María León: “Siempre he luchado porque mi trabajo se valore más allá de la imagen”

 

 

La sevillana ha sido elegida como imagen de Damart, empresa de camisetas interiores con las que, combatir el frío, es mucho más fácil y, sobre todo, estiloso

 

por Ricardo Castillejo

 

Si queréis saber cómo se puede ser un torbellino y no perder el estilo, fijaros en María León. La sevillana no para. De viajar, de trabajar, de atender las redes sociales, de hacer subidas a su blog, www.marialeonstyle.com, y, sin embargo, nunca pierde la sonrisa ni el saber estar. Hija de los condes de Lebrija, su matrimonio con Juan Garaizábal solo duró seis meses y, desde entonces, apenas se le han conocido parejas, salvo un romance con el dueño de las bodegas Marqués de Murrieta, Vicente Dalmau-Cebrián-Sagarria, conde de Creixell. Sin embargo, la aristócrata no pierde la esperanza en encontrar de nuevo el amor quién sabe en qué rincón y cuando menos lo espere…

-¿Cómo llegó esta marca a ti?

-Pues sin esperarlo. Es muy importante que en la vida estemos abiertos a las sorpresas. Se fijaron en mis viajes por el mundo y quería asociar su firma a una mujer contemporánea y que piense en el estilo más allá de la moda. Con este frío, además, viene al pelo…

-¿Eres friolera?

-Sí, pero no me gusta agobiarme con mucha ropa. Prefiero pocas prendas y que hagan su función.

-Las camisetas interiores en los hombres tienen un componente erótico añadido…

-Si el tacto es suave y agradable es un placer. ¿Quién va a decir que no? Imagínate un buen fin de semana de montaña bien abrigaditos…

-¿Cómo sería esa escapada ideal para ti?

-Con amor y con leña, porque me encantan las chimeneas… Pero, sobre todo, con mucho amor…

 

-Pero en tu caso todo se imagina con mucho “glamour”…

-Pues en lo que me mencionas preferiría algo cálido, de hogar…

-A propósito, con tantas idas y venidas, ¿dónde está el tuyo?

-Donde está mi gente querida. Y también soy ciudadana del mundo porque, por mi profesión, me siento bien en cada sitio, en cada hotel que visito. Las personas que me encuentro en ellos me tratan fenomenal, aunque mi familia esté en Sevilla.

-¿No anhelas un hogar tuyo propio?

-No reniego de ello y, de hecho, me hace ilusión. Por lo pronto lo he creado yo conmigo misma. Si no te sientes así es imposible estar con nadie. Ésa es la base y, si llega alguien, por qué no. Soy muy romántica y muy familiar y sería maravilloso porque me completaría. Sea como sea me siento feliz pero mi felicidad sería mayor compartiéndola.

-Pero, por tu ritmo diario, eso parece complicado…

-Todo se puede adaptar. Es cuestión de tus prioridades. Soy flexible. Antes lo era menos. Si mi situación personal cambiara, me adaptaría.

-Tienes 37 años… ¿Te asusta el “momento cuarenta”?

-No. Me da respeto. He aprendido mucho interiormente y esa madurez no la tienes con 25 pero estoy preparada para lo que venga.

-Además te siguen llamando para campañas…

-Pero yo nunca he sido modelo profesional. Mi perfil, con la edad que tengo, se puede adaptar a muchas posibilidades. Siempre he luchado porque mi trabajo se valore más allá de la imagen. Y en eso estoy. Ahora estudio dos Masters de comunicación digital para completar mi formación igual que otro Master que, en tres meses, me permitirá ser coach, algo que me hacía mucha ilusión puesto que es esencial renovarse.

-Eres una de las favoritas de las revistas de moda… ¿Por qué?

-Yo creo que cuando eres lo que eres, sin pretender ser algo distinto, se valora y se aplaude. Valoro más la calidad que la cantidad. En las redes sociales es peligroso eso de fijarse tanto en los seguidores, los likes… Para mí son, lo primero, una responsabilidad. Cuando tienes muchas personas detrás tienes que cumplir con ellas y ser un buen ejemplo para poder comunicarles lo que desees. Me dedico transmitir con naturalidad lo que me gusta, mi estilo de vida sano, donde la cultura tiene un papel destacado. Suelen comentarme que les doy información de utilidad y que mis contenidos les aportan. Además, desde que empecé el tema del coaching también me gusta aportar mis reflexiones.

-¿Te quedan muchos países por visitar?

-Muchísimos. Egipto, Estambul, Cuba… Y miles más. En cuatro años y medio he podido conocer muchos lugares y me siento muy afortunada por ello.

(Visited 414 times, 1 visits today)

Leave a Reply