a mi profesión.

-Acerquémonos a la parcela sentimental… ¿Cómo enamora Miguel Poveda? ¿Con una poesía?

-No sé enamorar, más bien me enamoran con una mirada, un poquito de cariño… Me lo tienen que dar hecho porque tengo mucho sentido del ridículo.

-Pero, ¿qué le llama la atención de alguien?

-Muchas cosas. Que sea maduro, que me haga reír, que me de estabilidad, que huela bien… y la piel .

mpoveda_sevillamagazine_marzo15_02-¿El amor es sufrimiento?

-Hombre, Chavela Vargas hablaba de los sentimientos desde el lado trágicopero no debería creer en un amor así. De hecho, en lo que de veras confío es en el amor de la familia y en el de mi hijo que, sin nacer siquiera, ha despertado en mí sensaciones que ningún poeta podría expresar.

-Será padre a finales de abril… ¿Por qué se animó a tomar esta decisión?

-Bueno, hay un momento en el que llegas a tu casa, con 41 años y te das cuenta de que te hace falta una familia propia. El hecho de que mi padre no estuviera me activó esa necesidad y, de un día para otro, empecé a investigar sobre la gestación subrogada. El instito paternal me llegó de pronto. Todo eran señales. Parecía como si mi padre me indicara: “¡Por ahí!”. Hace unos meses hice las pruebas y me marché a Estados Unidos.

-Algunos de nuestros poetas tuvieron que irse de nuestro país pero por razones políticas… ¿Aprovecha su lugar para hacer reivindicaciones en este sentido?

-Creo que no es mi labor principal. Lo mío es hacer música y arte. No controlo la política. Sé de la política de la calle, de lo que la sociedad opina, de la desconfianza que hay con la clase política, de la época de incertidumbre que vivimos, de que las leyes no son eficientes… Lo de “libertad” en el título del disco es por hacer lo que me gusta. No por ser cantaor de flamenco voy a atarme a una sola silla. Es necesario investigar, acercarte a otros territorios…

-¿Está dando un mensaje con eso a los puristas?

-No se puede tener contento a todo el mundo pero no puede desmerecerse una producción por no ser flamenca (porque eso no significa que no tenga calidad). Yo no me he vendido. Hago lo que quiero en la compañía discográfica. Les cuento con tanta emoción cada proyecto que no me condicionan en nada. Hay flamencos de mi edad a los que veo forzados. Una persona debe ser persona lo primero y, a la hora de actuar, gustar. Habrá quien esté sometido a una estirpe, a una raza. Por eso valoro mucho a Fernando Terremoto. Se apuntó a la vanguardia a pesar de la críticas.

mpoveda_sevillamagazine_marzo15_05-El poeta que más le llegue…

-Federico. Y Cernuda.

-¿El cantaor?

-Soy de Caracol. Era un artista total.

-¿La folkórica?

-Lola Flores. Con diferencia. Era de otro planeta y, para mí, la pongo al mismo nivel que me gusta Michael Jackson.

-¿Su vida es su trabajo?

-Para nada. No me gustaría dedicarme a esto por siempre. Me encanta ejercer de amo de casa, ponerme a Michael Bublé o a Barbra Straisand y tenderme en el sofá y leer y estar tranquilo. De no trabajar me dedicaría a mi hijo, a mis amigos y a mi familia. Y viviría… ¿Te parece poco?

Reportaje gráfico: La petite chambré
lapetitechambre1982@gmail.com
Maquillaje y Peluquería: Javier Mascareña
Localización: Puerto de Cuba
Vestuario: Álvaro Moreno

mpoveda_sevillamagazine_marzo15_06

(Visited 267 times, 1 visits today)

Leave a Reply