Jesús Rojas, director gerente FIBES: “SIMOF durará 25 años más si tenemos la capacidad de adaptarnos”

Tras la primera parte de la entrevista al director gerente de FIBES, seguimos conociendo sus reflexiones, a propósito de la celebración del SIMOF en su 25 aniversario, en una entrevista muy clarificadora

por Ricardo Castillejo

Con un talante tremendamente conciliador, Jesús Rojas invita a que FIBES, y en concreto SIMOF, se entienda como algo de todos los ciudadanos. Ése es su objetivo, y su lucha…

-¿Cómo sale SIMOF a nivel de números?

-Te puedo decir que el primer proyecto que hicimos, que fue a tres años, lo empezamos hace dos años y le perdimos algo. Ten en cuenta que nosotros no regalamos el espacio pues por ley no puedo regalar nada. Por otro lado realizamos un gran esfuerzo a nivel de promoción… Creo que sería un adelanto que, en futuras ediciones, participase todo el mundo, aunque es cierto que, en la dimensión de ahora de SIMOF, ya hay gente en lista de espera y, a lo mejor, no tenemos sitio para todo el que quiera estar. Sí dejo esa puerta abierta y ese hueco muy importante en lo que llamamos «Pasarela de Noveles», chicos y chicas que todavía no tienen una colección importante pero que pueden, de alguna forma, ir aprendiendo para que, en un futuro, vengan a pasarela profesional.

-¿El presupuesto es todos los años el mismo?

-No, vamos creciendo. Este año tenemos un incremento de 80 a 100 “stands”. Para que te hagas una idea, en las aportaciones de capital de la sociedad, Raquel aporta modelos, con su valoración y factura. Doble Erre factura a FIBES y FIBES factura a Raquel por servicios de seguridad, catering, etc. Los patrocinadores los lleva FIBES, por evitar problemas y, sobre todo, por la transparencia. Esto no quita que luego Raquel haga un festival en Almonte y traiga, por ejemplo, «Aromas», que es patrocinador también. Nosotros somos muy fieles a los que han confiado siempre en nosotros, lo que no quita que entren empresas nuevas.

-Háblame del 25º aniversario…

-Ha empezado ya con una serie de actividades, como la gala que se hizo en Cajasol que, la verdad, tuvo mucha asistencia. Hubo incluso quien se quedó de pie, algo que me sorprendió porque era la previa de los Goya. También en la Avenida de la Constitución se han puesto una serie de tótems con imágenes, la presentación del libro de Raquel… Luego hay es una serie de representaciones normalmente dirigidas por las diputaciones y, más allá, Málaga, es la provincia invitada, a la que le entrega la batuta Huelva, que es la saliente.


Las quejas que tenemos son de adaptación profesional. Muchas de estas personas están saliendo ahora de esa economía sumergida y no siempre entienden que hay unas directrices de seguridad, de pagos, de comportamiento…”

-Respecto a las empresas que participan en SIMOF, ¿tienes alguna queja o algo destacable?

-El año pasado, a nivel de ventas, salió todo el mundo contentísimo y, en todo caso, las quejas que tenemos son de adaptación profesional. Muchas de estas personas están saliendo ahora de esa economía sumergida y no siempre entienden que hay unas directrices de seguridad, de pagos, de comportamiento… El que no lo entiende, da problemas (aunque, al final, si no quiere seguir, pues se va y se acabó). Y luego, en ese comité del que te he hablado, saltan chispas en algunos momentos pues está, por ejemplo, el reportero gráfico especializado que te dice que el tiro de cámara está muy lejos, que la iluminación no le gusta… Sea como sea, en general, los «feedbacks» son muy buenos, sobre todo en la dimensión comercial que se adquiere.

-¿El comité es receptivo a los comentarios de la gente?

-Sí, pero yo lo que valoro es el tema económico. Si quieres algo, preséntame un plan económico. No me digas que hay que poner un “mapping” que vale ochenta y tantos mil euros, si no lo vas a pagar…

-Pero con los stands, ¿intentas hablar de tú a tú?

-Asisto cada vez que puedo, más que nada por cortesía, porque en la parte técnica tengo un equipo. Cada feria tiene un director y es el que lidia con todo, el que les dice a otros departamentos de FIBES cómo tiene que ser el «stand», a los electricistas, a carpinteros, patrocinadores, invitaciones… También a veces te piden unas cosas que realmente no tiene ni pies ni cabeza. Somos flexibles dentro de unos parámetros que, insisto, normalmente son económicos pero el beneficio social, que se financia con los que pagan, lo miramos mucho. Para mantener un Palacio de Congresos con estas dimensiones tenemos tres segmentos: congreso, ferias y conciertos. De estos últimos es de lo que menos se gana, pero tienen una visibilidad bestial. Las ferias tienen una rentabilidad relativamente pequeña, entre un 25% y un 35%, y los congresos se llevan un 40%. Un congreso internacional es un pelotazo, pero viene este año y a lo mejor hasta dentro de ocho o diez años no vuelve, mientras que la feria la puedes consolidar con carácter anual o bianual.


Mi idea sería internacionalizar SIMOF, es decir, hacerlo, por decir algo, en Miami. Llevárnoslo con todos los que forman parte de esto. Y ojalá que sea un SIMOF de todos. Nosotros estamos abiertos a eso…”

-¿Proyectos el año que viene?

-No debería decírtelos, por aquello de que estamos en un mercado donde hay competencia e intentan copiarnos las ideas. Ahora estamos valorando sectores estratégicos de la economía andaluza donde somos fuertes, como el aeronáutico. Sevilla es sede de la capitalidad europea de la aeronáutica y en noviembre hacemos una cumbre de la Agencia Espacial Europea. Cuando eso lo ligas con la Feria de Aeronáutica que se hace en FIBES cada dos años, te sale algo muy goloso…

-¿Qué te gustaría destacar de tu gestión en estos cuatro años?

-La consolidación de FIBES como una empresa de servicios. Somos personal público y estamos para atender a los ciudadanos. Además, no dejamos de ser un brazo armado de algunas delegaciones municipales para el desarrollo de unas actividades que, por sí sola, no sabe hacer una delegación. Con ese carácter de empresa hemos tenido que adaptarnos a las nuevas tecnologías y entornos digitales. Me doy por satisfecho con que FIBES no cueste dinero al ciudadano y con que se entienda como un punto de encuentro y de intercambio de conocimientos.

-¿Pronosticas 25 años más a SIMOF?

-Sí, si tenemos la capacidad de adaptarnos. Yo no creo que las cosas de un año para otro sean iguales. Todos los proyectos necesitan una evolución y una adaptación al mercado. Mi idea sería internacionalizar SIMOF, es decir, hacerlo, por decir algo, en Miami. De hecho, hemos estado trabajando en esas posibilidades y llevárnoslo con todos los que forman parte de esto. Y ojalá que sea un SIMOF de todos. Nosotros estamos abiertos a eso…

Inauguración de Simof 2019. Foto: Chema Soler
(Visited 50 times, 1 visits today)

Leave a Reply