Joana Jiménez: “La Navidad es para mí la ilusión y el brillo en los ojos de mi niño”

La sevillana nos presenta su nuevo álbum, “Como el primer día”, al tiempo que comparte con nosotros su entrañable y familiar forma de celebrar la Nochebuena y la Navidad

por Ricardo Castillejo

No tiene dobleces. Ni trampa ni cartón. Joana Jiménez es lo que se ve. Para quien le guste… y para quien no. Segura de sí misma y de su bondad, la artista ha vuelto ilusionada a los estudios de grabación, donde ha fraguado junto a Jesús Bola “Como el primer día”, disco de versiones de temas tan conocidos como “Mediterráneo”, de Joan Manuel Serrat, “Y cómo es él”, de José Luis Perales, o “El jardín prohibido”, que tan popular hiciera Sandro Giacobbe. Hombres autores que encuentran en la garganta de esta mujer sabia nueva para revivir unas míticas canciones que sonarán en directo el próximo 25 de marzo en FIBES.
-¿Crees que los hombres sentimos amorosamente de forma distinta a vosotras las mujeres?
-Hombre, por mi experiencia los chicos son tal vez más egoístas, aunque gracias a Dios eso ha cambiado para mí. Sí que nosotras somos más emocionales y nos dejamos llevar por los sentimientos que por la cabeza. Al menos a mí sí me pasa. Soy muy pasional (risas).
-Desde que te conocimos en “Se llama copla” tu carrera está muy vinculada a Andalucía… ¿No te planteas salir de aquí?
-Me encantaría porque, por la experiencia que tengo, el flamenco en concreto gusta mucho no solo en España sino fuera de nuestras fronteras. He tenido la suerte de ir a México o a Santo Domingo, aparte de muchos otros sitios, y a la gente le encanta nuestra cultura musical. Me han demostrado bastante admiración pero es complicado cuando se es madre. La maternidad te embellece la vida pero también te la complica.

joana-jimenez01
-O sea que no eres de las que lo dejarían todo por su arte…
-No, no. Tengo prioridades y la primera es mi hijo. Me lo tendría que llevar pero él no tiene por qué sufrir que le cambies la vida. Sin levantarlo, llevarlo al colegio, estar a su lado sería absurdo plantearme nada.
-¿Qué adjetivos piensas que te definen como figura?
-Lo que me llega del público es que transmito fuerza, me dicen que soy muy elegante sobre el escenario pero que, al mismo tiempo, tengo pellizco y transmito lo que canto y sienten lo que yo a la hora de interpretar.
-¿Eres distinta fuera y dentro de escena?
-No. En la mayoría de los casos el artista, actuando, refleja cómo es personalmente. Soy tal como se me ve. No hay más Joana. Se me ve venir y lo que soy. Hay momentos para el enfado, para la ternura… Es una manera de plasmar tu personalidad.
-De las ediciones del mencionado “Se llama copla” habéis quedado, sobre todo, tres exponentes: Laura Gallego, Erika Leiva y tú que, además, coincidís en lanzamiento de disco ahora… ¿Existe la competitividad?
-Todo el mundo no es igual y hay quien se toma esta profesión como un combate de boxeo pero en mi caso la competencia es conmigo mismo. Cada día el listón debe ser más alto y una intenta mejorar y superarse continuamente. De todos modos cada una tiene su estilo y yo no me considero igual ni parecida al resto, a pesar de haber salido del mismo programa. Ésa es la clave. Que se pueda elegir y que los espectadores se queden con una, con todas o con ninguna.

joana-jimenez02
-¿Qué es la Navidad para ti?
-La ilusión y el brillo en los ojos de mi niño. Siempre me ha gustado mucho pero es lógico que, por las ausencias y las circunstancias, que cambian, no te provoque lo mismo. Pero mi hijo la espera con tantas ganas que me contagia.
-¿En tu infancia fueron fiestas felices?
-Sí. En familia, con los míos. Como cuando pequeños no nos damos cuenta de nada, fueron muy bonitas. No he sufrido pérdidas cercanas hasta más mayor, con lo que estábamos todos al completo y las disfrutaba mucho.
-¿Te gusta ejercer de anfitriona y ama de casa?
-Me encanta. Cocinar, tener la ropa limpia y oliendo muy bien… (risas). Aparte. se me da bien…
-¿Y si una pareja te pidiera que dejaras tu trabajo por estar con él?
-¡Uy! No. Error… Sin cantar estaría incompleta. Tenía dos cosas muy claras en mi vida: ser artista y ser madre. Las dos las he conseguido y nadie va a venir a quitármelas.
-Este 2016 ha sido muy especial para ti porque, más allá de “Como el primer día”, has celebrado la boda de tu madre, Isabel, con 62 años… ¿Te ha dado esta experiencia una nueva dimensión del amor?
-Totalmente. Si hay alguien que se merece ser dichosa es mi madre. Es una persona que lo ha tenido difícil y que ha vivido por y para los demás sin ser amada como se merecía. Cuando Dios le puso a ese ángel de la guardia que se llama Antonio y la veo con esa sonrisa que no se le quita ni de día ni de noche… ¡La de cosas y sitios que está conociendo y descubriendo a su edad! Su cara el día de su boda no se puede explicar. Es la felicidad pura y eso me ha permitido a mí saber que el amor no era lo que creía. El amor de verdad es sano, fácil y bonito.

joana-jimenez03

(Visited 1.509 times, 1 visits today)

Leave a Reply