Manu Tenorio: “La influencia del físico y la estética es, hoy día, demasiado agresiva”

 

El sevillano está muy ilusionado con el concierto que ofrecerá en la Sala Al-Andalus de Fibes el próximo viernes 11 de mayo, coincidiendo con la publicación de su disco, “Colección Indefinida”, balance de sus 16 años en la música

 

por Ricardo Castillejo

 

A sus 43 años recién cumplidos, Manu Tenorio tiene muchas razones para ser feliz. Su matrimonio con Silvia Casas, su paternidad de su hijo Pedro -una de sus mayores alegrías-, y, a nivel laboral, el lanzamiento de “Colección Indefinida”, álbum que repasa su discografía y donde encontramos sorpresas como el dúo que de “Lucía” hace con Joan Manuel Serrat, su creador. Más allá, el sevillano se pone nervioso solo con el hecho de poder actuar en su tierra, después de mucho tiempo sin hacerlo, tal y como pasará el viernes que viene en Fibes. El presente pues sonríe a este paisano que, a pesar de todo, sabe que, en las trayectorias largas como la suya, hay lugar para las luces… pero también para las sombras.

-Después de mucho tiempo autoproduciéndote comienzas con una multinacional como Universal. ¿Sacrificas algo al pasar de ser tu jefe a tener jefes?

-No, nada. De hecho, este paso me ayuda a no tener que tomar yo siempre las decisiones, contando con un equipo solvente de profesionales que se ocupen de trabajar conmigo. Estaba agotado de tener que preocuparme de todo porque un artista lo que tiene que estar es centrado componiendo, escribiendo (si escribe) y en cantar y en su arte.

-Serrat no había vuelto a grabar “Lucía” desde que la hizo en su momento… ¿Qué tal la experiencia?

-Maravillosa. Se le propuso y, a los cuatro días, estaba en el estudio. Es un tema muy metido en mi ADN y para mí ha sido algo muy emotivo. No era solo hacer un dueto juntos sino que, cuando estábamos en el estudio, pasaron por mi cabeza muchas etapas de mi carrera, algunas maravillosas y otras más duras. Era el resultado del esfuerzo, la constancia y la superación.

-Tu popularidad vino por un programa de televisión, pero eso, algunos, lo sintieron como una invasión…

-Hombre, hubo un rechazo de la industria a quienes salíamos de los “talent shows” aunque el éxito de algunos de ellos ha sido tan aplastante que se ha tenido que asumir que todo se está reinventando y que existen otros canales para hacer llegar la música.

-Esta temporada ha vuelto “Operación Triunfo”, de donde han salido Alfred y Amaia, nuestros representantes en Eurovisión… ¿Te verías en este concurso?

-No me disgustaría y no estaría mal que fuera un solista masculino, aunque es una presión importante que no sé si es necesaria. Pero es que además, con lo que ha habido en el Festival -como aquellos mamarrachos disfrazados de monstruos-, se le ha quitado mucha credibilidad.

-Cuando se hacen álbumes como “Colección Indefinida” es un buen instante para los balances… ¿Cuál es el tuyo?

-Pues he sentido mucho orgullo porque no ha habido ningún año en el que no haya hecho entre 20 y 40 fechas. Lo más complicado fue tirar de forma independiente pero no me iba a amilanar. Ha sido un camino en el que he sabido superar las dudas y las dificultades y eso ha merecido la pena.

-Con Amaia Montero ha pasado, como contigo, que al reaparecer hace poco muchos titulares preguntaban qué se había hecho en la cara…

-En mi caso ha sido una gilipollez como un piano. Era una foto de Photoshop tratada con el “Facetune”. Me quedé flipado pero, como en Semana Santa no había noticias, tiraron por ahí. ¿Que me cuido? Por supuesto que sí. Me gusta y me sienta bien pero no hago nada que no hagan los demás.

-También se ha hablado de un programa tuyo relacionado con esto del “lifestyle”…

-Verás, tengo mis hábitos, como ir por la mañana al gimnasio a hacer cardio (que me reactiva físicamente), y, como me está dando buenos resultados, estamos viendo si podemos canalizarlo. Ojalá, porque me haría mucha ilusión… Mi genética es normal, tiendo a engordar, soy goloso y no tengo un metabolismo acelerado. Me gusta comer y beber y soy un “disfrutón” profesional, con lo que, en mi caso, existe un atractivo mayor a la hora de mostrar que se puede mejorar con unos buenos hábitos vitales.

-¿Sientes sobre ti, como denuncian las mujeres que se dedican a lo tuyo, lo de la tiranía de la imagen?

-Bueno, es una tiranía presente en el día a día de todos nosotros. Nadie se libra, a pesar de que a algunos les suponga un condicionante mayor que a otros. La influencia del físico y la estética es, hoy día, demasiado agresiva. Parece que todos tenemos que estar con una figura 10 y eso es imposible, especialmente a partir de cierta edad.

-Otro aniversario para ti, el diez de octubre, es el del décimo de boda con Silvia… ¿Qué queda diez años después?

-Todo depende de lo que hayas compartido y de la complicidad y del nivel de compromiso con tu pareja. He tenido la suerte de encontrar una compañera de vida excepcional y una madre de catálogo. Una persona que en mi faceta laboral ha sido, además, un gran apoyo. Esas circunstancias, o terminan con la relación, o la hacen más fuerte, que es lo que nos ha pasado a nosotros.

-¿No ves repetir paternidad?

-Está en el aire y practicamos habitualmente pero no sabemos… (risas). Esperemos que sí porque nos apetece.

-El 22 de mayo tu hijo Pedro cumple cinco años… ¿Es fan tuyo?

-Mucho. Y eso que no lo machaco mucho con lo mío. Quiero que él mismo descubra sus habilidades pero, cuando lo llevo al colegio, siempre me pide mis canciones (risas).

(Visited 188 times, 1 visits today)

No Responses

Leave a Reply