Jesús Cimarro: “Soy alguien que trabaja mucho y a quien le gusta mucho lo que hace”

Director del Festival de Teatro de Mérida -que este año tiene lugar entre el 29 de junio y el 26 de agosto-, dicen de él que es “el hombre más poderoso del teatro español”. Un productor de éxito que cuenta en su currículum honores como el de haber sido considerado por la revista Forbes, recientemente, como una de las 100 mentes más creativas del mundo

 

por Ricardo Castillejo

 

Para presentar a Jesús Cimarro hay muchos y muy importantes cargos que lo señalan: director de Pentación Espectáculos, propietario del Teatro La Latina, gestor del Teatro Bellas Artes de Madrid, director de la Academia de Artes Escénicas, una de las 100 mentes más creativas del mundo (según la revista Forbes)… Sin embargo, cara a nuestros lectores hoy lo destacamos como director del Festival de Internacional de Teatro Clásico de Mérida donde, desde hace siete años, ha realizado un importante proceso de transformación de esta cita anual que, gracias a los innatos talentos, como gestor y creador, de nuestro entrevistado, se ha convertido en un referente para las miles de personas que, edición tras edición, lo visitan. Nacido en Ermua (País Vasco), sus primeros pasos profesiones transcurrieron en el Diario Español del Pueblo Vasco… hasta que las tablas le atraparon, dedicando a los escenarios gran parte de sus 52 años.

-Teniendo en cuenta de que partimos de un repertorio limitado, el de los clásicos grecolatinos, ¿cómo se hace para convencer al público general y, a la vez, incorporar nuevas generaciones? ¿Son los rostros conocidos de los carteles parte del éxito o dónde está la clave?

-Bueno, es cierto que las posibilidades para elegir son reducidas. Anteriormente lo que se hacía era repetir títulos pero, en mi caso, vuelvo a programar algunos pero mezclándolos con textos de autores contemporáneos o historias de temática grecolatina o grecorromana que he encargado para cada edición. Es decir, que, al cincuenta por ciento, “Fedra” o “Edipo” estén con producciones que nunca antes se habían hecho. Así se logra variedad en la programación. Y luego está el atractivo de encontrar nombres como Raúl Arévalo, más asociado a cine y a televisión -y que apenas ha hecho teatro-, que atrae a gente joven que lo mismo no se había planteado venir y que, de esta forma, se anima. Estas propuestas en una programación normal no se verían, pero en un festival sí se pueden hacer.

-Y en este planteamiento, ¿cuánto hay de ti y cuánto de tu equipo? ¿Te dejas asesorar?

-Cada certamen he tenido en la cabeza lo que quería y, sobre esa base, he ido trabajando con actores, directores o dramaturgos para, a partir de ahí, gestionar los proyectos. Y también escucho a los espectadores, que es algo para mí fundamental. Qué quieren, qué les gusta… Al final yo programo para ellos y, para mí, una de las cosas que más orgullo me hacen sentir es haber bajado más de quince años la edad de quienes acuden al Festival.

-¿Por qué te gustaría que se caracterizara la “etapa Cimarro” en Mérida?

-Por la variedad de propuestas escénicas, por haber permitido que muchos artistas pudieran pisar por vez primera este espacio y por la reconciliación del público con el Festival de Mérida. En 2012, cuando llegué, había tenido 56.000 espectadores y en 2017, 168.500.

Jesús Cimarro junto al elenco de artistas de la obra “Nerón” en su rueda de prensa.

-¿Qué supone para ti este incremento?

-Saber que las decisiones tomadas han sido acertadas. A veces se me acusa de que mis propuestas son demasiado comerciales y siempre respondo que lograr que se venga a ver un espectáculo de temática grecolatina o grecorromana es como poner una pica en Flandes (risas). Y si encima son jóvenes, que es un colectivo con otros alicientes en la vida, la pica es en el Everest… Eso tiene un mérito y provoca alegría. Los objetivos que nos marcamos al principio se van cumpliendo.

-Porque tu pasión por el teatro, ¿dónde nació?

-En mi pueblo, con 14 años, cuando iba a ver las obras que venían. Con 15 fundé una compañía y con 18 ya tenía una empresa. Después, con 23 fundé Pentación, que acaba de cumplir treinta años con el mismo nombre y el mismo CIF. Fíjate, un negocio cultural que se ha mantenido durante tres décadas… Eso es muy difícil en esta sociedad.

-¿Eres la persona que más sabe de teatro en España?

-Por mi parte, sería una soberbia decir eso. Sí puedo contarte que he escrito un “Manual sobre producción, gestión y distribución del teatro”, del que pronto saldrá la cuarta edición, donde transmito lo que he aprendido en esto. Es una visión -puede haber otras-, que he puesto en práctica desde el ámbito privado y, más tarde, desde la colaboración privada y pública (que bien entendida, está muy bien).

64 Festival de Mérida 03/07/2018 /2018 .- Ben-Hur . REPARTO
Eva Isanta
Agustín Jiménez
Elena Lombao
Richard Collins-Moore
Víctor Massán
Fael García Versión: Nancho Novo
Dirección: Yllana
Dirección artística: David Ottone y Juan Ramos Toro. Foto / Jero Morales

-Hace mucho que se afirma que el teatro ha muerto…

-El teatro goza de una mala salud de hierro. Es un arte que lleva más de 2.000 años y eso es algo a tener en cuenta. Con las puestas en escena en vivo no hay manera de competir, por lo que seguro que seguirán teniendo una proyección mayor. Lo que se siente, esa comunión entre un escenario y el público, es una de las mayores satisfacciones que puedes encontrar en la vida.

-¿Te sientes poderoso en tu mundo? Para artistas, directores y demás supones un personaje atractivo…

-Evidentemente estoy en una posición donde genero proyectos y eso te da un cierto poder pero yo esto lo banalizo mucho. Procuro funcionar en equipo y colaboro mucho con quienes están en mi empresa. Me considero una persona cercana en un oficio, el teatral, que es muy artesanal.

-Has sido considerado una de las 100 mentes más creativas del mundo… ¿Cómo has asumido esto?

-Cuando lo vi en Forbes aluciné. Soy alguien que trabaja mucho y a quien le gusta mucho lo que hace. He tenido la suerte de no parar nunca y es un reconocimiento éste que recibo con mucho agradecimiento.

64 Festival de Mérida 11/07/2018 /2018 .- Nerón. Foto / Jero Morales

-¿Te verías como Ministro, sino de Deporte, al menos sí de Cultura?

-Depende de las circunstancias. Evidentemente que serlo en tu país es de lo más importante que puede sucederte (y si es de la rama que manejas, mucho más).

-Supongamos que llegara ese cargo… ¿Qué falla en la cultura en España? ¿Qué es mejorable?

-El Ministerio de Cultura y estar sentado en el Consejo de Ministros como tal es fundamental. Cuando se invierte en cultura eso revierte entre tres y cinco más que lo invertido, con lo que hay que hacerlo y comunicarle al presidente de Gobierno que aumente esos presupuestos y que no va a arrepentirse de ello. Como sector estratégico genera empleo para 500.000 familias y eso hay que cuidarlo.

-Muchos puestos de responsabilidad son los que ostentas pero, a ti mismo, ¿cómo te ves?

-Como un trabajador de la cultura al que le apasiona una profesión que tiene muchos sacrificios pero también muchas recompensas, como el que los demás disfruten con nuestras producciones. No me considero solo un productor económico sino un productor artístico. Aporto ideas y creo o propongo proyectos que pueden ser interesantes. Soy muy partidario del mestizaje y siempre me arriesgo. Hay que arriesgarse a las mezclas explosivas.

-¿Hueles un éxito a distancia?

-Tengo intuiciones, pero no una varita mágica. Si fuera así estaría en la sección de producciones de una entidad bancaria. Pero como aquí dos más dos pueden ser menos siete lo único que nos queda es crecer de continuo. Tú pones los ingredientes pero, igual que en los guisos, puedes pasarte con la sal o no llegar. Lo que sí es esencial es una buena historia y, en su defecto, un excelente elenco.

-Por cierto, ¿ser propietario de La Latina es de tus mayores logros?

-Es que, cuando llegué a Madrid, vivía enfrente. Entonces pensaba: “Algún día trabajaré ahí”. Lo que no podía imaginar es que “algún día” sería dueño de ese teatro. Se ha cumplido un sueño que me costó 56 cenas -aunque a la mitad ya había cerrado el acuerdo- con Lina Morgan, su anterior dueña.

(Visited 156 times, 1 visits today)

Leave a Reply