Jesse and Joy “En el amor nos gusta hacer difícil lo que es fácil”

«¿Con quien se queda el perro? » es el tercer álbum de los hermanos mexicanos Jesse and Joy, de 30 y 26 años, poseedores de una de las carreras mas fulgurantes del panorama musical actual

José Antonio Muñoz

El joven dúo de pop mexicano acaba de pasar por nuestra ciudad para presentar su tercer disco, “¿Con quien se queda el perro?”, que saldrá a la venta en España el 14 de mayo y donde cuentan con la colaboración del cantante andaluz Pablo Alborán. Un álbum que se ha convertido en un verdadero fenómeno musical, con el que han logrado cuatro Grammy Latinos y al que pertenece el tema “¡Corre!”, el cual con casi ¡140 millones de reproducciones! es el videoclip en español más visto de la historia de YouTube.

Con su último disco han obtenido cuatro premios Grammy Latinos.

Con su último disco han obtenido cuatro premios Grammy Latinos.

-Han cambiado muchas cosas desde que comenzaron siendo adolescentes, ¿no?

-(Jesse) Nuestro papá es mexicano y nuestra mamá estadounidense y crecimos en México pero escuchando canciones de Aretha Franklin o James Taylor. No podíamos imaginar en aquellos tiempos lo que nos esta ocurriendo ahora, solo una década después de que nos dejaran jugar con los instrumentos musicales de la iglesia.

-(Joy) También han cambiado los temas. Empezamos a componer cuando yo tenía 15 años y mi hermano 18 y abundaban las historias de color de rosa pero, con el paso del tiempo hablamos de lo que nos toca vivir a todos, antes o después. Son historias en las que suele estar presente la melancolía.

-¿En qué medida es su vida diferente?

-(Joy) Hemos crecido en esto, ha sido mi único trabajo y en él se ha formado mi manera de ver el mundo. Extraño mi casa pero también me enriquece hacer lo que más me gusta. Tomo una de cal por otra de arena.

-(Jesse) Echo de menos a mi familia pero tengo un trocito suyo todos los días conmigo. Es una fortuna que tu compañera en esta aventura sea de tu propia sangre y que, con una sola mirada en el escenario, ya sepamos si todo va bien.

-Se conocen perfectamente pero, ¿cómo se describirían el uno al otro?

-(Joy) Jesse es muy perfeccionista y un apasionado de la música y de su familia, con la que se desvive.

-(Jesse) Joy es una jovencita muy talentosa, más aún de lo que ella cree, con un corazón inmenso y que vive de forma muy intensa sus sentimientos y emociones. Una gran amante de la gastronomía y de los animales, y desde que era pequeña me encanta hacerle reír.

-¿Qué significa para ustedes poder traer su música a España?

-(Joy) Nunca hemos querido comernos el mundo “a mordidas”. Pretendemos ir pasito a pasito disfrutando de todo lo que está ocurriendo pero venir a España era un sueño que necesitábamos cumplir. El césped siempre es más verde en la casa del vecino y desde la nuestra no alcanzábamos a ver como era el césped de aquí, por eso vinimos a comprobarlo (risas)

-¿Cómo ha sido el recibimiento?

-(Jesse) Hemos estado en ocho países y en cada uno de ellos el publico nos recibe de forma diferente y nos ánima con cánticos distintos pero en todos ellos está la pasión como factor común. Aquí hemos notado que nos reciben como si hubieran crecido con nosotros.

-(Joy) Llevamos doce días en España y hemos pasado por Madrid, Barcelona, Valencia, Córdoba o Tenerife pero apenas hemos podido disfrutar de nuestra estancia. Conocemos cada sitio gracias a entrevistadores que nos cuentan un poco de las tradiciones del lugar. Hemos podido pasear esta tarde por Sevilla y nos ha sorprendido el olor a naranja y los imponentes edificios del centro histórico.

-Tienen la colaboración de un español en este tercer disco…

-(Jesse) Estando en Puerto Rico conocimos a Pablo Alborán y la química fue inmediata, por lo que prometimos volver a vernos y así fue. Hemos contado con su voz en el tema “La de la mala suerte” y nosotros hemos participado en una nueva versión de su canción “Dónde está el amor”.

-¿Por qué siempre cantáis al amor?

-(Joy) Porque tendemos a hacer difícil lo que es fácil. Muchas veces nos rompemos la cabeza por encontrar el amor y cuando dejamos de hacerlo surge sin que lo esperemos, no debe forzarse, debe nacer y cuando llegue lo sabremos.

-(Jesse) Yo tuve la suerte de que a mi llegó siendo muy joven. Con 21 años ya fui padre y ahora tengo dos hijos y una esposa a los que echo muchísimo de menos a diario.

 

 

(Visited 218 times, 1 visits today)

Leave a Reply