La oleada de robos de los Kardashian

Primero fue Kim en París a quien le sustrajeron piezas de joyería por nueve millones de euros y ahora le ha tocado el turno a Kendall Jenner, la pequeña de la familia, a la que se le han robado cerca de 200.000 euros en joyas en su mansión de Beverly Hills. La modelo, de 21 años, había celebrado una fiesta en su casa donde, recibiendo a los invitados, escuchó cómo se había activado la alarma de seguridad. De inmediato fue a ver qué pasaba y se encontró que… ¡su caja de seguridad estaba abierta! Una experiencia que viene a unirse a la agresión con una pistola que, según contó en su “reality”, sufrió hace un tiempo. ¡Las Kardashian no ganan para disgustos!

(Visited 22 times, 1 visits today)

Déjanos tu opinión