Lola Herrera: “Voy a una velocidad excesiva para mi edad”

La actriz permanecerá en el Lope de Vega hasta el domingo con “La velocidad del Otoño”, función que representa, a sus 81 años, junto a Juanjo Artero

por Ricardo Castillejo

Lola Herrera nunca será vieja. Aunque no le importe que la califiquen con esa palabra. Aunque haya cruzado la barrera de los 80, la actriz aún conserva el brillo en los ojos de una adolescente. Una vitalidad que transmite a cualquier persona que tenga cerca suya y gracias a la que aún se mantiene al “pie del cañón” con funciones como la que en la actualidad representa. Una historia muy actual -en la que una matriarca se enfrenta a sus hijos por el lugar donde va a pasar el resto de su vida- que a la protagonista de la inolvidable “Cinco horas con Mario” (con más de seis décadas a las espaldas sobre los escenarios) la sigue señalando como una de las indiscutibles damas del teatro en España.
-Reflexionando sobre el paso del tiempo, ¿los años para qué sirven?
-Lo importante es estar lo más nutrida posible y vivir la vida de una forma entretenida y lógica. Vivir es caminar y aprender. Nacemos sin saber casi nada y en la andadura nuestra, por poco que te apliques, aprendes.
-Pero el tiempo, ¿se pesa?
-No, no. Lo he aceptado de forma natural. He ido pasando cada etapa y ahora me toca ésta. Siempre he dicho mi edad y nunca he querido ser más joven ni hacer papeles de más joven. Lo antinatural sería no asimilarlo.
-¿Cómo te gusta que te digan? ¿Señora? ¿Adulta? ¿Mayor?
-Cada uno puede usar el lenguaje que quiera porque para eso está. A mí no me molesta que me digan vieja porque de hecho, con 81 años, lo soy. Están los jóvenes, la mediana edad, los viejos… Disfrazar tanto la realidad no es necesario. Al menos, no para mí.
-¿A qué velocidad vas tú?
-A una grande. Excesiva quizás para mi edad. Es el ritmo interno que llevas y con el que naces. Depende de cómo hayas desarrollado tu camino y de lo que te haya rodeado. En mi caso me ha tocado una guerra, la posguerra, el inicio de la democracia… También hay que aprender a quitarte cargas de encima y no ir con la mochila a cuestas.

lola herrera y juanjo artero

-Ser primera figura durante tanto, ¿de qué depende? ¿De hacerlo muy bien? ¿De la suerte?
-No lo sé. Creo que de tu entrega, de no pensar en mañana sino en hacerlo bien hoy. Soy muy apasionada y la pasión juega un papel importante en una carrera. Me gusta tanto la vida como mi trabajo. Las dos cosas se fusionan a la perfección.
-La jubilación en tu caso, ¿no existe?
-Me jubilé doce años después de lo que me correspondía pero no porque dejara de trabajar sino porque me correspondía. El sistema de las jubilaciones está muy mal. No está organizado porque, quienes trabajamos estando jubilamos, sufrimos el que nos quiten parte del sueldo de la jubilación. Es un atraco a todo un camino de trabajo y de cotizaciones y una falta de aprovechamiento de la gente y de la sabiduría que te da la experiencia. No te dan ni un día más de lo que te corresponde pero, sin embargo, si estás empleada te van quitando de tu sueldo.

LOLA HERRERA
-¿Qué piensas de las personas mayores que consideran que son un estorbo?
-Eso lo da la sociedad en la que vivir. Te hacen sentir así. Lo ideal sería que a los mayores se les tratara como se merecen y darles alicientes, porque estos disminuyen. Que se mantuvieran las ilusiones de estar aquí hasta el último minuto. Habría muchas maneras de mejorar la vida y puesto que la ciencia nos permite seguir aquí, que no estuviéramos tan jodidos.
-¿Cuáles son tus motivaciones?
-Todo. Me encanta la vida y disfruto de mucho más de cuando era más joven.
-¿Con la edad se deja de creer en el amor de pareja?
-No, no. En el amor no se deja de creer. Es algo hermoso. Si haces un camino con una pareja a lo largo de tu vida es distinto pero en mi cabeza no cabe tener una pareja. No quiero vivir con nadie. Quiero amigos, personas con las que compartir mucho. Me hubiera encantado tener alguien de siempre y para siempre pero no es que no crea sino que no quiero. No quiero conocer a nadie ni compartir con nadie mi casa. Es cuestión de pereza (risas).

LOLA HERRERA 2

(Visited 249 times, 1 visits today)

Déjanos tu opinión