Lérica: “Hoy día, si no es por las redes, un artista casi ni vive”

El grupo musical que arrasa en redes sociales, está a punto de llegar a México con una gira mientras triunfa con “Un traguito”, dueto con la cantante Belinda

por Pepe Zarza

Tony Mateo, Rubén Noel y Juan Carlos Arauzo son los integrantes de Lérica, uno de los grupos revelación del momento que está batiendo récords con la canción “Un traguito”, la cual acumula más de 8 millones y medio de reproducciones de YouTube, en colaboración con Belinda y producida por Abraham Mateo, hermano de Tony. Tras participar en la segunda gala de “La mejor canción jamás cantada” de TVE, la banda habla en “Sevilla Magazine” sobre la relación tienen con el amor, los celos entre hermanos y la esencia del grupo.

-¿Cómo lleváis el haberos convertido en uno de los grupos del momento?

(Rubén) Estamos muy contentos porque desde el principio hemos contado con el apoyo de la gente a través de las redes sociales, no solamente en España sino en un montón de países de Latinoamérica como México, Argentina, Colombia, Uruguay… No es algo que nos pille de nuevo porque tenemos esa suerte.

-Las redes sociales, entonces, son muy importantes para vosotros…

(Juan Carlos) Nosotros nos conocimos ahí. Hoy día, si no es por las redes, un artista casi ni vive. Cantantes que antes sacaban disco y se iban de concierto, ahora tienen que tener cuentas en internet porque todo se comercializa por ahí. También el tema de ventas es más viral en formato digital que en físico.

-¿Por qué habéis tenido tanto éxito en América Latina?

(T) Sobre todo porque nuestra música está muy enfocada a ese público. De hecho, ahora en marzo, cruzamos el charco por fin y vamos a México, a hacer una pequeña gira por allí.

-Entre vosotros, ¿hay alguno que tome el rol de líder?

(JC) Nos sentimos como una piña, lo que pasa es que, cada uno, como en el colegio, se pone su propia meta y su propio rol. En ese sentido, de la parte más legal y de hablar con la empresa me encargo yo, Rubén se dedica mucho a las redes, y Tony, a la hora de la composición, lleva la parte más comercial y de estudio con su hermano… Pero, al fin y al cabo, Lérica, es una unión.

-«Un traguito» llega con la colaboración de Belinda… ¿Por qué ella?

(R) Nuestro manager, José Cano, ya había trabajado en otras ocasiones con Belinda, la conocía, tenía muy buen trato con ella y, cuando teníamos grabada la pista con nuestras voces, se la mandó y le encantó el tema.

-Con el cuidado que hay que tener con todo lo que se dice, ¿puede pensar alguien que el título incita a beber?

(JC) Yo soy el autor de la canción, junto a otro chico, y no lo pienso porque, al fin y al cabo, aunque a cada persona una letra le puede sugerir algo distinto, intentamos transmitir el típico desamor que no puedes olvidar. En ningún momento quisimos llevar el concepto a «beber para olvidarte».

-Al ser tres hombres, ¿tenéis mucho cuidado a la hora de escribir por miedo a las críticas sobre el machismo?

(T) Nosotros, que además somos cantautores, siempre hemos sido de hacer música limpia, nunca hemos usado un vocabulario agresivo… No somos reggaetoneros, ni venimos de ahí. Hacemos pop y tratamos de dar un ejemplo porque estás expuesto a que te escuchen todo tipo de públicos. También es verdad que no nos emparanoiamos por tener más cuidado de la cuenta, porque se agradece la frescura y la naturalidad a la hora de contar las cosas. Eso es clave y en esta ocasión lo hemos hecho así, no orientándolo como para hacer apología del alcohol. El que piense eso realmente está pensando de más. No estamos ante ese reggaetón que denigra a la mujer y que, en realidad, ya se ha quedado antiguo. Ahora ha evolucionado y es de otra manera, aunque se ha quedado esa percepción. Además, nos asocian a eso cuando realmente no hacemos reggaetón.

(R) Tenemos cuidado con lo que escribimos, pero no por las críticas porque al final siempre te critican por una cosa o por la otra, sino porque sabes que te pueden escuchar gente joven a la que se puede influenciar. Escribimos tal y como somos y, como somos personas limpias y transparentes, pues es lo que se refleja.

-En los nuevos videoclips, como el de Ana Guerra o Ricky Merino, se incide en la liberación sexual, ¿pensáis que nos encaminamos a una sociedad hedonista y bisexual?

(R) No es que ahora haya más. Hay lo que siempre ha habido, pero con la libertad de poder contarlo y expresarlo libremente sin que nadie se tenga que escandalizar. Cada persona tiene que ser y hacer lo que quiera, siempre y cuando no haga daño a nadie y, lógicamente, en el amor no haces daño a nadie. Eres libre de amar a quien quieras, sea un hombre o una mujer.

(T) Se le da más voz porque es necesario. Desgraciadamente se siguen viendo cosas muy feas como la violencia de género, la denigración de la mujer… Deben cambiarse y se necesita un mundo con más respeto.

-Venís de un gran éxito como ha sido «Mentirosa Compulsiva», con Abraham Mateo… Tony, ¿cómo es trabajar con tu propio hermano?

(T) Todo queda en casa (risas). Para mí es muy guay coincidir con él, es algo que hace tiempo que quería hacer porque tenemos esa conexión especial de haber crecido con la misma música. Nos hemos nutrido el uno al otro y hemos ido aprendiendo. Nos entendemos muy bien y tenemos las mismas influencias. En ese instante, más que trabajando, sentí que estaba en un juego… El hecho de ir a Miami a grabar con él y estar ahí con el tema y el videoclip, sentí en todo momento como si estuviera en casa.

(Visited 163 times, 1 visits today)

2 Comments

  1. Karla Yzzel
  2. Sandra Martínez

Leave a Reply