Laura Gallego «No quiero ser la «niña» que canta por «la» Jurado»

«Copla en palacio» es el título del ciclo que acogerá las actuaciones de Joana Jiménez, Antonio Cortés y Laura Gallego, ésta última el domingo 8 de marzo a las 21´00 horas

por Ricardo Castillejo

Será en la Casa Palacio Salinas, en la calle Mateos Gago, donde tendremos oportunidad de escuchar la voz de Laura Gallego sin microfonía y acompañada solo de un piano. Una novedad dentro de la breve pero intensa carrera de esta gaditana que se enfrentará en esta ocasión a temas como «Habla con los ojos» los cuales hasta ahora no había realizado en directo y ante lo que se siente muy emocionada. En plena grabación del que será su segundo disco -sobre el que, de momento, no puede dar ningún detalle-, la que fuera ganadora de la segunda edición de «Se llama copla» se sincera hoy para nuestros lectores.

-¿Qué le parece compartir cartel con Joana Jiménez y Antonio Cortés?

-Me encanta porque son los más reconocidos de mi etapa. Son los primeros que estuvieron en este programa que le ha vuelto a dar vida a la copla. Joana tiene una ejecucion perfecta y es muy completa y Antonio posee una forma de transmitir que he visto en muy poca gente…

-¿Y de Laura Gallego? Dígame su mayor facultad…

-No sé… Habría más bien que preguntarles a mis compañeros. A mí me parece que vivo lo que canto y eso se tiene que notar. Si yo me lo creo, aunque no sean situaciones que haya vivido, la gente también se lo creerá. Es como las comidas. Si están hechas con cariño, siempre están buenas.

-¿Lo peor suyo?

-Es que todavía no soy sabia. Me queda mucho camino por delante. He ganado seguridad y técnica pero, a pesar de no tener ninguna carencia grave, aún me falta.

-En esta ocasión actuará para 280 personas que tendrá muy cerca… ¿Cómo es su relación con sus seguidores?

-Muy cercana. Me gusta cantarle a la gente. En los teatros, con los focos, no se distingue bien a nadie pero sí se perciben las vibraciones. No es lo mismo un plató que estar frente al público, al que intentas meter en la historia. Pueden tocarnos, olernos, pedirnos canciones… Es un arrope que no tenemos en ningún otro lado.

-¿La comparación con Rocío Jurado le molesta o la tiene asimilada ya?

-Es un arma de doble filo. Es raro porque no quiero ser la «niña» que cante por «la» Jurado pero, por otro lado, es un honor. Quiero ser Laura Gallego, no Rocío Jurado.

-¿Es imitadora suya?

-Soy admiradora de ella pero no ha habido, ni habrá nadie igual. Puedo recordar pero no me puedo parecer. Ni yo, ni nadie.

-¿Y otra figura, más allá del flamenco y la copla, a la que admire?

-A Mónica Naranjo. Me encanta. La primera vez que la vi me quedé «flipada». Quería ser como ella pero en mi estilo. También me fascinan las sopranos aunque, en realidad, escucho todo tipo de música.

-¿Se limita solo a cantar o ve otros horizontes más allá?

-Me gusta el mundo del espectáculo en sí. El brillo, los micrófonos… No me importaría ser actriz, bailarina… En parte me considero comunicadora con lo que tampoco descarto presentar un programa de televisión.

(Visited 1.118 times, 1 visits today)

Leave a Reply