Mari Cruz Soriano… ¡condenada!

La presentadora, y pianista, popular en los años 70, ha sido condenada por la Audiencia de Tarragona a un año de prisión por un delito contra la ordenación del territorio en Cataluña

por Ricardo Castillejo

Hace mucho tiempo que Mari Cruz Soriano no ocupaba titulares en la prensa y, cuando lo hacía, era por razones bien distintas. Sin embargo, la periodista –muy popular en los años 70 por su labor como presentadora de televisión-, ha vuelto a la primera línea de la actualidad condenada por la Audiencia de Tarragona a un año y medio de prisión (y una multa de 2.880 euros) por un delito contra la ordenación del territorio de Cataluña, ya que parece ser que la acusada consiguió una licencia en 2011 para rehabilitar una masía en ruinas en El Perelló (Tarragona) cuyas piedras reutilizó para hacer un chalé de nueva construcción en otra ubicación distinta del paraje donde la antigua construcción se hallaba. Igualmente, según ha publicado el Diari de Tarragona, el constructor y ex alcalde del citado municipio, Salvador Pallarés (CIU), también ha sido condenado por el mismo delito al levantar el edificio en el suelo no urbanizable de especial protección por su valor forestal y paisajístico.

maricruz soriano
Soriano, casada con el político y ex ministro, Juan Alberto Belloch, comenzó a trabajar con 17 años, cuando se estrenó como locutora en la Cadena COPE de Bilbao. Posteriormente pasó al Centro Territorial de TVE para presentar los informativos hasta que llegó un magazine de entrevistas llamado “Gente hoy”. Ganadora del TP de Oro a la Mejor Presentadora, su fama con mayúsculas le llegó como artista al demostrar un dominio del piano que le permitió grabar discos situados en los primeros puestos de los más vendidos del momento. Más tarde, a mediados de los 90 sustituyó a Encarna Sánchez cuando ésta falleció (en la misma emisora donde debutó) y ahí conoció al que es su marido el cual, en aquel momento, era el futuro alcalde de Zaragoza.

Juan_Alberto_Belloch_mCRUZSORIANO
El amor se cruzó en su camino y ella se casó con él en segundas nupcias en 2002, motivo por el que se alejó de la mirada pública para dedicarse a una vida más casera en la que, ver películas en blanco y negro o pasear por el campo con su perro, han sido dos de sus más codiciadas aficiones. Cómo se habrá tomado este regreso mediático no lo sabemos pero lo que está claro es que no ha sido, precisamente, por la Puerta Grande…

(Visited 693 times, 1 visits today)

Leave a Reply