Junior “Vivimos en un país donde solo se homenajea al que fallece”

El artista trianero actúa mañana viernes junto a La Flaka, su pareja artística y sentimental, en el Festival de las Naciones con un espectáculo musical que fusionará lo mejor de Junior con la garra y fuerza flamenca de la cantante sevillana

 

Pepo Rocha

JUNIOR_LAFLAKATras su paso por la serie de televisión “Un paso adelante” como cantante, bailarín y coreógrafo, Junior Míguez vendió más de 250.000 copias de sus tres albúmes, actuó en un millar de conciertos y compartió escenario con artistas de la talla de Alejandro Sanz. Sin embargo, su fulgurante carrera se ralentizó tras afrontar una enfermedad que, afortunadamente, ha superado. En la actualidad este artista creativo, como él mismo se define, se encuentra inmerso en el proyecto “LA 41010” junto a su pareja Jessica Cánovas, “La Flaka”.

-¿Quién es “La Flaka”?

-Es una artista con mayúsculas, trianera, que canta desde pequeña flamenco por derecho, muy transgresora en el estilo y con mucha fuerza. Además es mi pareja y la madre de mis hijos. Nos conocemos desde niños y jugábamos juntos en la calle Castilla. Cuando crecimos le perdí la pista pero un día me la ofrecieron como voz para los coros de mi segundo disco y, una vez que la escuché, me di cuenta que tenía algo, tanto en lo profesional como en lo personal, que me cautivaba y me cautiva.

-Comparten familia y profesión, ¿eso cómo se lleva?

Tenemos muy buen “feeling” entre los dos, muchas cosas que decir y nos gusta que el público perciba en el escenario que estamos, como cualquier pareja, en momentos enamorados al máximo o en otros más o menos “enfadados”. Es parte de nuestro atractivo en el “show” y nuestros amigos en broma nos dicen que somos los nuevos “Lole y Manuel” y los “Pimpinela” (risas). Ahora estamos con el proyecto “LA 41010”. Se trata de una nueva fórmula de trabajo mía junto al talento de Jessica, que aúna lo transgresor, lo salvaje, lo comprometido, lo viejo y lo nuevo a la vez. Y todo esto, fusionado con la música electrónica, el flamenco y la música urbana.

231014_destacado__-¿Es lo que se verá en el escenario del Festival de las Naciones mañana?

-Estamos cuidando mucho el producto y aún quedan cosas por pulir. Haremos un “remake” de mis éxitos junto a versiones de Michael Jackson, Alejandro Sanz, entre otros, interpretados por un estilo muy “suyo”, muy La Flaka.

-¿Existe un antes y un después del cáncer en Junior Míguez?

-Claro, supuso un parón en mi vida profesional. Tenía una carrera bien hilada, trabajando en una buena compañía como Universal, con la que aún sigo, acababa de cerrar una gira por América y de repente, como es lógico, cambió todo. Una vez que pasé lo de la enfermedad me choqué con una realidad que no esperaba, una crisis cultural importante, sumada a la desidia de la industria por seguir avanzando y entonces comencé a replantearme mi vida, regresando a facetas que tenía arrinconadas como escribir novelas o poesías, dedicarme a la coreografía o ejercer como “coach”.

JUNIOR_LAFLAKA02-¿Ha tenido Junior siempre los pies en el suelo?

-Aunque he intentado tener los pies en la tierra, siempre he sido una especie de Peter Pan que le ha gustado volar y soñar. En mi anterior etapa, resultaba muy difícil controlar al entorno y al público, que también te puede atontar y eso al final hace que te choques estrepitosamente con la realidad. Hoy la afronto con más libertad.

-Alejandro Sanz es uno de sus admiradores, ¿cómo lo conoció?

-Mientras estaba grabando su disco “No es lo mismo”, Rosa, de RLM, le mandó mi disco y él se quedó muy sorprendido porque era fresco y diferente. Nos conocimos en Barcelona, mientras rodaba el videoclip de “Regálame la silla”. Desde entonces me ha tratado con mucho cariño y me ha brindado su amistad. Alejandro es algo más que el número uno…

-¿Cuáles son sus proyectos de futuro más cercanos?

-Me gustaría crear un centro de arte en Triana que combatiera esta crisis cultural que padecemos. Vivimos en un país donde solo se homenajea al que fallece. Tenemos figuras como Manuel Molina, Lole Montoya o Remedios Amaya, la “Aretha Franklin” del flamenco, que no son valorados como se merecen, ni tampoco se fomenta la cultura para que llegue a todo el mundo.

– Tiene tres hijos, ¿comparten su pasión por la música y el arte?

-(Risas) Bueno, son pequeños aún pero supongo que lo llevan en los genes. Romeo, el benjamín, se ha criado a los pies del escenario. Alba, la mayor, sube muchas veces con Jessica y conmigo en los conciertos y se apodera del micrófono para cantar con nosotros (risas) y a Noah le encanta jugar al fútbol. De todas maneras los estamos educando en la libertad de elección y expresión.

(Visited 655 times, 1 visits today)

Leave a Reply