Luis Medina Abascal: “Lo más importante para mí es la familia”

A pesar del fallecimiento de su abuela, la duquesa de Medinaceli, el domingo pasado, el hijo menor de Nati Abascal no faltó ayer a su compromiso con la tónica Seagram´s durante una exclusiva fiesta en Sotogrande

Ricardo Castillejo

Superado el pequeño corte sufrido hace unos días mientras practicaba “kitesurf” en Marruecos, Luis Medina Abascal ha tenido que enfrentarse al duro golpe de perder a su abuela, la duquesa de Medinaceli –madre de su padre, el duque de Feria-, el pasado domingo. Un fatal desenlace que, a Victoria Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa, le llegó a los 96 años de edad en sus dependencias de la sevillana Casa de Pilatos algo que ha sumido a la familia en un hondo dolor tal y como ayer demostró su nieto durante un evento en el que se presentaba la tónica “Seagram´s Premium” en compañía del arquitecto e interiorista Tomás Alía y en una fantástica casa de Sotogrande diseñada por Valentín de Madariaga. Allí, y ante las preguntas de los periodistas sobre el tema, el hijo menor de Nati Abascal, pidió evitar hablar del fallecimiento de una Grande de España muy querida y que dejó una profunda huella en todos aquellos que tuvieron oportunidad de conocerla.

LUISMEDINA01

A los pocos días del fallecimiento de su abuela, la duquesa de Medinaceli, Luis Medina asistió a la presentación de Seagram´s Tonic en Sotogrande. Foto: Pepo Rocha

-¿Cómo se encuentra, Luis? ¿Muy afectado?

-Bueno, bien pero, si no os importa, prefiero otro tipo de preguntas que no tengan que ver con mi abuela… Es entendible…

-Porque, más allá, el verano, ¿qué tal está transcurriendo?

-Estoy muy contento porque he podido tomar vacaciones, estar con amigos, hacer deporte, caerme… (risas). Ha sido solo un corte pero sangraba mucho. Da la sensación de que, con esto de los deportes, acabo haciéndome cosas…

-Sea como sea, le gustan las aventuras, ¿verdad?

-Sí. A finales de abril, por ejemplo, estuve con mi hermano haciendo una ruta por el desierto. Fue espectacular y me he quedado con ganas de volver el año que viene. Estoy abierto a retos…

Luis Medina se declara disponible y abierto al amor. Foto: Pepo Rocha

Luis Medina se declara disponible y abierto al amor. Foto: Pepo Rocha

-¿También abierto al amor?

-(Risas) Sí pero no hay nada. Estoy disponible. Cuando tenga que llegar, llegará.

-Mientras ejerce de tío…

-Así es aunque ya me apetece que los niños sean más grandes. Mi hermano y su mujer tienen ahora mucho ajetreo pero, en el fondo, me da un poco de envidia (risas).

-¿Y su madre? ¿Bien?

-Muy bien. Con muchos compromisos laborales y disfrutando de sus nietos todo lo que puede.

-¿Es muy diferente tener a Nati Abascal en casa a verla desde fuera?

-Al final es madre, como cualquier otra. Su prioridad es cuidar de nosotros y ayudarnos. Que estén lo mejor posible sus hijos y sus nietos.

-¿Sus conversaciones con ella van siempre en torno a la moda?

-Hablamos de moda pero también de dieta ecológica, por ejemplo. A ella le gusta comer sano y le encanta comentar de dónde ha sacado los tomates o los pescados.

Luis Medina en compañía del arquitecto e interiorista Tomás Alía, autor de la barra sobre la que posan. Foto: Pepo Rocha

Luis Medina en compañía del arquitecto e interiorista Tomás Alía, autor de la barra sobre la que posan. Foto: Pepo Rocha

-Y, ya que mencionaba la cuestión de las prioridades, ¿cuáles son las suyas?

-Por el momento el trabajo y, especialmente, la familia. Es lo más importante. Y los amigos cercanos a los que hay que mimar y cuidar.

-¿Tendrá su familia propia? ¿Se ve de padre?

-Sí, algún día por supuesto. Me casaré y formaré mi familia y, en un futuro, desearía vivir en Sevilla, que es mi ciudad y a donde voy todo lo que puedo, que es poco. Compenso con los fines de semana y ahí –donde soy hermano de San Esteban y el Amor- suelo hacer vida como de pueblo. Vivo en el centro y no cojo ni el coche. Voy a otro ritmo. Como te digo, sería ideal poder estar siempre ahí porque es ideal, está cerca del mar y de la montaña… Lo que pasa es que es complicado porque todo lo que tiene que ver con la moda –y mi labor en el gabinete de prensa que tengo gira está relacionada con ella-, se hace en Madrid.

-Es muy diferente su visión de la moda a la que podemos tener el resto, ¿no?

-Supongo que sí. La moda es una forma de ganarse la vida y algo que va mucho más de lo que creemos. Está en el día a día de todos nosotros. Se ha metido en el cine y en otros muchos campos. Fíjate la de actores que hacen campañas de alguna firma…

-¿Está al día de las tendencias?

-La verdad es que, por mi profesión, es bueno que así sea. Debo prestar atención a lo que viene cada temporada y hasta tener cierta perspectiva. Luego, a la hora de vestir, soy un “pelín” clásico con lo que no suelo ir con lo último. Un buen clásico siempre perpetúa.

-Por cierto, no hemos dicho nada sobre la tónica “Seagram´s”, gracias a la que podemos mantener esta conversación…

-Me gusta combinarla con ginebra, en Gin Tonics. Es de mejor calidad, más suave.

-¿Se considera sibarita?

-Sí, lo soy. En el comer y en el beber buenos vinos y buen alcohol, en general. Además, tengo desde pequeño una gran afición por la cocina y he dado clases.

-¿Alguna especialidad?

-Me divierte hacer arroces. Son agradecidos. Se comparten con la gente, es un plato único. El arroz es el arroz y ya está (risas).

-¿Otras aficiones?

-La música de todo tipo y viajar. Empaparme de la cultura de cada sitio y tomar el pulso de las ciudades.

-¿Le quedan planes para verano?

-Estoy intentando apurar dos o tres días más. He estado por todos lados. En Ibiza, en Portugal, en Marruecos, ahora el Norte de España… De pequeño íbamos sobre todo a Cádiz, al Puerto pero, tú sabes, ahora en dos o tres años, de la noche a la mañana, se pone de moda un sitio y ya se masifica.

Luis Medina apura los últimos días de un verano muy "viajero". Foto: Pepo Rocha

Luis Medina apura los últimos días de un verano muy «viajero». Foto: Pepo Rocha

 

 

(Visited 451 times, 1 visits today)

Leave a Reply