La “dulce Navidad” de Kiko Rivera

El mediático hijo de Isabel Pantoja disfruta de uno de los mejores momentos de su vida junto a su nueva hija, su futura esposa, sus hermanos y, por supuesto, su madre

A pesar de la reciente pérdida de su mascota, la perra “Flamenca”, a la que tuvo que sacrificar por enfermedad con todo el dolor de su corazón, las navidades del 2015 serán unas fiestas que Kiko Rivera guardará de manera muy entrañable. Su reciente paternidad junto a su futura esposa, Irene Rosales, ha devuelto al hijo de Isabel Pantoja la sonrisa de un padre ilusionado con Ana, la benjamina de la familia, que sin duda se ha convertido en la “reina de la casa”. Además, en estos días Kiko Rivera ha disfrutado de la compañía de su primogénito, Francisco, que vive con su madre Jessica Bueno en Londres y que el “DJ” quería presentar a su hermanita recién nacida, a la que ha llenado de besos y caricias. Como él mismo describía a sus seguidores de Instagram: “Su primer beso de hermanos… Qué acto más bonito y más verdadero #hermanos #ellossonmivida #lesamo”.
Otro de los momentos que también quedará en la memoria del hijo de Isabel Pantoja ha sido el reencuentro con su hermanos, y las redes sociales han vuelto a ser testigos de ese esplendor por el que pasa la relación de los tres descendientes de “Paquirri” (unión que se ha ido retomando gracias a la boda de Cayetano con la presentadora y modelo Eva González). Desde entonces los Rivera son una “piña”, llegando incluso los toreros a colaborar con Kiko en su próximo “videoclip”, donde aparecerán caracterizados como vampiros. También el contacto con su hermana Isa Pantoja es bastante bueno, a pesar del constante cruce de declaraciones que se han ido sucediendo por los platós de televisión a lo largo de estos últimos doce meses. Finalmente, parece que las aguas han vuelto a su cauce entre los hijos de la tonadillera y solo hay lugar en ellos para el cariño y los buenos deseos.
instagram_hnos_riveraSin embargo, lo que más valora Kiko de esta Navidad es poder disfrutar de la compañía de su madre  -una vez que la artista ya ha obtenido el “tercer grado”-, queriendo aprovechar al máximo el tiempo que pasa junto a ella y recuperando así el tiempo perdido durante el período en el que ella ha estado lejos de los suyos. El pasado lunes, antes de que Isabel regresara a la prisión donde duerme, Kiko congregó a los suyos en torno a la mesa desde donde produce la emisora de radio por internet que lanzó hace unos meses. Aunque en las imágenes compartidas no aparece el rostro de su madre, Kiko habla abiertamente de ella en algunas fotos, demostrando su alegría por vivir este “regalo” anticipado de Reyes.

(Visited 285 times, 1 visits today)

Déjanos tu opinión