Juan del Val: “La fidelidad me parece algo bastante aburrido”

 

 

Con su nueva novela, “Parece mentira”, ha sembrado el escándalo relatando, a modo de semi-biografía, aspectos de su vida que han llamado tanto la atención como el que él y su pareja, Nuria Roca, hayan optado para ellos por el modelo de “pareja abierta”

 

por Ricardo Castillejo

 

No es una biografía. Pero casi. Juan del Val ha desnudado gran parte de su alma para ofrecer a sus lectores en “Parece mentira” un relato donde las pasiones están a flor de piel. Apoyado en todo momento por su mujer, Nuria Roca, este escritor de 46 años -que también ha ejercido como guionista, productor o presentador- no pasa de lo que piensen y digan de él aunque, a juzgar por su trayectoria, tampoco es algo que le preocupe demasiado. Con un Instagram en el que comparte las fotos que a nadie se le ocurriría subir -mostrando su peor cara, recién levantado, o parodias de poses de personajes populares-, lo suyo es no pasar desapercibido. Y, a juzgar por las pruebas, una vez más lo ha conseguido…

-¿Eres, en general, un provocador?

-Con la novela no tenía esa intención ni esa motivación pero creo que la provocación es imprescindible si se quiere realizar cualquier obra artística. En algunos aspectos me divierte hacerlo pero no voy por la vida de provocador.

-A veces parece que te ríes de la gente…

-Bueno, soy alguien bastante respetuoso pero me parece que la risa es fundamental. Me río mucho de mí mismo. Sí me pone causar cierta incomodidad con lo que digo o hago.

-¿Pudor tienes?

-Todo el mundo lo tiene, aunque yo no especialmente. Me expongo y está claro que, para mostrar lo que muestro en mi novela, pudoroso no puedo ser. Instagram, por ejemplo, es para mí un divertimento absoluto. Salgo horrible y eso me parece divertido.

-Entonces, ¿cuánto tienes de personaje? ¿Cuánto hay pensado y cuánto real?

-Es que no me considero un personaje casi nunca haciendo nada. Yo soy yo. El problema es que estamos muy acostumbrados a andar encorsetados. No hay que ser trascendente todo el rato ni hacer el idiota todo el rato y puedes ser una misma persona sin necesidad de estar fingiendo.

-¿Te da más morbo provocar o las mujeres? (…) ¿O provocar a las mujeres?

-No hay que marcar una diferencia, ¿no? A mí algunas mujeres me dan morbo y otras, ninguno. Y en las situaciones de la realidad pasa exactamente igual.

-¿Qué te callas en “Parece mentira”?

-Hombre, ya voy teniendo una edad y hay partes que no están, pero en esencia me refleja de una forma bastante honesta. Sí te garantizo que no me he callado nada para quedar bien. Soy yo pero no es mi biografía ni unas memorias.

-¿Cuál es el mayor aprendizaje que has obtenido de la mujer?

-Desde mi madre hasta mi hermana, pasando por mis parejas, las mujeres han sido muy importantes para mí. Me han convertido en alguien mejor. Mucha gente que me conoce bien considera que soy muy femenino. Es un universo que me interesa. Mi manera de sentir es muy pasional y lo mismo eso puede identificarse más con ellas. Sea como sea, las respeto mucho y no le tengo miedo a ninguna parte femenina mía.

-Muchos heterosexuales rechazan ese lado femenino pensando que puedan ser gays…

-Yo las veo cómo se desenvuelven y me apasionan pero no tengo una pulsión sexual hacia los hombres. 

-En el libro te desnudas de una manera que algunos padres no querrían que sus hijos conocieran nunca de ellos mismos… ¿Ha sido una terapia?

-Verás, tengo un hijo de 15, otro de 11 y una de 7 que ahora mismo no me apetecería que leyeran el texto pero es cierto que con perspectiva, cuando lo puedan hacer de mayores, encontrarán ahí a su padre. Mis miserias, mis pasiones… Ya les matizaré cuando llegue el momento lo que sea necesario.

-Pero comentas cuestiones, como la infidelidad, que no están bien vistas…

-Hay que intentar agitar un poco el árbol de lo “bien visto” y promover valores universales como ser buena persona. A partir de ahí, no vivo de lo convencional o lo políticamente correcto. Con todo el respeto para quien sí lo haga. No tengo por qué avergonzarme de cómo soy.

-¿Piensas que llegará el día en el que el sexo se asuma con naturalidad?

-Pues no soy muy optimista. El sexo está muy contaminado por influencias, desde religión a educación. No creo que se evolucione a como lo veo yo, pero tampoco es necesario. Lo mismo una sociedad que entendiera el sexo a mi manera lo mismo sería un coñazo.

-¿Pedirle al hombre que sea fiel es ir contra la naturaleza masculina?

-No haría diferencia entre hombres y mujeres en ese sentido. Nos parecemos más de lo que creemos. A mí la fidelidad me parece algo bastante aburrido, algo adquirido que ni siquiera nos planteamos. Veo parejas fieles que se respetan muy poco y se quieren poco y parejas que no lo son tanto y se respetan y se quieren mucho más.

-¿Cuáles son los límites para que una pareja funcione?

-Para mí depende de poco pero que es muy básico. Que se gusten, que parece fácil pero no lo es, y que se admiren.

(Visited 669 times, 1 visits today)

Déjanos tu opinión