Merche: “Me gusta vivir con el sudor de mi frente, no con el sudor del de enfrente”

La cantante, coincidiendo con el lanzamiento de “Pasajeros”, su nuevo tema, se sincera para nuestros lectores sobre un presente en el que, a pesar de los problemas financieros, ha contado con el gran amor de los suyos y, cómo no, de sus seguidores

 

por Ricardo Castillejo

 

Merche_Foto3_492Cuando habla del cariño que le ha demostrado su pareja, Arturo Requejo –por cuya relación pocos eran los que, al principio, apostaban-, se emociona. Y es que Merche está especialmente sensible desde que su amigo y persona de confianza le traicionó en lo que a asuntos financieros se refiere colocándole al borde de la ruina y con una deuda con Hacienda de más de un millón de euros. Y aun teniendo sus bienes en jaque, la cantante no pierde la sonrisa, optando por el positivismo para afrontar una etapa difícil en la que se ha apoyado en sus “Merchitos” (a ellos dedica su tema, “Pasajeros”), en su familia y amigos y, sobre todo, en su hija, Ambika, de seis años, que se ha convertido en lo más importante de su vida.

-Antes de nada, ¿de qué viaje vienes recogiendo esos “pasajeros” de los que hablas?

-Pues de dos años en los que me han pasado muchas cosas. Tenía muchas ganas de volver a sacar melodías nuevas y contar nuevas historias, aunque he hecho televisión y conciertos y no he parado.

-Porque tu público para ti, ¿qué es?

-Los que desde el principio me dieron la mano en esta aventura. Siempre noté esa empatía y ahora, con las redes, los siento más cerquita. Me dan la energía para seguir adelante.

-¿Lo darías, como antes decían algunos artistas, por tus seguidores?

-Hombre, a mí me apasiona esto desde que tengo uso de razón pero yo lo que quiero es ser feliz. No quiero que la música me boicotee tener una vida y vivir, tener una familia, mi niña, que me vuelve loca, mi pareja, con la que estoy encantada… Eso pretendo no perdérmelo por nada.

-¿Te has planteado, por las experiencias tan difíciles que acabas de pasar, dejarlo?

-No. Mis “Merchitos” me daban fuerzas. Lo que me ha ocurrido me podía haber pasado en cualquier trabajo puesto que si tú delegas te pueden engañar, sea cual sea el terreno. Mis mayores disgustos han sido cuando me he peleado con los novietes pero, en general, mi vida ha sido muy estable, casi de adolescente hasta que llegó mi hija, que ya me hizo madurar.

-Y el aprendizaje, ¿cuál ha sido?

-¡He aprendido latín! Con las caídas y los tropiezos es cuando más se aprende. Muchos empresarios con éxito se han arruinado o han tenido fracasos. He pasado por diferentes momentos. Al principio tenía mucha ira e incluso estaba enfadada con el mundo y, muchísimo, conmigo. La conclusión final es que no voy a dejar de creer en la gente. Me niego a desconfiar ahora de todo el mundo. Será igualmente ingenua aunque, eso sí, vigilando más lo que tengo alrededor. Hay mucho caradura por ahí suelto deseando aprovecharse del otro.

-De todos modos, hay muchos casos como el tuyo… Carmen Maura, Antonio Orozco, Luis del Olmo…

-Con Luis del Olmo me consolaba. No es cuestión de ser tonto sino que, si tienes al lado un sinvergüenza, te puede timar. Me gusta vivir con el sudor de mi frente, no con el sudor del de enfrente.

merche03-Y a día de hoy, ¿cómo ves las cosas?

-Ilusionada con una gira que me va a llevar por toda España. El disco saldrá en unos meses. Y luego con mi pequeña, feliz. Es lo mejor que me ha pasado. Y con mi pareja hago pronto cinco años. No me he casado pero en realidad es que no sé si quiero. Además, vestirme de blanco ya lo hice contigo y con “Sevilla Magazine”… (risas).

-¿Qué has encontrado en esta relación para saber que es LA RELACIÓN?

-Todo. Yo soy de noviazgos largos pero nunca había tenido esa “cosita” de formar una familia. He convivido, me han dejado, he hecho daño, me han hecho daño… Pero con Arturito, si seguimos como hasta ahora, lo siento como ese compañero de viaje. Fíjate que comentaban que había pegado un “braguetazo” y, a pesar de todo, ha estado conmigo al pie del cañón, con su mano agarrándome fuerte [se emociona]… Cuando encuentras a alguien tan especial se siente, se lleva en la piel. Y claro que discutimos, como todas las parejas del mundo. Ojalá duremos mucho tiempo más, haciéndonos felices el uno al otro. He construido una familia muy bonita y no cambio eso por nada.

-Ambika tiene seis años… ¿Madraza?

-Sí, muy pesada… (risas). Además me encantaría también ser madre biológica, aunque me tengo que dar prisa… (risas). Si antes me daba una semana o dos fuera de casa y me daba lo mismo, ahora eso ha cambiado.

-Poco a poco has ido convirtiéndote en un personaje que interesa más allá de su profesión… ¿Qué tal lo llevas?

-Todavía me llama la atención. Yo en realidad soy muy tímida y cuando decidí dedicarme a esto no pensé que eso podía pasar. Se sabe tanto de mí que me he convertido en parte de las casas de muchas personas. Noto ese cariño y estoy muy agradecida pero a veces sí me gustaría ser más anónima.

(Visited 759 times, 1 visits today)

Leave a Reply