La inesperada “traición” de María Teresa

 

La empleada de hogar de María Teresa Campos, María Silva, ha acabado demandándola por ‘despido improcedente’ y le reclama 10.000 euros. Nadie se lo habría creído si lo hubiesen contado hace unos meses cuando conocimos a María en el reality de ‘las Campos’. De hecho, la presentadora ha contado a ‘Diez Minutos’ que se ha llevado un gran palo: “Es lo más grande que podía pasarme. Por ella habría puesto las manos en el fuego”. Y es que empleada y jefa presumían de una estupenda relación pues hasta se vio cómo la asistenta le pedía prestado un vestido para la boda de su hija aprovechando la presencia de las cámaras. Un enlace al que parece ser asistió, pero del que no volvió. Según asegura Teresa, María cogió unos días de vacaciones a finales de verano y se fue a Perú. Lo que nadie se imaginaba es que llegado el 6 de septiembre, cuando se suponía que terminaba el período vacacional, la empleada no regresó. “Me escribió un WhatsApp indignada en el que decía que por ella podía quedarme en Perú”, aclara la propia María para quien, siempre según ella, sus vacaciones terminaban el día 8. 48 horas que marcaron el final de una relación, tanto laboral como personal, ya que ‘la Campos’ ha procedido al despido.  ¿Regresará la peruana a España para enfrentarse a su exjefa?

 

 

(Visited 139 times, 1 visits today)

Leave a Reply