Jesús Rojas, director gerente FIBES: “SIMOF está entre las tres ferias más importantes de “FIBES”

Jesús Rojas lleva cuatro años al frente del Palacio de Exposiciones y Congresos (FIBES) que hoy da el pistoletazo de salida al Salón Internacional de la Moda Flamenca concediendo a “Sevilla Magazine” una de las entrevistas más clarificadoras en torno al SIMOF

por Ricardo Castillejo

-Aprovechando el 25º aniversario de SIMOF, podemos decir que FIBES tiene una gran vinculación con el mundo de la moda, ¿no?

-Efectivamente, FIBES ha sido el catalizador de un programa que hemos pensando a nivel de Ayuntamiento con la Delegación de Economía. A través de «Sevilla se viste de moda» pretendemos que el mes de febrero sea el mes de la moda y, cuando se inicia esto el año pasado, intentamos coger aliados, es decir, creamos un comité técnico, que es el que realmente conoce este mundo y el que nos asesora sobre cuál es el mejor momento, la mejor feria, la mejor fecha… Nosotros sabemos cuáles son los hilos que hay que mover a nivel de administración, tenemos quizás ese peso para darle visibilidad a un proyecto, por pequeño que sea, y poseemos el conocimiento de todo lo que se está haciendo, empezando a crear unas sinergias entre unos y otros. De esta manera, viene «Code 41» la próxima semana, «Expobelleza» y SIMOF. También, dentro del propio «Expobelleza» metemos a asociaciones de peluqueros, que están apostando muy fuerte y tienen ya cierto prestigio nacional e internacional (algo que, además, he descubierto a raíz de organizar los premios Goya).

-Ya que lo mencionas, ¿qué tal la experiencia de los Goya?

-Lo primero es decir que los Goya no nos los han dado, sino que los hemos conseguido. Obviamente, para hacerlo, necesitas una masa crítica, que en este caso es Sevilla, y hemos demostrado, no solamente con los Goya sino con la realización de grandes eventos de hasta 10.000 personas que organizamos aquí, que tenemos la capacidad técnica y profesional para realizar actos de este tipo. Ha sido un trabajo de un equipo, un proyecto de ciudad donde no ha habido ningún «palo en la rueda» por parte de partidos políticos. Si no hubiese voluntad política no hubiésemos podido ni negociar, ni llevar a cabo algo así, pues esto ha implicado a los Cuerpos de Seguridad de la ciudad, los del Estado y hasta incluso hemos tenido una colaboración con los taxistas.

-Al haber tantos rostros conocidos hasta a nivel internacional, como Penélope Cruz, ¿ha habido requisitos especiales?

-Alguno pedía que se le garantizara un poco la discreción y que no lo molestaran y, aunque siempre tenemos una zona un poco más reservada para ellos, les sugerimos que no se escondan, ya que la gente lo que espera es que sean visibles. En FIBES queremos que lo que hacemos, de alguna forma, rebose en la ciudad, en los hoteles, restaurantes, medios de transporte y en el ciudadano. Con eventos como los Goya o SIMOF nos gusta, cada vez más, deslocalizarlos del Palacio y que se vayan haciendo cosas, dentro de lo posible, en el resto de la ciudad, un “street marketing” que luego tiene un retorno importante para el propio evento. Es la forma de que se sienta que el Palacio de Congresos es de los sevillanos, e incluso más (porque somos referente en el sur de Europa y el sur de Portugal). En muchos de nuestros proyectos tenemos la colaboración del Consulado de Portugal, de la Secretaría de Estado de Portugal…


Los Goya no nos los han dado, sino que los hemos conseguido. Ha sido un trabajo de un equipo, un proyecto de ciudad donde no ha habido ningún «palo en la rueda» por parte de partidos políticos”

– Y un hombre como tú que viene de la empresa privada, cuando llega a una pública y se encuentra con el mundo de la moda, ¿qué le parece?

-Todos los sectores tienen su idiosincrasia y a mí, que soy una persona muy curiosa, me gusta empaparme de todo. No voy a entender nunca la técnica de la moda, pero sí entiendo de tendencias. En cierto sentido me considero una “ventaja” para la moda y para otros sectores porque, al venir totalmente aséptico, virgen e inmaculado, se me ocurren ideas que, a lo mejor a los que estáis siempre en el día a día, no os plantearíais en la vida. Por ejemplo, cuando me dicen: «Oye, que la pasarela tiene que ser de dos metros por no sé cuánto de largo…», de pronto, pienso: «¿Por qué no hacemos una en los jardines del Alcázar?». Al final se está viendo que se están produciendo evoluciones. Todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes y aquí lo que sí te encuentras es que, en materia de burocracia, a la hora de tomar decisiones o de comprar, tienes que hacer un pliego, un concurso… Trámites que te llevan tiempo y merman la capacidad de decisión o la agilidad de gestión. De todas formas, me parece que ha ido bien y este modelo de empresa pública es perfecto para que tengamos esa mentalidad de servicio público.

-Dentro de todo lo que hace FIBES a lo largo del año, ¿qué lugar ocupa SIMOF?

-Las ferias que todos conocemos, ya históricas en FIBES, como SIMOF y SICAB o, en su día también, la Feria del Toro, tienen un peso mediático muy fuerte. Ten en cuenta que SIMOF está transmitiendo un elemento propio de nuestra identidad, el flamenco, en todas sus vertientes: la cultura flamenca, se podría hablar de una gastronomía flamenca y de moda. Esta última, además, articula una tendencia que logra que la dimensión de SIMOF se haga internacional. Cuando analizamos todos los impactos mediáticos, empiezan a aparecer países que uno ni imaginaba que existían, como si fueran las Olimpiadas. Se crea un elemento importante de atracción para el turismo y para que pongamos a Sevilla en el punto de mira. Ahora, tenemos la WTTC (Cumbre Mundial del Turismo), que era impensable que se hiciera en una provincia y no en una capital de estado, pero lo hemos conseguido. De esta cumbre van a venir también a ver SIMOF porque lo consideran como un elemento de manifestación social que desemboca, al final, en la economía. Y es que, quienes exponen aquí sus colecciones pueden venderlas a Japón, Corea, Estados Unidos, Alemania, Francia, Canadá… Una cantidad increíble de países. Todo esto es lo que hace que SIMOF, con toda su vertiente mediática y con ese beneficio social y económico, sea una de las ferias más importantes que tenemos. Yo te diría que, de esas ferias más populares, estaría la segunda o la tercera.

-Existe mucha leyenda urbana sobre si SIMOF es de la agencia Doble Erre, de Raquel Revuelta, de FIBES…

-SIMOF se lo inventa Raquel Revuelta. Es la creadora y un poco el “alma máter” pero, cuando evoluciona, se viene a FIBES. Desconozco cómo fue cuando se celebraba en el Hotel Alcora (algo he escuchado, pero no lo sé a ciencia cierta). Sé que Sebastián González, director de aquel hotel, ayudó mucho a Raquel (y, a su vez, Raquel ayudó al hotel)… Cuando llega SIMOF aquí, Raquel lo que hacía era un simple alquiler de espacio e, igual que en todas las ferias, nosotros participamos e intentamos ser socios. En la actualidad hay un “comité de honor”, donde está Raquel y estoy yo, pero luego hay un uno técnico en el que nunca le damos el monopolio a una persona, ni a una empresa como pueda ser Doble Erre. Lo que nosotros tenemos con Doble Erre es un convenio a tres años, es decir, ésta y dos ediciones más, y colaboramos al 50% en todo, en ingresos, gastos... Tomamos la decisión de cambiar SIMOF y quitarlo de esos pabellones y lo hicimos con un proyecto a tres años porque eso necesita unas inversiones en el primero cuyo retorno aparece en el tercero o en el cuarto. Cuando llegue ese cuarto año nos reuniremos otra vez y le preguntaremos a Raquel si quiere SIMOF para ella de nuevo, si se lo prefiere llevar a otra parte… Lo que quiero dejar claro es que esto es una empresa pública y que aquí entra el que quiere, pero tiene que acatar las decisiones del comité, que no es ni Raquel Revuelta, ni FIBES (aunque tenemos mucho que decir, eso sí).

Lo que nosotros tenemos con Doble Erre es un convenio a tres años, es decir, ésta y dos ediciones más, y colaboramos al 50% en todo, en ingresos, gastos… Cuando llegue ese cuarto año nos reuniremos otra vez y le preguntaremos a Raquel si quiere SIMOF para ella de nuevo, si se lo prefiere llevar a otra parte…”

-Te preguntaba por esto porque en una entrevista que hemos hecho recientemente, desde «We love flamenco» reclaman poder optar a hacer la pasarela o también hablaban de la posibilidad que se barajó, en algún momento, de que su certamen pudiera hacerse aquí…

-El que puedan participar en SIMOF no lo descarto. Es más, me gustaría. Cuando llego a esto me entero de que, claro, como en todos los gremios, hay cosas. Pregunté por «We Love Flamenco» porque sabía de su existencia, pero no voy a entrar en historias de ésas. El que quiera que venga y hablaremos con todos. Yo sé que Javier Villa ha estado aquí alguna vez, aunque no sé en qué términos ni para qué. Realizamos un esfuerzo muy grande para sacar adelante un evento y no me gustaría hacer dos. Es más, haría el mismo de golpe, llamándose «SIMOF», «Salón de la Moda Flamenca» o lo que sea. Pero eso no me corresponde a mí. Serían ambas partes las que tienen que solucionar sus problemas y venir aquí. Con la peluquería se dio un asunto exactamente igual. Había dos asociaciones y FIBES ha conseguido que se cree una sola. Eso sí, nos referimos a un gremio muy especial y, cuando existen esos “piques”, me parece difícil que se alcance un acuerdo a nivel de cúpula. Lo que no descarto es que el resto de la gente participe en los dos. De hecho, hay quienes ya lo hacen y no los ponemos en cuarentena ni mucho menos…

(Visited 128 times, 1 visits today)

Leave a Reply