Marisa Jara: “No creo que ningún hombre haya estado a mi altura”

A un año de los 40, Marisa Jara vive uno de sus mejores momentos profesionales pues, además de ser una de las modelos “curvy” de referencia, tiene su propia marca de complementos, “Jade Jara”, y acaba de estrenarse como imagen, en Sevilla, del establecimiento especializado en cejas, “Lovely Lashes”. Más allá, recientemente, ha sido operada de un cáncer del que aún se está recuperando, pero que no le ha quitado las ganas de alcanzar su sueño más deseado: ser madre

La modelo ha inaugurado en Sevilla, en Nervión, “Lovely Lashes”, un salón de extensiones de pestañas del que ella es imagen, y tiene idea de hacer lo propio con otro en Marbella. Además, desde hace tres años tiene su propia marca, “Jade Jara”, la cual comenzó con bolsos de fiesta, pendientes y collares que vendía a sus amigas y a algunas modelos de las pasarelas. Viendo el éxito decidió crear su empresa y, desde el primer momento, fue todo un éxito que le ha llenado de satisfacciones y alegrías. Así, cada vez son más las famosas que se suman a llevar estos complementos, muy femeninos, muy andaluces y con el distintivo sello de Marisa Jara por bandera. 

-Tus complementos son tan llamativos como tú… ¿Estás acostumbrada a ser el centro de las miradas cuando llegas a algún sitio?

-Sí. Te puede gustar o no lo que ves, pero llamo mucho la atención. No es algo que me agrade, no va con mi personalidad. Será por mi físico, porque soy una mujer grande y llamativa. Siempre tienes la presión de ir impecable y lo intento, aunque algunas veces no tienes los ánimos o no aciertas. 

Carlota Corredera, Anabel Pantoja y Cristina Pedroche, con complementos de Marisa

-La moda en tu carrera profesional, ¿en qué punto está?

-En uno bastante bueno. Me da mucha paz y tranquilidad porque es algo muy estable. Sigo trabajando como modelo «curvy» a un alto nivel y me aporta muy buena economía. No tengo la presión que tenía antes y puedo elegir lo que quiero hacer. Estoy en un momento mejor imposible. 

La modelo, durante la sesión para la versión impresa de nuestra revista

-El paso que diste de decantarte por lo «curvy», ¿qué balance te ha supuesto?

-Todo ha sido muy positivo porque desde hace tres años para acá ha avanzado todo de una manera brutal. Tengo muchísimo más proyectos ahora y la moda para la profesional con curvas cada día avanza a pasos agigantados. Los diseñadores se van concienciando de que tienen que hacer tallas más grandes, las grandes industrias están sacando líneas XXL y todos se van animando. Las marcas de cosmética están cogiendo a chicas «curvy» para sus líneas… Estamos presente y dando guerra, aunque todavía falta mucho (sobre todo aquí en España, donde siempre vamos con retraso en todo).

-Luego está la cuestión personal y ahí, en redes, la gente te anima y te hace comentarios muy bonitos…

-No me puedo quejar. Tengo unas seguidoras que son una maravilla, me suben la moral con sus mensajes, todos preciosos. Amo a las mujeres, son divinas. De 80 o 100 comentarios a lo mejor hay uno negativo. Recibir ese amor y ese mimo es fundamental.

«Después de pasar por lo que he pasado no me da miedo nada. A mis 39 años no noto las cosas de la edad, pero es verdad que da coraje envejecer, aunque sea ley de vida»

-¿Y los hombres tienen lugar en tu corazón?

-No estoy cerrada al amor. Estoy soltera y con ganas de enamorarme. Llevo ya mucho tiempo sola y estoy muy bien así. Es importante encontrarte contigo mismo, saber quién eres y quererte para que luego sepas elegir bien a quien mereces que esté contigo. 

-De las experiencias que has tenido, ¿qué has aprendido del amor?

-Lo cambiaría todo. Me he vuelto muy exigente y no creo que haya tenido ningún hombre que haya estado a mi altura. He valido mucho más, he sido más mujer y he dado mucho más en todo. Desde la perspectiva, te digo que no he tenido una pareja que haya valido la pena, ningún hombre ha estado a mi nivel. En este tiempo he conocido chicos, pero es que hoy en día me valoro tanto que no me sirve ninguno. Estoy cien por cien segura de que el amor de mi vida está por llegar. No lo he conocido todavía.

-¿Y con el tema del paso del tiempo cómo te llevas? ¿Te da miedo hacerte mayor?

-Después de pasar por lo que he pasado no me da miedo nada. A mis 39 años no noto las cosas de la edad, pero es verdad que da coraje envejecer, aunque sea ley de vida. Los años hay que llevarlos con dignidad y no creo que me vaya a pasar factura psicológica ni nada. Mis planes de futuros no pasan por dedicarme mucho más a la moda sino seguir siendo empresaria con mi marca.

-¿Cómo te encuentras de salud?

-Muy bien. Estoy cada tres meses haciéndome controles y deseando que me den el alta en oncología para poder empezar mi tratamiento «in vitro». Espero tener pareja para cuando lo haga y que mi bebé tenga un papá… (risas).

La sevillana posa con nuestro equipo
(Visited 194 times, 1 visits today)

Leave a Reply