Melody: “Soy antiproblemas y antinegatividad”

A sus 27 años, la sevillana -a caballo entre España y Miami- hace bastante que dejó atrás a la niña de “El baile del gorila” para convertirse en una mujer que, con su último tema, “Parapapá”, supera los 2.500.000 de visitas a su videoclip

 

por Ricardo Castillejo

 

Posee todo lo que una artista necesita para triunfar: belleza, una voz fabulosa, una imagen increíble, ama a su profesión como pocas y encima, a pesar de su juventud, atesora una larga experiencia que, desde muy pronto, le ha llevado a pisar muchos escenarios de España y Latinoamérica, donde es un auténtica ídolo. Melodía Ruíz, Melody, sedujo al público de su país tras su paso por “Tu cara me suena”, concurso en el que quedó finalista de su edición, y hasta se ha atrevido a dar el salto al cine con producciones como “Ahora o nunca”, dando vida a la hermana de Dani Rovira. Una mujer -sí, ya mujer- dotada de una gran versatilidad que acaba de regresar a su hábitat natural, la música, con “Parapapá”, exitoso adelanto -compuesto por esta paisana de Dos Hermanas- de lo que será su próximo disco.

-¿Te da el mercado latino la libertad para crecer profesionalmente que, tal vez -por los prejuicios que, al haber empezado de niña, hay quien tiene hacia ti-, en España no encuentras tanto?

-La diferencia es que ellos están muy acostumbrados a figuras a las que se les conoce desde pequeños. Thalía, Luis Miguel, Ricky Martin, Chayanne… Allí es algo habitual mientras que aquí carecemos de esa cultura de niños artistas que luego han crecido bien sin pasar por nada dramático. De todos modos, yo creo que cuando eres constante -y te sigues preparando y te muestras al público-, poco a poco, eso cambia. Es solo cuestión de tiempo.

-Ahora ha tenido un gran tirón popular la serie “Luis Miguel”, donde se narran acontecimientos terribles, como el que su padre lo drogara para actuar… Si se rodara tu biografía, ¿qué sabríamos de tu infancia?

-Ojalá se hiciera porque sería una historia muy bonita. Si volviera atrás me encantaría vivir lo mismo que he vivido. He disfrutado mucho. Tengo una familia maravillosa que me ha apoyado mucho y que ha sabido decir que no cuando hacía falta. Lo que sí vería una parte mía que no se conoce y es que yo soy muy luchadora. El mundo del espectáculo no es nada fácil y, aunque salga en los programas sonriendo, es porque soy así pero no porque esto sea perfecto. En estos últimos años, en la mayoría de los casos me autofinancio y no es algo sencillo, sobre todo cuando compites con grandes discográficas. He tenido la suerte de haberme ganado el cariño de los productores de televisión y del público y eso me ha permitido seguir y estar fuerte.

-Entonces, ¿tus padres han proyectado sobre ti lo que ellos quisieron ser?

-Pero eso pasa en todos los terrenos. ¿Cuántos quieren que sus hijos sean futbolistas? En mi caso, cuando dije lo que quería ser, mi madre -que venía hartita de mi padre-, me puso una cara… No le gustaba la idea, pero todo ha sido de forma natural, nada obligado. Desde chiquita era muy clara y decía lo que pensaba y, al haber sido mi padre cantante, eso me permitió afrontar, por ejemplo, los meses y meses que me pasaba en Sudamérica. Él hablaba con productores, miraba las letras de mis temas… y eso me ha ayudado mucho.

-Han pasado casi 20 años de que te conocimos pero, a pesar de ello, eres muy joven. ¿Te pesa la trayectoria? ¿Se empieza de nuevo en cada grabación?

-Hombre, hay que batallar, pero no puedo decirte que empiezo de nuevo porque no sería cierto. Toda siembra tiene un efecto. A veces la recogida es mayor, otras no… Eso sí, la ilusión y las ganas son las mismas porque me queda todo por hacer y tengo mucho que mostrar.

-¿Desde qué sentimiento miras al pasado?

-Desde la alegría. Veo vídeos míos y me emociono por cómo, desde tan pequeña, tenía esa capacidad de saber moverme, de hablar… Y al comprobar cómo me han querido tanto desde tan temprano en muchos países latinoamericanos. Nunca imaginamos que aquello sería un “boom” tan grande.

-De haber nacido en otra época, ¿habrías sido folklórica? Porque eres como una Lola Flores del pop…

-Soy española y andaluza y el punto folklórico no me lo quita nadie, aunque haya evolucionado. Eso es la chispa, tener ese gancho, pero de forma actual. Lo que no creo que hubiera sido de bata de cola…

-¿Con el flamenco no te atreves? Porque en “Tu cara me suena” has afrontado todos los retos…

-Ese espacio ha supuesto mucho para mí, aunque mi misión no era ganar, sino que se cambiara el “chip” conmigo. Había quien juzgaba sin saber -y se sorprendió-, quien me había perdido la pista -y pudo reencontrarse conmigo-, y quien ya me conocía y pudo saber aún más de mí. También te confieso que, en concreto en cine, digo que “no” a muchas cosas que me ofrecen y donde no me veo. Ahora estoy en la nueva serie de Paco León, “Arde Madrid”, donde hago de una Carmen Sevilla jovencita.

-¿De dónde viene esa imagen altiva tuya (que, por otro lado, no se corresponde con la realidad)?

-Te decía que hablaba claro desde niña, pero no era respondona ni nada de eso. He sido siempre muy noble. Es más, en América llevaba guardaespaldas y, cuando me iba, estos señores de 40 o 50 años, lloraban por mi cercanía. Eso sí, el cachondeo me ha gustado como a ninguno… (risas). Interpretar o expresarte con seguridad crea una imagen equivocada, pero es que yo no me he dedicado a otra cosa que no sea, al cien por cien, al arte. Puedo estar mala o con fiebre, pero lo doy todo. Claro que a todos no se les puede gustar.

-Lo mismo es que en España no se perdona el éxito…

-…pues debemos hacerlo. Nadie es perfecto.

-¿No te ves en un “Supervivientes”?

-Podría hacerlo perfectamente, pero es que no soy polémica, con lo que estaría siempre pidiendo buen rollo. Soy antiproblemas y antinegatividad. Además, con lo flaca que estoy, después tendrías que pasar veinte veces para verme… (risas).

-Y en cuanto al amor, ¿qué?

-Estoy muy enamorada, en otra etapa. Soy una chica superfamiliar y aún es pronto, pero me encantaría tener mis hijos. Él es de fuera y pertenece a mi sector porque, con alguien que no entendiera esto, sería complicado.

-¿Eres igual de apasionada en tu intimidad que como artista?

-Aunque parezca que no, en mi casa soy muy relajada y me gusta la paz, la felicidad, la tranquilidad. Eso es primordial para mí. Soy muy normal y quiero una vida lo más sencilla posible.

 

 

 

(Visited 397 times, 1 visits today)

One Response

  1. Solano

Leave a Reply