La felicidad de la “nueva” Pantoja


Isabel Pantoja cumple el viernes 63 años celebrándolo con dos fiestas, mañana y pasado, a las que asistirán sus familiares y algunos de sus amigos más queridos en un momento de renacimiento, profesional y personal, para la sevillana

Por Ricardo Castillejo

Su paso por “Supervivientes” ha sido, sin ninguna duda, su decisión profesional más acertada de los últimos tiempos. Y es que el programa de Telecinco no solo ha aliviado mucho su economía -se dice que cobraba 80.000 euros por semana de participación-, sino que ha permitido al gran público conocer mucho más de cerca a una mujer que, con sus luces y sombras, este viernes cumplirá 63 años. 

Atrás queda su histórico matrimonio con “Paquirri” y su condición de “viuda de España”. Sus amistades con personajes como Encarna Sánchez o María del Monte. Sus romances como el de Julián Muñoz, ex alcalde de Marbella. Y, sobre todo, su paso por la cárcel, entre 2014 y 2016, por el “caso Malaya”. Un pasado que le ha convertido en la persona que es y del que ha ido atesorando muchos miedos e inseguridades que, según ella misma ha relatado, han quedado en la isla de Honduras de la que, con diez kilos menos, acaba de regresar.

Con esta experiencia, la del concurso, siempre había soñado sin poder ni imaginar su dureza. Casi tres meses durante los que se le ha visto en esencia, peleándose con muchos compañeros -como Albert o Mónica Hoyos- pero dando muchas muestras de cariño también, como las que le han unido a su ex yerno, Omar Montes, o las que ha tenido hacia su recuperada amiga, Chelo García Cortés. Isabel no es tibia: o te quiere, o le eres indiferente. Y así lo ha demostrado con la mismísima Mila Ximénez, enemiga pública desde hace muchos años de la artista y a la que el lunes pasado abrazó en directo durante la emisión de “Sálvame” durante una visita de Pantoja a su nueva “casa” (ha firmado un contrato con Telecinco por dos años y dos millones de euros).

Otro hito, el de Mila, que nadie podría haber imaginado y tras el que la tertuliana parece haber enterrado su “hacha de guerra” hacia una joven sexagenaria a la que, es evidente, le sienta fenomenal el paso del tiempo. Eso, y ciertos evidentes “retoquitos” estéticos bajo los que, volviendo a su propio testimonio, bien podría, en breve, volver a hacer la comunión… Porque si por algo se caracteriza la nueva Isabel es por hacer gala de un gran sentido del humor y de una sonrisa que dejan atrás etapas de amargura. 

Así, los invitados a su fiesta de cumpleaños tienen asegurada la diversión en dos jornadas: mañana, 1 de agosto, dedicada a su familia (ya que su hijo Kiko tiene compromisos laborales el viernes), y un día después, pensando en sus amigos y en algunos de los participantes del “reality” de moda. Todas las miradas puestas en “Cantora” y muchas dudas en el aire por resolver. ¿Estará Mila en el “cotarro”? ¿Coincidirán Isa y Omar? ¿Habrá sorpresas que no esperamos? Con todo lo que eso supone, Isabel Pantoja ha vuelto. Dios salve a la reina (de la copla).

(Visited 57 times, 1 visits today)

Leave a Reply